/ sábado 8 de mayo de 2021

La montaña que da vida y agua a 700 mil veracruzanos

Sociedad, académicos y autoridades buscan preservar su biodiversidad; tala ilegal, incendios y pastoreo afectan el suelo, la flora y la fauna, advierten

A 84 años de haber sido decretado Parque Nacional, en el Cofre de Perote, Área Natural Protegida (ANP), la sociedad civil, la academia y los tres niveles de gobierno trabajan unidos para preservar su biodiversidad, así como los servicios ecosistémicos que provee a las poblaciones de influencia. El Cofre de Perote es considerado la octava montaña más alta de México (cuatro mil 282 metros sobre el nivel del mar).

Domingo Canales Espinosa, director general del Área Académica de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Veracruzana, destacó que se estima que mantos acuíferos que se originan en el Cofre de Perote abastecen de agua a cerca de 770 mil personas de diferentes municipios de la región, entre ellos parte de Xalapa, por lo que el gobierno mexicano decidió conservar los bosques que se encuentran en la parte alta de la montaña mediante su protección legal.

Entre los beneficios de sus bosques se encuentran la captura de contaminantes como bióxido de carbono, liberación de oxígeno, captación de agua de lluvia, mantener la fertilidad del suelo, proporcionar plantas comestibles y medicinales, proveer de madera para construcción de viviendas y muebles, así como leña para las comunidades rurales.

Recordó que el 4 de mayo de 1937 el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río, expidió el decreto del Parque Nacional Cofre de Perote, en donde la UV participa desde hace más de 30 años en la restauración y conservación de su biodiversidad.

Conocido también como Nauhcampatépetl (cerro de cuatro lados), el Parque Nacional Cofre de Perote posee una gran importancia ambiental para la región centro del estado de Veracruz por los ecosistemas que ahí se localizan y los servicios ambientales que brinda a municipios y localidades que se ubican en la montaña y sus alrededores.

En ese contexto, a través de la maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, en coordinación con la Cátedra Unesco sobre Ciudadanía, Educación y Sustentabilidad Ambiental del Desarrollo, se organizó el foro virtual “De la montaña a la costa. Acciones locales para la conservación”, en el que pobladores de comunidades aledañas y académicos compartieron experiencias para la preservación de esta ANP. La segunda sesión tendrá lugar el 1 de junio.

Ahí miembros de sociedades cooperativas y organizaciones de municipios aledaños compartieron sus experiencias como participantes de programas sociales en los que cuentan con la capacitación y asesoría del personal del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (Inbioteca) y la Facultad de Biología.

Expusieron sus trabajos sobre huertos de traspatio, cultivo de papas agroecológicas, venta de productos artesanales y medicinales; en tanto, el Comité de Mujeres Unidas para la Conservación de sus Bosques dio a conocer la elaboración de productos con materias primas de sus bosques, con base en un esquema planificado y con acompañamiento técnico de la UV y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a fin de realizar acciones que ayuden a evitar la propagación de incendios forestales.

Héctor Narave, profesor de la maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, mencionó que los parques nacionales presentan diversos grados de deterioro debido a varios factores, entre ellos los insuficientes procesos y mecanismos de gobernanza ambiental, destacando que son pocos los trabajos de este tipo enfocados en la participación de los actores sociales, por lo que consideró se requieren mejores procesos de organización y participación social en la toma de decisiones, en donde deben participar también, de manera articulada, la academia y el gobierno.

Habló también de las principales causas de disminución de bosques en el Parque Nacional Cofre de Perote, señalando la tala ilegal, los incendios y el pastoreo, que de manera paralela afectan el suelo, hídricos, fauna y flora, que desembocan en conflictos comunales por el agua.

Como estrategias para hacer frente a esto, propuso fortalecer los programas de conservación de suelo y agua; conservar la vigilancia de estos recursos; mayor trabajo interinstitucional; educación para la aplicación del manejo de los recursos naturales; organización social y participación de la población.

A 84 años de haber sido decretado Parque Nacional, en el Cofre de Perote, Área Natural Protegida (ANP), la sociedad civil, la academia y los tres niveles de gobierno trabajan unidos para preservar su biodiversidad, así como los servicios ecosistémicos que provee a las poblaciones de influencia. El Cofre de Perote es considerado la octava montaña más alta de México (cuatro mil 282 metros sobre el nivel del mar).

Domingo Canales Espinosa, director general del Área Académica de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad Veracruzana, destacó que se estima que mantos acuíferos que se originan en el Cofre de Perote abastecen de agua a cerca de 770 mil personas de diferentes municipios de la región, entre ellos parte de Xalapa, por lo que el gobierno mexicano decidió conservar los bosques que se encuentran en la parte alta de la montaña mediante su protección legal.

Entre los beneficios de sus bosques se encuentran la captura de contaminantes como bióxido de carbono, liberación de oxígeno, captación de agua de lluvia, mantener la fertilidad del suelo, proporcionar plantas comestibles y medicinales, proveer de madera para construcción de viviendas y muebles, así como leña para las comunidades rurales.

Recordó que el 4 de mayo de 1937 el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas del Río, expidió el decreto del Parque Nacional Cofre de Perote, en donde la UV participa desde hace más de 30 años en la restauración y conservación de su biodiversidad.

Conocido también como Nauhcampatépetl (cerro de cuatro lados), el Parque Nacional Cofre de Perote posee una gran importancia ambiental para la región centro del estado de Veracruz por los ecosistemas que ahí se localizan y los servicios ambientales que brinda a municipios y localidades que se ubican en la montaña y sus alrededores.

En ese contexto, a través de la maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, en coordinación con la Cátedra Unesco sobre Ciudadanía, Educación y Sustentabilidad Ambiental del Desarrollo, se organizó el foro virtual “De la montaña a la costa. Acciones locales para la conservación”, en el que pobladores de comunidades aledañas y académicos compartieron experiencias para la preservación de esta ANP. La segunda sesión tendrá lugar el 1 de junio.

Ahí miembros de sociedades cooperativas y organizaciones de municipios aledaños compartieron sus experiencias como participantes de programas sociales en los que cuentan con la capacitación y asesoría del personal del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada (Inbioteca) y la Facultad de Biología.

Expusieron sus trabajos sobre huertos de traspatio, cultivo de papas agroecológicas, venta de productos artesanales y medicinales; en tanto, el Comité de Mujeres Unidas para la Conservación de sus Bosques dio a conocer la elaboración de productos con materias primas de sus bosques, con base en un esquema planificado y con acompañamiento técnico de la UV y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a fin de realizar acciones que ayuden a evitar la propagación de incendios forestales.

Héctor Narave, profesor de la maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, mencionó que los parques nacionales presentan diversos grados de deterioro debido a varios factores, entre ellos los insuficientes procesos y mecanismos de gobernanza ambiental, destacando que son pocos los trabajos de este tipo enfocados en la participación de los actores sociales, por lo que consideró se requieren mejores procesos de organización y participación social en la toma de decisiones, en donde deben participar también, de manera articulada, la academia y el gobierno.

Habló también de las principales causas de disminución de bosques en el Parque Nacional Cofre de Perote, señalando la tala ilegal, los incendios y el pastoreo, que de manera paralela afectan el suelo, hídricos, fauna y flora, que desembocan en conflictos comunales por el agua.

Como estrategias para hacer frente a esto, propuso fortalecer los programas de conservación de suelo y agua; conservar la vigilancia de estos recursos; mayor trabajo interinstitucional; educación para la aplicación del manejo de los recursos naturales; organización social y participación de la población.

Policiaca

Detienen a elementos de la Fuerza Civil por trasladar migrantes

Los policías llevaban a los extranjeros en dos patrullas, en total son 10 migrantes, cuatro de ellos menores de edad

Policiaca

Incendio reduce a cenizas bodega de pinturas

Autoridades informaron sobre la pérdida total de la bodega, en producto e instalaciones debido a que el incendio duró más de una hora y 15 minutos

Sociedad

Director del CIDE se compromete a respetar integridad y seguridad de estudiantes en paro

José Antonio Romero también convocó a la comunidad académica a abrir un diálogo con el objeto de aclarar dudas e inquietudes

Sociedad

Iglesia advierte sobre casos de extorsión en diversas diócesis del país

Estos hechos se han reportado a través de diversos modus operandi desde hace ya algunos meses

Policiaca

Detienen a elementos de la Fuerza Civil por trasladar migrantes

Los policías llevaban a los extranjeros en dos patrullas, en total son 10 migrantes, cuatro de ellos menores de edad

Policiaca

Crimen de odio en fiesta de Coatzacoalcos; reportan 3 desaparecidos

Los cadáveres fueron identificados la mañana de hoy por la mamá de una de las víctimas, que acudió a la casa tras enterarse de lo sucedido

Sociedad

Autoridades de Calcahualco condenan actos vandálicos y exigen justicia

La presidencia del municipio emitió un boletín de prensa, donde señalan como responsables a los habitantes de Atotonilco

Literatura

Oscar Gerardo Saavedra, ganador del Homenaje al Bibliotecario en la FIL

Saavedra Fernández, ha dedicado su vida a fortalecer la bibliotecología desde 1971