/ viernes 10 de mayo de 2024

Madres xalapeñas comparten la alegría, el amor y el orgullo por sus hijos

Señalan que en el mundo actual, ser madre implica todavía tener que hacer sacrificios, multiplicarse entre el trabajo dentro y fuera de casa

Criar y sacar adelante a los hijos es una tarea que no tiene horario, ni remuneración económica y a veces ni reconocimiento, que en innumerables ocasiones retrasa el desarrollo laboral y educativo de quien decide ser madre, sin embargo, todo eso vale la pena para muchas mujeres que con la maternidad realizan su sueño y propósito más importante de su vida.

En el mundo actual, ser madre implica todavía tener que hacer sacrificios, multiplicarse entre el trabajo dentro y fuera de casa, pero las mujeres entrevistadas señalan que también conlleva un gran acto de amor, orgullo y satisfacción por dejar mejores personas en este mundo.

Sin importar nivel educativo o económico, la generalidad de las madres de hoy exponen que la maternidad sigue imponiendo obligaciones inacabables, horas de angustia, trabajo y dedicación total. Pero también cuando es una decisión personal pensada conforme pasan los años permite a quien es madre ver a sus hijos que se desarrollen plenamente y sean personas de bien.

Quería ser madre y mi afán siempre ha sido darles una vida feliz

Empleada de limpieza de un comercio en la zona centro de la capital, Araceli Reyes Chavarrillo, de 47 años, madre soltera, con dos hijas de 30 y 20 años. Cuestionada sobre la maternidad resalta que en su caso se siente realizada, porque siempre supo que era uno de los objetivos en su vida adulta.

Sonriente y optimista, comenta que pese a que tuvo la primera hija demasiado joven, la maternidad le ha dado plenitud en su vida y no cambiaría nada de lo vivido. Claro que tuvo que esforzarse y trabajar mucho más que otros, dijo, pero tras ver realizadas a sus pequeñas puede decir que llegó al momento de poder verlas y sentir que formó a dos mujeres fuertes y resilientes.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

Sonriente y optimista, comenta que pese a que tuvo la primera hija demasiado joven, la maternidad le ha dado plenitud en su vida | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

Tener o no al padre de sus hijas, apunta que claro que cambió su vida y la llevó a tener que hacer más sacrificios, para sacarlas adelante, pero tampoco es algo que la haya amargado y siempre ha buscado que sea algo que no afecte a sus hijas. “Yo las desee, quería ser madre así que mi afán siempre ha sido darles una vida plena y feliz, que aunque no tuvieron todo lo material, si crecieron plenas de amor y sentimientos fuertes como familia”.

Como madre trabajadora, que debe estar fuera de casa más de ocho horas diarias, le ha traído mucha ansiedad, “porque mientras una trabaja está pensando si ya llegaron de la escuela, si están bien o ya comieron, eso es principalmente cuando son pequeños y en la adolescencia”.

Empleada de limpieza de un comercio en la zona centro de la capital, Araceli Reyes Chavarrillo, de 47 años, madre soltera, con dos hijas de 30 y 20 años | Foto: David Bello / Diario de Xalapa


Resalta que el hecho de tener que salir a trabajar tanto tiempo y siempre, también sirvió para hacerlas más fuertes y resilientes porque saben de los sacrificios que he hecho para que no les falte nada.

En su caso, expresa que la maternidad, ha sido un sueño logrado, que en sus hijas puede saber qué ha hecho un buen trabajo y ahora solo espera que este 10 de mayo, la despierten con un gran abrazo de parte de sus hijas.

Profesionista y madre

La química fármacobióloga Verónica Sánchez, del Instituto de Química Aplicada de la Universidad Veracruzana, comenta que realmente ha sido avasallador ser madre, tanto por la felicidad que le ha dejado como por las implicaciones que ha tenido en su vida laboral.

Resalta que tiene dos hijos y cuando nació el primero decidió dedicarle tiempo completo, lo que retrasó su trayectoria laboral. “Como toda madre pensé en esperar para regresar a trabajar cuando estuviera más grande, pero se volvió a embarazar y con más razón se quedó a cuidarlos en su primera infancia”.

Resalta que es algo tan increíble ser madre y cuando son bebés requieren de cuidados especiales, “entonces mis expectativas de seguir trabajando quedaron detenidas por cinco años”.

La química fármacobióloga Verónica Sánchez, del Instituto de Química Aplicada de la Universidad Veracruzana, comenta que realmente ha sido avasallador ser madre | Foto: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa


Después tuvo la oportunidad de ingresar a trabajar a la UV y encontró en su jefa inmediata un apoyo total para poder trabajar y atender lo que posible a sus niños.

La profesionista asegura que es importante para una mujer que es madre y trabaja el apoyo, porque aunque el trabajo lo realizó “tal cual los compañeros varones”, siempre es necesario partirse en dos para poder cumplir en los dos ámbitos al 100 por ciento.

Subraya que sacar el trabajo y ser madre ha sido complicado porque implica estar en todo. “Pero realmente ahora creo que valió la pena, y aunque no he conseguido una plaza al cien por ciento, que me dé estabilidad laboral, me siento completa porque he logrado cumplir con los dos trabajos acorde a mis capacidades y es muy importante”.

Como universitaria, comenta que es triste que se sigan dando todas las obligaciones a las mujeres cuando se trata de hijos, pero es parte de esta cultura en la que se vive. “Y si cuesta mucho trabajo, pero sigo esforzándome en el trabajo y en mi hogar para que mi hija vea que nunca nos rendimos las mujeres y podemos sacar todo adelante”, concluyó.

Resalta que tiene dos hijos y cuando nació el primero decidió dedicarle tiempo completo, lo que retrasó su trayectoria laboral | Foto: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa

Tiempo de calidad

Dar tiempo de calidad a los hijos es una prioridad para Giselle Urquieta, de 49 años, quien es empleada de una dependencia del gobierno. Aunque dice que no acostumbra festejar este día porque prefiere inculcar a sus hijos que todos los días debe imperar el respeto y amor de familia, comenta que es básico el núcleo familiar.

Con dos hijos, de 27 y 17 años, dice que es una mujer trabajadora y con todas las obligaciones del hogar, pero que ha tratado de fomentar la igualdad para no sentir que se carga todo el peso de los trabajos domésticos en ella. “Es complicado cumplir con todo lo que se quiere para los hijos, porque no hay tiempo”.

Dar tiempo de calidad a los hijos es una prioridad para Giselle Urquieta, de 49 años, quien es empleada de una dependencia del gobierno | Foto: David Bello / Diario de Xalapa


Reconoce que lo único que le gustaría es tener más tiempo de calidad para disfrutarlos ya que como madre trata de estar presente lo más se puede pero al tener que trabajar no siempre puede estar con ellos. “Lo que uno no tuvo uno trata de dárselos”.

Pero lo más importante, remarca es lograr darles todo el tiempo posible pero de calidad, que les permita ser mejores personas cuando sean adultos, que luchen por sus sueños, “ese es mi trabajo como madre y me siento orgullosa de ello”.

Criar y sacar adelante a los hijos es una tarea que no tiene horario, ni remuneración económica y a veces ni reconocimiento, que en innumerables ocasiones retrasa el desarrollo laboral y educativo de quien decide ser madre, sin embargo, todo eso vale la pena para muchas mujeres que con la maternidad realizan su sueño y propósito más importante de su vida.

En el mundo actual, ser madre implica todavía tener que hacer sacrificios, multiplicarse entre el trabajo dentro y fuera de casa, pero las mujeres entrevistadas señalan que también conlleva un gran acto de amor, orgullo y satisfacción por dejar mejores personas en este mundo.

Sin importar nivel educativo o económico, la generalidad de las madres de hoy exponen que la maternidad sigue imponiendo obligaciones inacabables, horas de angustia, trabajo y dedicación total. Pero también cuando es una decisión personal pensada conforme pasan los años permite a quien es madre ver a sus hijos que se desarrollen plenamente y sean personas de bien.

Quería ser madre y mi afán siempre ha sido darles una vida feliz

Empleada de limpieza de un comercio en la zona centro de la capital, Araceli Reyes Chavarrillo, de 47 años, madre soltera, con dos hijas de 30 y 20 años. Cuestionada sobre la maternidad resalta que en su caso se siente realizada, porque siempre supo que era uno de los objetivos en su vida adulta.

Sonriente y optimista, comenta que pese a que tuvo la primera hija demasiado joven, la maternidad le ha dado plenitud en su vida y no cambiaría nada de lo vivido. Claro que tuvo que esforzarse y trabajar mucho más que otros, dijo, pero tras ver realizadas a sus pequeñas puede decir que llegó al momento de poder verlas y sentir que formó a dos mujeres fuertes y resilientes.

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube! Aquí podrás encontrar contenido de calidad y de los temas más relevantes de Veracruz

Sonriente y optimista, comenta que pese a que tuvo la primera hija demasiado joven, la maternidad le ha dado plenitud en su vida | Foto: David Bello / Diario de Xalapa

Tener o no al padre de sus hijas, apunta que claro que cambió su vida y la llevó a tener que hacer más sacrificios, para sacarlas adelante, pero tampoco es algo que la haya amargado y siempre ha buscado que sea algo que no afecte a sus hijas. “Yo las desee, quería ser madre así que mi afán siempre ha sido darles una vida plena y feliz, que aunque no tuvieron todo lo material, si crecieron plenas de amor y sentimientos fuertes como familia”.

Como madre trabajadora, que debe estar fuera de casa más de ocho horas diarias, le ha traído mucha ansiedad, “porque mientras una trabaja está pensando si ya llegaron de la escuela, si están bien o ya comieron, eso es principalmente cuando son pequeños y en la adolescencia”.

Empleada de limpieza de un comercio en la zona centro de la capital, Araceli Reyes Chavarrillo, de 47 años, madre soltera, con dos hijas de 30 y 20 años | Foto: David Bello / Diario de Xalapa


Resalta que el hecho de tener que salir a trabajar tanto tiempo y siempre, también sirvió para hacerlas más fuertes y resilientes porque saben de los sacrificios que he hecho para que no les falte nada.

En su caso, expresa que la maternidad, ha sido un sueño logrado, que en sus hijas puede saber qué ha hecho un buen trabajo y ahora solo espera que este 10 de mayo, la despierten con un gran abrazo de parte de sus hijas.

Profesionista y madre

La química fármacobióloga Verónica Sánchez, del Instituto de Química Aplicada de la Universidad Veracruzana, comenta que realmente ha sido avasallador ser madre, tanto por la felicidad que le ha dejado como por las implicaciones que ha tenido en su vida laboral.

Resalta que tiene dos hijos y cuando nació el primero decidió dedicarle tiempo completo, lo que retrasó su trayectoria laboral. “Como toda madre pensé en esperar para regresar a trabajar cuando estuviera más grande, pero se volvió a embarazar y con más razón se quedó a cuidarlos en su primera infancia”.

Resalta que es algo tan increíble ser madre y cuando son bebés requieren de cuidados especiales, “entonces mis expectativas de seguir trabajando quedaron detenidas por cinco años”.

La química fármacobióloga Verónica Sánchez, del Instituto de Química Aplicada de la Universidad Veracruzana, comenta que realmente ha sido avasallador ser madre | Foto: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa


Después tuvo la oportunidad de ingresar a trabajar a la UV y encontró en su jefa inmediata un apoyo total para poder trabajar y atender lo que posible a sus niños.

La profesionista asegura que es importante para una mujer que es madre y trabaja el apoyo, porque aunque el trabajo lo realizó “tal cual los compañeros varones”, siempre es necesario partirse en dos para poder cumplir en los dos ámbitos al 100 por ciento.

Subraya que sacar el trabajo y ser madre ha sido complicado porque implica estar en todo. “Pero realmente ahora creo que valió la pena, y aunque no he conseguido una plaza al cien por ciento, que me dé estabilidad laboral, me siento completa porque he logrado cumplir con los dos trabajos acorde a mis capacidades y es muy importante”.

Como universitaria, comenta que es triste que se sigan dando todas las obligaciones a las mujeres cuando se trata de hijos, pero es parte de esta cultura en la que se vive. “Y si cuesta mucho trabajo, pero sigo esforzándome en el trabajo y en mi hogar para que mi hija vea que nunca nos rendimos las mujeres y podemos sacar todo adelante”, concluyó.

Resalta que tiene dos hijos y cuando nació el primero decidió dedicarle tiempo completo, lo que retrasó su trayectoria laboral | Foto: Jesús Escamiroza / Diario de Xalapa

Tiempo de calidad

Dar tiempo de calidad a los hijos es una prioridad para Giselle Urquieta, de 49 años, quien es empleada de una dependencia del gobierno. Aunque dice que no acostumbra festejar este día porque prefiere inculcar a sus hijos que todos los días debe imperar el respeto y amor de familia, comenta que es básico el núcleo familiar.

Con dos hijos, de 27 y 17 años, dice que es una mujer trabajadora y con todas las obligaciones del hogar, pero que ha tratado de fomentar la igualdad para no sentir que se carga todo el peso de los trabajos domésticos en ella. “Es complicado cumplir con todo lo que se quiere para los hijos, porque no hay tiempo”.

Dar tiempo de calidad a los hijos es una prioridad para Giselle Urquieta, de 49 años, quien es empleada de una dependencia del gobierno | Foto: David Bello / Diario de Xalapa


Reconoce que lo único que le gustaría es tener más tiempo de calidad para disfrutarlos ya que como madre trata de estar presente lo más se puede pero al tener que trabajar no siempre puede estar con ellos. “Lo que uno no tuvo uno trata de dárselos”.

Pero lo más importante, remarca es lograr darles todo el tiempo posible pero de calidad, que les permita ser mejores personas cuando sean adultos, que luchen por sus sueños, “ese es mi trabajo como madre y me siento orgullosa de ello”.

Salud

Se triplican casos de dengue en veracruzanos; en seis meses van más de mil 600

Algunos municipios donde se han registrado casos de dengue son Coetzala, Amatitlán, Cosamaloapan y Platón Sánchez

Local

FGE nos ha quedado a deber todo: feministas y comunidad LGBTQ+ piden cambios

Señalan que se requieren cambios sustanciales al interior para garantizar un verdadero acceso a la justicia

Local

Suspenderán inspecciones de aguacate y mango: Comse habla de cómo afectará

Esta medida se produjo luego de que 2 funcionarios estadounidenses presuntamente fueron agredidos y detenidos

Local

Economista opina sobre disminuir la jornada laboral para mejorar la vida personal de trabajadores

En México la propuesta que se sopesó hace algunos meses pero que ahora está un tanto olvidada

Doble Vía

¡Dale amor a un michi o lomito! Invitan a familias a la Pasarela de Adopción; fecha, horario y sede

Tener un perro es compartir con un compañerito de vida por lo que se debe adoptar con responsabilidad