/ miércoles 1 de abril de 2020

Familia, amigos y colegas despiden a María Elena Ferral

Reporteros expresaron que la voz de su compañera no ha sido silenciada, pues ellos continuarán informando en su memoria

Xalapa, Ver.- Mientras en la Plaza Lerdo de la ciudad de Xalapa hubo pase de lista de los periodistas veracruzanos desaparecidos y quienes han sido asesinados en la entidad, el cortejo fúnebre con el féretro de la reportera María Elena Ferral se enfiló el 1 de abril por la mañana hacia el panteón de Papantla Santísima Trinidad, última morada de quien aunque originaria de Gutiérrez Zamora, era una orgullosa papanteca por adopción.

Para darle un “hasta luego, no un adiós”, acompañaron a los familiares un numeroso grupo de amigos y colegas de quien se dedicó a ejercer el periodismo desde los 18 años y hasta el último momento de su vida.

Foto: Cortesía | Francisco Luna

En el cementerio, antes de rendir un homenaje a quien fuera “pionera del periodismo en la zona norte del estado de Veracruz”, visiblemente consternados, los comunicadores sostuvieron una manta de aproximadamente tres metros con la consigna “Justicia MEFH”.

Previo al arribo de la carroza, a un solo grito, se exigió que el crimen de la periodista no quede impune. Ya dentro del panteón, sobre el féretro de madera fue colocada la fotografía de María Elena, donde se le podía ver con una gran sonrisa… vinieron las anécdotas, los agradecimientos, la evocación de las enseñanzas y las remembranzas de quienes coincidieron en que despedían a un ser solidario, siempre dispuesto a ayudar a los demás.

Para quien fue colaboradora de Diario de Xalapa y directora del portal electrónico Quinto Poder hubo aplausos, música y poesía, así como el compromiso de sus colegas de cumplir el sueño de Ferral Hernández: “Fundar en Papantla una colonia para los comunicadores”.

Entre aplausos de los papantecos, los reporteros expresaron que la voz de su compañera no ha sido silenciada, pues ellos continuarán informando en su memoria.

En tanto en Xalapa, se exigió que los periodistas dejen de ser un número en la lista de asesinados, pues lamentablemente, María Elena ocupa el lugar 29. Lo que se pidió es que no quede impune su homicidio ni haya desamparo para sus hijos

Xalapa, Ver.- Mientras en la Plaza Lerdo de la ciudad de Xalapa hubo pase de lista de los periodistas veracruzanos desaparecidos y quienes han sido asesinados en la entidad, el cortejo fúnebre con el féretro de la reportera María Elena Ferral se enfiló el 1 de abril por la mañana hacia el panteón de Papantla Santísima Trinidad, última morada de quien aunque originaria de Gutiérrez Zamora, era una orgullosa papanteca por adopción.

Para darle un “hasta luego, no un adiós”, acompañaron a los familiares un numeroso grupo de amigos y colegas de quien se dedicó a ejercer el periodismo desde los 18 años y hasta el último momento de su vida.

Foto: Cortesía | Francisco Luna

En el cementerio, antes de rendir un homenaje a quien fuera “pionera del periodismo en la zona norte del estado de Veracruz”, visiblemente consternados, los comunicadores sostuvieron una manta de aproximadamente tres metros con la consigna “Justicia MEFH”.

Previo al arribo de la carroza, a un solo grito, se exigió que el crimen de la periodista no quede impune. Ya dentro del panteón, sobre el féretro de madera fue colocada la fotografía de María Elena, donde se le podía ver con una gran sonrisa… vinieron las anécdotas, los agradecimientos, la evocación de las enseñanzas y las remembranzas de quienes coincidieron en que despedían a un ser solidario, siempre dispuesto a ayudar a los demás.

Para quien fue colaboradora de Diario de Xalapa y directora del portal electrónico Quinto Poder hubo aplausos, música y poesía, así como el compromiso de sus colegas de cumplir el sueño de Ferral Hernández: “Fundar en Papantla una colonia para los comunicadores”.

Entre aplausos de los papantecos, los reporteros expresaron que la voz de su compañera no ha sido silenciada, pues ellos continuarán informando en su memoria.

En tanto en Xalapa, se exigió que los periodistas dejen de ser un número en la lista de asesinados, pues lamentablemente, María Elena ocupa el lugar 29. Lo que se pidió es que no quede impune su homicidio ni haya desamparo para sus hijos