/ sábado 23 de mayo de 2020

En el pueblo donde la muerte se desató retuvieron pero ya liberaron a personal de Salud

El alcalde Filiberto Morales Rosas indicó que no existen indicios que el número de decesos, entre una población de 7 mil habitantes, esté vinculada al Covid-19

Ayahualulco, Ver.- El alcalde de Ayahualulco, Filiberto Morales Rosas, reconoció que pobladores de la comunidad de Los Altos mantuvieron retenidos a dos trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria, así como una unidad automotora ante los casos por Covid-19 que se han registrado en el municipio.

Indicó que los funcionarios se trasladaron a la comunidad, ubicada a 20 minutos de la cabecera municipal, a fin de apoyar en trabajos de sanitización y atender a la población, tras registrarse la muerte de 18 personas en un periodo de alrededor de 60 días.

Refirió que no existen indicios que el número de decesos, entre una población de 7 mil habitantes, esté vinculada al coronavirus Covid-19, ya que la mayoría de las personas que murieron presentaban síntomas de padecimientos crónico-degenerativos y una de ellas padecía cáncer.

Sin embargo, dio a conocer que al poblado llegó un joven que viajó de la Ciudad de México y contaba con todos los síntomas de coronavirus. Él falleció hace 15 días, pero previo a ese deceso ya se habían presentado algunas otras muertes.

Reconoció que la muerte de tantas personas en un tiempo tan corto les generó alerta, sobre todo porque a ninguna persona se le practicó una prueba para descartar si era portador de Covid-19.

Ante la queja de la población sobre las 18 muertes en el último mes y medio, trataron de entrar a la comunidad, pero la gente no les permitió el acceso y determinaron retener a los funcionarios de la jurisdicción sanitaria, por lo que tras solicitar el apoyo y conciliar los trabajadores fueron retirados.

Manifestó que en la comunidad hay una clínica y el personal dio atención oportuna a los enfermos, además de alertar sobre lo ocurrido en la región.

Ayahualulco, Ver.- El alcalde de Ayahualulco, Filiberto Morales Rosas, reconoció que pobladores de la comunidad de Los Altos mantuvieron retenidos a dos trabajadores de la Jurisdicción Sanitaria, así como una unidad automotora ante los casos por Covid-19 que se han registrado en el municipio.

Indicó que los funcionarios se trasladaron a la comunidad, ubicada a 20 minutos de la cabecera municipal, a fin de apoyar en trabajos de sanitización y atender a la población, tras registrarse la muerte de 18 personas en un periodo de alrededor de 60 días.

Refirió que no existen indicios que el número de decesos, entre una población de 7 mil habitantes, esté vinculada al coronavirus Covid-19, ya que la mayoría de las personas que murieron presentaban síntomas de padecimientos crónico-degenerativos y una de ellas padecía cáncer.

Sin embargo, dio a conocer que al poblado llegó un joven que viajó de la Ciudad de México y contaba con todos los síntomas de coronavirus. Él falleció hace 15 días, pero previo a ese deceso ya se habían presentado algunas otras muertes.

Reconoció que la muerte de tantas personas en un tiempo tan corto les generó alerta, sobre todo porque a ninguna persona se le practicó una prueba para descartar si era portador de Covid-19.

Ante la queja de la población sobre las 18 muertes en el último mes y medio, trataron de entrar a la comunidad, pero la gente no les permitió el acceso y determinaron retener a los funcionarios de la jurisdicción sanitaria, por lo que tras solicitar el apoyo y conciliar los trabajadores fueron retirados.

Manifestó que en la comunidad hay una clínica y el personal dio atención oportuna a los enfermos, además de alertar sobre lo ocurrido en la región.