/ miércoles 27 de noviembre de 2019

La CFE tiene razón

La Comisión Federal de Electricidad no es una “empresa de clase mundial”, como reza su eslogan de auto-elogio; en realidad, su servicio deja mucho qué desear, aunque lo cobra muy bien, exageradamente bien, en especial en los recibos del último bimestre, curiosamente cuando se acerca la fecha en que la CFE tiene que pagar aguinaldos a sus trabajadores, lo que deja la impresión de hacerlo con cargo a los usuarios.

Es un supuesto que ahora no es posible comprobar, no el “cobro indebido”, sino porque la Profeco a la que hay que acudir para presentar la queja, esa empresa es la que interviene en las audiencias conciliatorias y determina la procedencia o improcedencia del cobro, es decir, actúa como juez y parte, y desde luego el cliente nunca resolverá su asunto satisfactoriamente.

Interesante sería crear un organismo independiente para dictar peritajes y evitar, como sucede en algunas gasolineras que alteran electrónicamente sus bombas para despachar litros de a menos, que esta empresa eléctrica pudiera incurrir en la misma irregularidad en la medición de consumos para cobrar de más. ¿Eso pasará alguna vez? Sólo ellos lo saben. Sin embargo, lo que ahora se quiere comentar es otra cosa, los anuncios publicitarios que circulan digitalmente en relación a quejas de los ciudadanos por casos de fallas en el alumbrado público en ciudades de muchos municipios del país, incluyendo los del estado de Veracruz.

La empresa aclara que cuando no sirven o están deterioradas las lámparas, permanecen encendidas durante el día o su luz es muy baja, el problema no es de suministro eléctrico y por lo tanto no corresponde resolverlo a ésta; es, en todos los casos citados, problemas que debe resolver la autoridad municipal. El alumbrado público, señala la empresa, es responsabilidad exclusiva de los Ayuntamientos. La aclaración la hace la CFE debido a que muchos ediles, por zafarse de esas quejas, argumentan que no es un asunto atribuible a ellos; sí lo es, y acusa falta de mantenimiento a este servicio público fundamental que, prestándose con eficiencia, genera tranquilidad a las personas por ser menos probable que se cometan delitos de robos, asaltos o, últimamente, violaciones sexuales contra mujeres al amparo de la oscuridad.

Lo que debe hacerse en estos casos es exigir a los alcaldes, a regidores y directores del ramo de Alumbrado Público a cumplir sus tareas, pues en esa medida los ciudadanos pueden tener una mayor seguridad, de ahí que en este caso específico, a la Comisión Federal de Electricidad le asiste la razón.

PALABRA Y HECHOS, RETO DEL GOBERNADOR

El miércoles nos referimos al inminente riesgo de que Veracruz se quede sin futbol de primera división, lo que se sumaría a la extinción de equipos profesionales de beisbol y basquetbol, y se hizo eco al clamor popular y un llamado al Gobierno del Estado, a su titular Cuitláhuac García Jiménez, para su intervención e intermediación para encontrar una solución y evitar que los Tiburones se ahoguen. Ayer, el mandatario veracruzano respondió: “El compromiso que (…) adquirió (…) el gobierno, debido a que tenemos (en propiedad) el nombre y el estadio, es que (se) mantenga (el equipo) en primera división. Vamos a buscar la manera de que tengamos un equipo aquí, es importante por la derrama económica que significa, hay que esperar. Nos interesa que exista un equipo acá”. Eso es alentador para los aficionados, que suman miles y miles de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, la región y el estado. Habrá que creer la intención del Ejecutivo estatal, y estar muy atentos a lo que se haga después del día 3 de diciembre cuando se reúnen los dueños de clubes de la LigaMX, cuando puede tomarse la decisión de desafiliar al Veracruz por sus múltiples problemas de deudas y liquidez. Esperemos.

opedro2006@gmail.com

La Comisión Federal de Electricidad no es una “empresa de clase mundial”, como reza su eslogan de auto-elogio; en realidad, su servicio deja mucho qué desear, aunque lo cobra muy bien, exageradamente bien, en especial en los recibos del último bimestre, curiosamente cuando se acerca la fecha en que la CFE tiene que pagar aguinaldos a sus trabajadores, lo que deja la impresión de hacerlo con cargo a los usuarios.

Es un supuesto que ahora no es posible comprobar, no el “cobro indebido”, sino porque la Profeco a la que hay que acudir para presentar la queja, esa empresa es la que interviene en las audiencias conciliatorias y determina la procedencia o improcedencia del cobro, es decir, actúa como juez y parte, y desde luego el cliente nunca resolverá su asunto satisfactoriamente.

Interesante sería crear un organismo independiente para dictar peritajes y evitar, como sucede en algunas gasolineras que alteran electrónicamente sus bombas para despachar litros de a menos, que esta empresa eléctrica pudiera incurrir en la misma irregularidad en la medición de consumos para cobrar de más. ¿Eso pasará alguna vez? Sólo ellos lo saben. Sin embargo, lo que ahora se quiere comentar es otra cosa, los anuncios publicitarios que circulan digitalmente en relación a quejas de los ciudadanos por casos de fallas en el alumbrado público en ciudades de muchos municipios del país, incluyendo los del estado de Veracruz.

La empresa aclara que cuando no sirven o están deterioradas las lámparas, permanecen encendidas durante el día o su luz es muy baja, el problema no es de suministro eléctrico y por lo tanto no corresponde resolverlo a ésta; es, en todos los casos citados, problemas que debe resolver la autoridad municipal. El alumbrado público, señala la empresa, es responsabilidad exclusiva de los Ayuntamientos. La aclaración la hace la CFE debido a que muchos ediles, por zafarse de esas quejas, argumentan que no es un asunto atribuible a ellos; sí lo es, y acusa falta de mantenimiento a este servicio público fundamental que, prestándose con eficiencia, genera tranquilidad a las personas por ser menos probable que se cometan delitos de robos, asaltos o, últimamente, violaciones sexuales contra mujeres al amparo de la oscuridad.

Lo que debe hacerse en estos casos es exigir a los alcaldes, a regidores y directores del ramo de Alumbrado Público a cumplir sus tareas, pues en esa medida los ciudadanos pueden tener una mayor seguridad, de ahí que en este caso específico, a la Comisión Federal de Electricidad le asiste la razón.

PALABRA Y HECHOS, RETO DEL GOBERNADOR

El miércoles nos referimos al inminente riesgo de que Veracruz se quede sin futbol de primera división, lo que se sumaría a la extinción de equipos profesionales de beisbol y basquetbol, y se hizo eco al clamor popular y un llamado al Gobierno del Estado, a su titular Cuitláhuac García Jiménez, para su intervención e intermediación para encontrar una solución y evitar que los Tiburones se ahoguen. Ayer, el mandatario veracruzano respondió: “El compromiso que (…) adquirió (…) el gobierno, debido a que tenemos (en propiedad) el nombre y el estadio, es que (se) mantenga (el equipo) en primera división. Vamos a buscar la manera de que tengamos un equipo aquí, es importante por la derrama económica que significa, hay que esperar. Nos interesa que exista un equipo acá”. Eso es alentador para los aficionados, que suman miles y miles de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, la región y el estado. Habrá que creer la intención del Ejecutivo estatal, y estar muy atentos a lo que se haga después del día 3 de diciembre cuando se reúnen los dueños de clubes de la LigaMX, cuando puede tomarse la decisión de desafiliar al Veracruz por sus múltiples problemas de deudas y liquidez. Esperemos.

opedro2006@gmail.com

viernes 06 de diciembre de 2019

Adiós Tiburones… y a cientos de empleos

miércoles 04 de diciembre de 2019

Honor al almirante Ojeda

lunes 02 de diciembre de 2019

AMLO, un año después

miércoles 27 de noviembre de 2019

La CFE tiene razón

lunes 25 de noviembre de 2019

Fidel, acorralado… ¿fin de Tiburones?

viernes 22 de noviembre de 2019

Acoso de Segob a periodistas

miércoles 20 de noviembre de 2019

El atentado y los rumores desatados

domingo 17 de noviembre de 2019

La Contraparte

miércoles 13 de noviembre de 2019

El gran negocio de las tiendas escolares

Cargar Más