/ miércoles 3 de abril de 2019

José Ángel, joven autista que encontró en la pintura un gran apoyo

José Ángel, joven autista que encontró en la pintura un gran apoyo. A sus 3 años, sus padres observaron que tenía conductas diferentes a los demás niños, por lo que fueron con un neurólogo pediátrico, quien les dio el primer diagnóstico

Xalapa, Ver.- Tener un hijo con autismo no sólo requiere de amor, sino también de paciencia para poder lograr que su desarrollo social, académico y personal sea completo.

José Manuel Leal y Guadalupe Reyes son padres de José Ángel, un adolescente autista de 15 años que logró su desarrollo personal con la ayuda de la pintura.

Estos padres que se sienten orgullosos de los logros de su hijo relataron que desde los tres años comenzaron a notar que tenía conductas diferentes a los demás menores.

Pensamos que pudo haber sido una caída, las vacunas, hay muchas teorías sobre lo que pudieron haber desarrollado en él el autismo

En entrevista para Diario de Xalapa —la cual se realizó en el Congreso local donde el menor presentó algunos dibujos de su autoría en la exposición Personajes Extraordinarios, organizada por el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 74, lugar en el que es alumno— los padres explicaron que reconocieron las diferencias en el actuar de su hijo con su hermano mayor, lo que los llevó a ir con un neurólogo pediátrico, quien les dio el primer diagnóstico.

El primer lugar al que acudió José Ángel fue el CAM 60, posteriormente ingresó a una guardería y a la primaria; sin embargo, una maestra particular le ayudó a desarrollar la lectura y escritura.

Siempre buscamos que él encajara, que no se quedara con lo que hacía, sino que aprendiera otras cosas que realizan los niños de su edad. Él nunca estuvo, como regularmente se dice, ‘guardado en casa’, sino que siempre ha estado en escuelas, en actividades de desarrollo y como resultado es que ahora puede tener la experiencia de ser expositor

La habilidad del dibujo la desarrolló naturalmente, ya que sus padres únicamente le brindaron las herramientas (colores, aguiluchos, libretas, lápices, computadora) para que pudiera realizar cada pieza.

Una de las pasiones de este menor son los cómics, por lo que ha dibujado decenas de figuras relacionadas con superhéroes.

Él no ha dicho si quiere hacer esto de forma profesional, pero vemos que está gozando mucho ver que otros pueden disfrutar de lo que hace, del reconocimiento que su trabajo tiene, tal vez a partir de ahora con el apoyo de profesionales pueda desarrollar aún más su habilidad y hacer el trabajo de forma profesional

Ambos padres de familia están convencidos de las habilidades que tiene su hijo, así como de la capacidad con la que cuenta para poder desarrollar piezas únicas, motivo por el que seguirán apoyándolo, al igual que lo hacen con su hermano mayor.

El camino recorrido hasta ahora pudo haber sido difícil, pero el apoyo mutuo, amor y paciencia lograron que su hijo tuviera una enorme sonrisa al ver la cara de satisfacción de quienes observaron cada cuadro que expuso.

Al enviar un mensaje a las familias que tienen un hijo con autismo, la madre comentó que desde que una mujer se embaraza debe ser con la idea de que además del amor, se requiere de paciencia.

Xalapa, Ver.- Tener un hijo con autismo no sólo requiere de amor, sino también de paciencia para poder lograr que su desarrollo social, académico y personal sea completo.

José Manuel Leal y Guadalupe Reyes son padres de José Ángel, un adolescente autista de 15 años que logró su desarrollo personal con la ayuda de la pintura.

Estos padres que se sienten orgullosos de los logros de su hijo relataron que desde los tres años comenzaron a notar que tenía conductas diferentes a los demás menores.

Pensamos que pudo haber sido una caída, las vacunas, hay muchas teorías sobre lo que pudieron haber desarrollado en él el autismo

En entrevista para Diario de Xalapa —la cual se realizó en el Congreso local donde el menor presentó algunos dibujos de su autoría en la exposición Personajes Extraordinarios, organizada por el Centro de Atención Múltiple (CAM) número 74, lugar en el que es alumno— los padres explicaron que reconocieron las diferencias en el actuar de su hijo con su hermano mayor, lo que los llevó a ir con un neurólogo pediátrico, quien les dio el primer diagnóstico.

El primer lugar al que acudió José Ángel fue el CAM 60, posteriormente ingresó a una guardería y a la primaria; sin embargo, una maestra particular le ayudó a desarrollar la lectura y escritura.

Siempre buscamos que él encajara, que no se quedara con lo que hacía, sino que aprendiera otras cosas que realizan los niños de su edad. Él nunca estuvo, como regularmente se dice, ‘guardado en casa’, sino que siempre ha estado en escuelas, en actividades de desarrollo y como resultado es que ahora puede tener la experiencia de ser expositor

La habilidad del dibujo la desarrolló naturalmente, ya que sus padres únicamente le brindaron las herramientas (colores, aguiluchos, libretas, lápices, computadora) para que pudiera realizar cada pieza.

Una de las pasiones de este menor son los cómics, por lo que ha dibujado decenas de figuras relacionadas con superhéroes.

Él no ha dicho si quiere hacer esto de forma profesional, pero vemos que está gozando mucho ver que otros pueden disfrutar de lo que hace, del reconocimiento que su trabajo tiene, tal vez a partir de ahora con el apoyo de profesionales pueda desarrollar aún más su habilidad y hacer el trabajo de forma profesional

Ambos padres de familia están convencidos de las habilidades que tiene su hijo, así como de la capacidad con la que cuenta para poder desarrollar piezas únicas, motivo por el que seguirán apoyándolo, al igual que lo hacen con su hermano mayor.

El camino recorrido hasta ahora pudo haber sido difícil, pero el apoyo mutuo, amor y paciencia lograron que su hijo tuviera una enorme sonrisa al ver la cara de satisfacción de quienes observaron cada cuadro que expuso.

Al enviar un mensaje a las familias que tienen un hijo con autismo, la madre comentó que desde que una mujer se embaraza debe ser con la idea de que además del amor, se requiere de paciencia.