/ miércoles 10 de octubre de 2018

La vida es hermosa, dice veracruzana de 102 años; "no tuve marido para que no me mandara"

Fan de Venustiano Carranza, Elena confiesa que para llegar a esta edad le funcionó no preocuparse de más por las cosas

“La vida es hermosa y quien no lo crea es que algo mal está haciendo con ella”, asegura doña Elenita, quien el pasado 4 de octubre cumplió 102 años de edad rodeada de familiares y amigos.

Entrevistada en la sala de su casa mientras toma un café caliente con galletas y lee Diario de Xalapa, la longeva mujer explica que no existe algo como una fórmula para vivir tantos años pero que a ella le ha funcionado el no preocuparse de más por las cosas y no dejar que nadie la mande:

Si ni mis papás me regañaron de chica, menos de grande. Por eso no tuve marido para que nadie me mandara

Foto: Alberto Delgado

Con una memoria privilegiada, Elena Barradas relata capítulos de su vida. Cuenta de sus viajes por diversas ciudades de México, el crecimiento de sus hijos, las amistades que fue haciendo con los años, la muerte de sus padres y sus cinco hermanos e incluso recuerda detalles de las vivencias revolucionarias en su natal Otates.

Mi tierra es un pueblo así que desde joven salí de Otates y empecé a trabajar. Viví cinco años en Cardel, 10 años en Cempoala y de ahí llegué a Xalapa y me gustó tanto que me quedé a vivir aquí para siempre. Me aquieté y aquí ha trascurrido toda mi vida

Asegura que buena parte de su vida la ha pasado trabajando ya que desde los 11 años comenzó a ayudar en la cocina de su casa y más tarde, con la ayuda de la máquina de coser, diseñó ropa para la gente “de la alta sociedad” de Xalapa, trabajo con el que pudo sacar adelante a sus dos hijos y a sus dos sobrinos que vivieron con ella desde temprana edad y que se convirtieron en dos hijos más.

“Llegué a tener muchas señoronas de la alta y me buscaban para que yo le hiciera sus ropas. No le voy a decir que hice fortuna ni riquezas porque no alcanzaba para ahorrar pero salí adelante y me alcanzaba para la renta, para comer y para vestir a mis hijos”.

Se define como viajera ya que desde joven le gustó pasear por diversas ciudades del país y entre la charla cuenta que ha conocido prácticamente todo el estado de Veracruz y que además ha estado en ciudades como Monterrey, Guadalajara, Guanajuato, Ciudad de México, Nuevo Laredo, Chetumal, entre otras.

Foto: Alberto Delgado

En medio de la charla, la mujer de 102 años se levanta del sillón y busca en un cajón con fotografías y escoge tres para mostrarlas: la primera de sus padres y sus cinco hermanos, la segunda de un salón de clases lleno de niños de primaria y la última, una reproducción de la imagen de Venustiano Carranza. “Este es mi ídolo”, aclara.

¿Cuál es la fórmula para llegar a esta edad con tan buena salud? Se le pregunta. “No sé cuál sea pero si sé que eso de comer saludable no lo es” asegura entre risas sin embargo, después aclara que su alimentación está basada en productos libres de químicos y evitando la carne. Explica que desde pequeña toma leche bronca a la que en ocasiones le añade un “piquete” de aguardiente, que los frijoles no faltan en su dieta y que nunca come más de dos tortillas al día. “No tengo dietas especiales ni nada pero si busco comer comida de verdad, no esas cosas llenas de químicos que se comen ahora”.

Entre risas asegura que su estado de salud es perfecto y que las veces que ha ido al servicio médico a revisiones de rutina ha salido del consultorio únicamente con vitaminas y ha dejado al doctor impactado.

No pueden creer que tenga yo 102 años, me calculan 70 y yo me río de pensar que mi hijo el mayor tiene 77 ya

Antes de concluir la entrevista asegura que para este cumpleaños solamente celebró con un pastel y unos cuantos familiares pero que para el próximo año tiene planeada una gran celebración ya que serán “los tres años de la niña” y que va a ir a su presentación en la iglesia con un vestido blanco y acompañada de su familia que tanto ama.

Para los 100 años me hicieron una misa a la que llegó tanta gente que parecía la fiesta de la santa patrona y ahora el próximo año vamos a hacer otra igual de grande porque son los tres años”, bromea. “Yo digo que si llego”.



“La vida es hermosa y quien no lo crea es que algo mal está haciendo con ella”, asegura doña Elenita, quien el pasado 4 de octubre cumplió 102 años de edad rodeada de familiares y amigos.

Entrevistada en la sala de su casa mientras toma un café caliente con galletas y lee Diario de Xalapa, la longeva mujer explica que no existe algo como una fórmula para vivir tantos años pero que a ella le ha funcionado el no preocuparse de más por las cosas y no dejar que nadie la mande:

Si ni mis papás me regañaron de chica, menos de grande. Por eso no tuve marido para que nadie me mandara

Foto: Alberto Delgado

Con una memoria privilegiada, Elena Barradas relata capítulos de su vida. Cuenta de sus viajes por diversas ciudades de México, el crecimiento de sus hijos, las amistades que fue haciendo con los años, la muerte de sus padres y sus cinco hermanos e incluso recuerda detalles de las vivencias revolucionarias en su natal Otates.

Mi tierra es un pueblo así que desde joven salí de Otates y empecé a trabajar. Viví cinco años en Cardel, 10 años en Cempoala y de ahí llegué a Xalapa y me gustó tanto que me quedé a vivir aquí para siempre. Me aquieté y aquí ha trascurrido toda mi vida

Asegura que buena parte de su vida la ha pasado trabajando ya que desde los 11 años comenzó a ayudar en la cocina de su casa y más tarde, con la ayuda de la máquina de coser, diseñó ropa para la gente “de la alta sociedad” de Xalapa, trabajo con el que pudo sacar adelante a sus dos hijos y a sus dos sobrinos que vivieron con ella desde temprana edad y que se convirtieron en dos hijos más.

“Llegué a tener muchas señoronas de la alta y me buscaban para que yo le hiciera sus ropas. No le voy a decir que hice fortuna ni riquezas porque no alcanzaba para ahorrar pero salí adelante y me alcanzaba para la renta, para comer y para vestir a mis hijos”.

Se define como viajera ya que desde joven le gustó pasear por diversas ciudades del país y entre la charla cuenta que ha conocido prácticamente todo el estado de Veracruz y que además ha estado en ciudades como Monterrey, Guadalajara, Guanajuato, Ciudad de México, Nuevo Laredo, Chetumal, entre otras.

Foto: Alberto Delgado

En medio de la charla, la mujer de 102 años se levanta del sillón y busca en un cajón con fotografías y escoge tres para mostrarlas: la primera de sus padres y sus cinco hermanos, la segunda de un salón de clases lleno de niños de primaria y la última, una reproducción de la imagen de Venustiano Carranza. “Este es mi ídolo”, aclara.

¿Cuál es la fórmula para llegar a esta edad con tan buena salud? Se le pregunta. “No sé cuál sea pero si sé que eso de comer saludable no lo es” asegura entre risas sin embargo, después aclara que su alimentación está basada en productos libres de químicos y evitando la carne. Explica que desde pequeña toma leche bronca a la que en ocasiones le añade un “piquete” de aguardiente, que los frijoles no faltan en su dieta y que nunca come más de dos tortillas al día. “No tengo dietas especiales ni nada pero si busco comer comida de verdad, no esas cosas llenas de químicos que se comen ahora”.

Entre risas asegura que su estado de salud es perfecto y que las veces que ha ido al servicio médico a revisiones de rutina ha salido del consultorio únicamente con vitaminas y ha dejado al doctor impactado.

No pueden creer que tenga yo 102 años, me calculan 70 y yo me río de pensar que mi hijo el mayor tiene 77 ya

Antes de concluir la entrevista asegura que para este cumpleaños solamente celebró con un pastel y unos cuantos familiares pero que para el próximo año tiene planeada una gran celebración ya que serán “los tres años de la niña” y que va a ir a su presentación en la iglesia con un vestido blanco y acompañada de su familia que tanto ama.

Para los 100 años me hicieron una misa a la que llegó tanta gente que parecía la fiesta de la santa patrona y ahora el próximo año vamos a hacer otra igual de grande porque son los tres años”, bromea. “Yo digo que si llego”.



Policiaca

Hallan restos humanos afuera de penal; amenazan a elementos de seguridad

Al revisar la unidad encontraron el cuerpo desmembrado de un hombre; aunque otras versiones señalan que se trataba de dos cuerpos

Local

Crece número de parejas veracruzanas que no desean tener hijos; factor económico una de las razones

En 2010 en México se registraron 2 millones 643 mil 908 nacimientos, en 2017 se contabilizaron 2 millones 234 mil 039, lo que representa poco más de 400 mil nacimientos menos en siete años

Policiaca

Pánico en Lomas Verdes, explota tanque de gas; vecinos alertaron a la autoridad

Ambulancias del Escuadrón Nacional de Rescate, Código Bravo, Escorpión, Rescate Xalapa, Cruz Ámbar y Cruz Verde, arribaron al lugar con paramédicos

Policiaca

Cuatro heridos dejó volcadura de taxi en Tuzamapan

Testigos reportaron los hechos al número de emergencias 911 y en cuestión de minutos se movilizaron paramédicos de la Cruz Roja de Coatepec

Policiaca

Incendio consume vivienda en Coatepec; una veladora la causa del siniestro

Vecinos de la colonia Espinal Bajo, los encargados de llamar al número de emergencias 911

Local

Veracruzanos, de los que más registran armas; entérate de los requisitos para tenerlas

El estado fue el tercer lugar con mayor registro de armas de fuego, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional

Local

Crece número de parejas veracruzanas que no desean tener hijos; factor económico una de las razones

En 2010 en México se registraron 2 millones 643 mil 908 nacimientos, en 2017 se contabilizaron 2 millones 234 mil 039, lo que representa poco más de 400 mil nacimientos menos en siete años