/ jueves 18 de abril de 2019

Con el lavado de pies inicia el triduo pascual, la celebración más importante del año

Comienza la muerte, crucifixión, sepultura y resurrección de Jesucristo

Xalapa,Ver.- El obispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, al igual que lo hiciera Jesús con sus discípulos realizó el lavado de pies y con esto se da inicio al triduo pascual de la semana mayor.

Explicó que con esta ceremonia empieza hoy lo que se llama el triduo pascual que es la muerte, la crucifixión, la sepultura y la resurrección del señor Jesucristo.

Explicó que todo lo anterior es lo que conoce como el triduo pascual que es la celebración más importante de todo el año. En la lectura se recordó que previo a ser entregado Jesús le lavó a sus discípulos los pies y al llegar a Simón este le dijo que como él le iba a lavar los pies y Jesús le contestó que después lo entendería.

Pedro le dijo que no lo dejaría que le lavara los pies y entonces Jesús le dijo que entonces no podría estar con él y Pedro le respondió que entonces no solo los pies, sino las manos y la cabeza y Jesús le dijo que quién se ha bañado está limpio y solo los pies se deben de lavar en alusión a quien sabía lo iba a entragar.

Una vez que acabó de lavarles los pies, refirió que si a él que le decían señor y maestro les había lavado los pies, entonces ellos también se deberían de lavarse unos a otros, por lo que el obispo indicó que esto es parte de la humildad y el servicio que vino a hacer.

Xalapa,Ver.- El obispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, al igual que lo hiciera Jesús con sus discípulos realizó el lavado de pies y con esto se da inicio al triduo pascual de la semana mayor.

Explicó que con esta ceremonia empieza hoy lo que se llama el triduo pascual que es la muerte, la crucifixión, la sepultura y la resurrección del señor Jesucristo.

Explicó que todo lo anterior es lo que conoce como el triduo pascual que es la celebración más importante de todo el año. En la lectura se recordó que previo a ser entregado Jesús le lavó a sus discípulos los pies y al llegar a Simón este le dijo que como él le iba a lavar los pies y Jesús le contestó que después lo entendería.

Pedro le dijo que no lo dejaría que le lavara los pies y entonces Jesús le dijo que entonces no podría estar con él y Pedro le respondió que entonces no solo los pies, sino las manos y la cabeza y Jesús le dijo que quién se ha bañado está limpio y solo los pies se deben de lavar en alusión a quien sabía lo iba a entragar.

Una vez que acabó de lavarles los pies, refirió que si a él que le decían señor y maestro les había lavado los pies, entonces ellos también se deberían de lavarse unos a otros, por lo que el obispo indicó que esto es parte de la humildad y el servicio que vino a hacer.