/ jueves 9 de abril de 2020

Entre alabanzas y oraciones, parroquia Nuestra Señora del Refugio realiza procesión

Aunque el llamado fue para participar desde casa a través de las redes sociales, como medida preventiva, alrededor de 30 personas se unieron

XALAPA, Ver.- Feligreses de la parroquia Nuestra Señora del Refugio, de la avenida Maestros Veracruzanos, llevaron a cabo la Procesión del Santísimo, en calles aledañas a esa iglesia, durante este Jueves Santo.

Aunque el llamado fue para participar desde casa a través de las redes sociales, como medida preventiva del Coronavirus, alrededor de 30 personas se unieron para recorrer el territorio parroquial y recibir físicamente la bendición con el Santísimo Sacramento.

Desde una noche antes se hizo el llamado, a nombre del presbítero Virgilio Mirafuentes, para que la procesión fuera vista desde los balcones, ventanas y puertas de las casas, además de que se colocaran listones o papel amarillo con blanco de manera simbólica, por la importancia que tiene la comunión.

A su paso por calles y avenidas, durante la procesión se escucharon alabanzas y cantos, además de oraciones.

Las actividades iniciaron alrededor de las 10 de la mañana en la parroquia ubicada en Maestros Veracruzanos, esquina con Zempoala, del fraccionamiento Pomona y al término del recorrido el sacerdote les dio la bendición a todos los participantes.

Durante el Jueves Santo tradicionalmente se celebraba por las mañanas en la misa solemne que es conocida también como misa crismal, que en esta ocasión no fue realizada para evitar contagios por coronavirus.

XALAPA, Ver.- Feligreses de la parroquia Nuestra Señora del Refugio, de la avenida Maestros Veracruzanos, llevaron a cabo la Procesión del Santísimo, en calles aledañas a esa iglesia, durante este Jueves Santo.

Aunque el llamado fue para participar desde casa a través de las redes sociales, como medida preventiva del Coronavirus, alrededor de 30 personas se unieron para recorrer el territorio parroquial y recibir físicamente la bendición con el Santísimo Sacramento.

Desde una noche antes se hizo el llamado, a nombre del presbítero Virgilio Mirafuentes, para que la procesión fuera vista desde los balcones, ventanas y puertas de las casas, además de que se colocaran listones o papel amarillo con blanco de manera simbólica, por la importancia que tiene la comunión.

A su paso por calles y avenidas, durante la procesión se escucharon alabanzas y cantos, además de oraciones.

Las actividades iniciaron alrededor de las 10 de la mañana en la parroquia ubicada en Maestros Veracruzanos, esquina con Zempoala, del fraccionamiento Pomona y al término del recorrido el sacerdote les dio la bendición a todos los participantes.

Durante el Jueves Santo tradicionalmente se celebraba por las mañanas en la misa solemne que es conocida también como misa crismal, que en esta ocasión no fue realizada para evitar contagios por coronavirus.