/ sábado 4 de diciembre de 2021

Era empleada, ahora la reconocen como choferesa de autobús

A diferencia de un Turibus, en este empleo conduce en carretera, en jornadas que no son tan largas, pero que le permiten ir preparándose para dar el siguiente paso

Veracruz, Ver.- Karen Fernanda Trejo Enrique es una mujer veracruzana que rompió los estigmas en el ámbito laboral, luego de que se decidiera a ingresar a una empresa de autobuses buscando el puesto de conductora.

De eso hace ya casi tres años y desde entonces ha logrado ir ascendiendo en su carrera como operadora de autobuses, en un ambiente dominado mayoritariamente por hombres, pero en el que asegura cada vez son más las mujeres que buscan prepararse para participar en esta profesión.

Leer más: Mujeres xalapeñas y su década de creación literaria

Originaria del puerto de Veracruz, actualmente tiene 30 años de edad, y relata que luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses.

Luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses/Foto: Cortesía | Karen Trejo


La convocatoria pedía conocimiento básico en la conducción de autos de carga, cosa que ella había aprendido de manera casi accidental, gracias a un amigo de su familia que tenía una flotilla de camionetas y autos de carga que ayudaba a mover en el patio de maniobras cuando lo visitaba.

Yo no iba con planes de quedarme, fui por curiosidad y a probar suerte, pero ya cuando empezó la capacitación tuve que avisar en mi anterior trabajo que ya no iría

Al ingresar a la empresa recibió un curso de capacitación en el que aprendió todos los requerimientos básicos en materia de seguridad para el transporte de pasajeros, algo que afirma no es muy distinto a conducir un automóvil convencional.

“Me quedé trabajando, empecé el 9 de mayo del 2019, llevo más de dos años a la fecha en esta misma empresa, ahora me dedico al transporte de personal, en un autobús tipo urbano, que es igual un autobús”.

En un inicio, Karen Fernanda fue asignada a la división de Turibus, que es un servicio que presta recorridos a pasajeros en zonas urbanas dentro de un circuito turístico.

Aunque en apariencia es uno de los trabajos menos pesados en su área, asegura que no lo fue, ya que se mantenía trabajando largas jornadas y mantenía un trato directo con los pasajeros todo el tiempo, conduciendo un autobús en calles que a veces eran estrechas o tenían que librar el tráfico cotidiano de la ciudad.

Luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses/Foto: Cortesía | Karen Trejo

Recuerda que por su edad y por ser mujer, algunos pasajeros se sorprendían al verla y hasta expresaban -entre bromas-, incredulidad sobre su trabajo, pero al final los clientes le daban las gracias y felicitaciones por su trabajo.

“Al principio me preguntaban si podía manejar, me bromeaban si no me iba a estampar y yo les respondía que no, pero ya cuando se bajaban las señoras me felicitaban, me decían que yo era muy buena”.

Luego de dos años, logró ascender a su carrera y fue asignada a una división de trasporte de personal dentro de la misma empresa, un servicio que se presta se empresas particulares de manera diaria.

A diferencia de un Turibus, en este empleo conduce en carretera, en jornadas que no son tan largas, pero que le permiten ir preparándose para dar el siguiente paso al transporte de pasajeros en rutas más largas.

La joven conductora relata que no ha sido difícil adaptarse a este empleo, pues de forma personal no ha sufrido acoso laboral de sus compañeros, ni la han discriminado por ser mujer.

Aunque también reconoce que no es así para todos los casos, pues existen compañeras que se han topado con situaciones de discriminación por el hecho de ser mujer, algo que espera sea erradicado con la participación cada vez más notoria de las mujeres conductoras.

“Cuando me tocaba llegar a la terminal varios compañeros como que tenían una preferencia hacia los compañeros conductores, pero no era en todos los casos y traté de hacer el ambiente más llevadero, así fue como me pude ir ganando a mis compañeros”, narra.

Karen Trejo se dice orgullosa y satisfecha de su profesión, ya que le ha dado oportunidad de crecimiento personal y al mismo tiempo estabilidad económica.

Antes de ponerse detrás de un volante, recuerda que mantenía dos trabajos para poder contribuir en su hogar, era empleada de mostrador en el área de salchichonería de una tienda departamental en las tardes, mientras que en la mañana tenía un empleo en el área de limpieza.

Ahora su meta es seguir escalando dentro de la empresa en la que trabaja, para recibir la capacitación que le permita conducir un autobús en viajes más largos, en el servicio de pasajeros tradicional para seguir abriendo paso a otras mujeres en este mismo oficio.

Veracruz, Ver.- Karen Fernanda Trejo Enrique es una mujer veracruzana que rompió los estigmas en el ámbito laboral, luego de que se decidiera a ingresar a una empresa de autobuses buscando el puesto de conductora.

De eso hace ya casi tres años y desde entonces ha logrado ir ascendiendo en su carrera como operadora de autobuses, en un ambiente dominado mayoritariamente por hombres, pero en el que asegura cada vez son más las mujeres que buscan prepararse para participar en esta profesión.

Leer más: Mujeres xalapeñas y su década de creación literaria

Originaria del puerto de Veracruz, actualmente tiene 30 años de edad, y relata que luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses.

Luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses/Foto: Cortesía | Karen Trejo


La convocatoria pedía conocimiento básico en la conducción de autos de carga, cosa que ella había aprendido de manera casi accidental, gracias a un amigo de su familia que tenía una flotilla de camionetas y autos de carga que ayudaba a mover en el patio de maniobras cuando lo visitaba.

Yo no iba con planes de quedarme, fui por curiosidad y a probar suerte, pero ya cuando empezó la capacitación tuve que avisar en mi anterior trabajo que ya no iría

Al ingresar a la empresa recibió un curso de capacitación en el que aprendió todos los requerimientos básicos en materia de seguridad para el transporte de pasajeros, algo que afirma no es muy distinto a conducir un automóvil convencional.

“Me quedé trabajando, empecé el 9 de mayo del 2019, llevo más de dos años a la fecha en esta misma empresa, ahora me dedico al transporte de personal, en un autobús tipo urbano, que es igual un autobús”.

En un inicio, Karen Fernanda fue asignada a la división de Turibus, que es un servicio que presta recorridos a pasajeros en zonas urbanas dentro de un circuito turístico.

Aunque en apariencia es uno de los trabajos menos pesados en su área, asegura que no lo fue, ya que se mantenía trabajando largas jornadas y mantenía un trato directo con los pasajeros todo el tiempo, conduciendo un autobús en calles que a veces eran estrechas o tenían que librar el tráfico cotidiano de la ciudad.

Luego de ver una convocatoria de la empresa ADO decidió postularse para ingresar a trabajar como operadora de autobuses/Foto: Cortesía | Karen Trejo

Recuerda que por su edad y por ser mujer, algunos pasajeros se sorprendían al verla y hasta expresaban -entre bromas-, incredulidad sobre su trabajo, pero al final los clientes le daban las gracias y felicitaciones por su trabajo.

“Al principio me preguntaban si podía manejar, me bromeaban si no me iba a estampar y yo les respondía que no, pero ya cuando se bajaban las señoras me felicitaban, me decían que yo era muy buena”.

Luego de dos años, logró ascender a su carrera y fue asignada a una división de trasporte de personal dentro de la misma empresa, un servicio que se presta se empresas particulares de manera diaria.

A diferencia de un Turibus, en este empleo conduce en carretera, en jornadas que no son tan largas, pero que le permiten ir preparándose para dar el siguiente paso al transporte de pasajeros en rutas más largas.

La joven conductora relata que no ha sido difícil adaptarse a este empleo, pues de forma personal no ha sufrido acoso laboral de sus compañeros, ni la han discriminado por ser mujer.

Aunque también reconoce que no es así para todos los casos, pues existen compañeras que se han topado con situaciones de discriminación por el hecho de ser mujer, algo que espera sea erradicado con la participación cada vez más notoria de las mujeres conductoras.

“Cuando me tocaba llegar a la terminal varios compañeros como que tenían una preferencia hacia los compañeros conductores, pero no era en todos los casos y traté de hacer el ambiente más llevadero, así fue como me pude ir ganando a mis compañeros”, narra.

Karen Trejo se dice orgullosa y satisfecha de su profesión, ya que le ha dado oportunidad de crecimiento personal y al mismo tiempo estabilidad económica.

Antes de ponerse detrás de un volante, recuerda que mantenía dos trabajos para poder contribuir en su hogar, era empleada de mostrador en el área de salchichonería de una tienda departamental en las tardes, mientras que en la mañana tenía un empleo en el área de limpieza.

Ahora su meta es seguir escalando dentro de la empresa en la que trabaja, para recibir la capacitación que le permita conducir un autobús en viajes más largos, en el servicio de pasajeros tradicional para seguir abriendo paso a otras mujeres en este mismo oficio.

Local

Sin vaquillada, Teoceló vibró con los tapetes y la fe a la virgen de la Asunción

Se respetó el reglamento del maltrato animal y Teocelo festejó con sus tradicionales desfiles y tapetes

Local

Casas de empeño: ¿Salvación para familias o compromisos impagables?

Antonio Díaz aguarda a su esposa que minutos antes entró al lugar para recuperar la televisión que empeñaron seis meses atrás

Local

¿Empresas colombianas están detrás de fraudes en préstamos? Condusef opina

Aplicaciones para teléfonos móviles o páginas de redes sociales ofrecen supuestos préstamos inmediatos y atractivos con mínimos requisitos

Cine

20 Años 20 Mujeres en el FICM | Astrid Rondero y Fernanda Valadez, una mancuerna poderosa del cine nacional

Astrid Rondero y Fernanda Valadez han presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia sus dos filmes: Los días más oscuros de nosotras y Sin señas particulares

Salud

Los beneficios de dejar el coche en casa 

Tanto nuestra salud como el planeta se ven beneficiados cuando utilizamos la bicicleta, caminamos o utilizamos otras alternativas para movernos por la ciudad

Ecología

Crisis climática agrava la mitad de enfermedades

Nature Climate Change publicó un estudio que se centra principalmente en las bacterias y los virus, así como en la respuesta a determinados peligros como la ola de calor o el aumento de las inundaciones

Local

¿Empresas colombianas están detrás de fraudes en préstamos? Condusef opina

Aplicaciones para teléfonos móviles o páginas de redes sociales ofrecen supuestos préstamos inmediatos y atractivos con mínimos requisitos

Local

¿Quién dio permiso para talar árboles en Homex? Vecinos se quejan

Vecinos dicen que personas que se identificaron como Patronato cortaron más de 15 árboles

Local

Casas de empeño: ¿Salvación para familias o compromisos impagables?

Antonio Díaz aguarda a su esposa que minutos antes entró al lugar para recuperar la televisión que empeñaron seis meses atrás