/ martes 15 de septiembre de 2020

Las reglas que no puedes romper en tu universidad

Todas las instituciones cuentan con reglamentos que deben ser respetados

Sin importar si se trata de una universidad pública o privada, toda escuela debe dar a conocer a sus alumnos cuáles son las reglas para el ingreso, permanencia y egreso de la institución educativa. Y es que al momento de la inscripción se adquiere un compromiso, así como derechos y obligaciones.

Lo que el estudiante debe saber es que, por lo general, las universidades tienen un reglamento común para todos los alumnos y uno más por carreras o facultades, con la finalidad de mantener un orden en cinco aspectos: la armonía y el respeto entre compañeros y profesores; los tiempos de permanencia en los programas educativos; los tipos de bajas; los procesos de acreditación de las materias; la imposición de sanciones por los órganos colegiados, y las formas de titulación y egreso.

Foto: David Bello | Diario de Xalapa

En consulta realizada a los estatutos vigentes de la Universidad Veracruzana y dos universidades privadas, disponibles en sus respectivos portales electrónicos, está la siguiente constante: una preocupación por lograr que la comunidad estudiantil logre tener una estancia satisfactoria en su paso por la institución y, de enfrentar alguna problema, pueda contar con la información suficiente para hacer valer sus derechos.

Es importante apuntar que los estatutos no son rígidos y su actualización es constante, por lo que habrá que estar pendiente de las modificaciones. En el caso específico de la UV, en su página electrónica www.uv.mx/conocetuuniversidad puntualizan la existencia de ocho reglamentos, además del estatuto global.

Así, quien esté por ingresar a esta entidad académica tendrá que conocer los reglamentos de Movilidad, Servicio Social, Equivalencia y revalidación de estudios, Igualdad de género, Defensoría de los Derechos Universitarios, Sistema Institucional de Tutorías, del Sistema Bibliotecario y de Comités pro-mejoras de las entidades académicas.

Además, está la sugerencia de ver en qué consiste la “Defensoría de los Derechos Universitarios”. Si se cursará una carrera en la que haya prácticas en laboratorio, uso de salas de conferencias, auditorio o centros de cómputo, también será necesario saber cuáles son los lineamientos.

Especial atención llaman las disposiciones del Reglamento de Igualdad de Género de la UV, cuyo objetivo, precisa, es “establecer las normas para promover y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres y la prevención, atención y erradicación de todo tipo de discriminación basada en el sexo o género dentro de la institución”.

Otra universidad que cuenta con un extenso reglamento es la Anáhuac, en cuya presentación asienta que su función es “el establecimiento de las normas generales que regulan la actividad académico-formativa de la licenciatura y las actividades administrativas derivadas de ésta, así como las relaciones entre los diversos miembros de la comunidad universitaria”.

En tanto la Universidad IVES explica que su reglamento “regula las actividades institucionales en un marco de claridad y uniformidad de criterios, buscando siempre, con la disciplina universitaria, formar a los alumnos y a su comunidad en un amplio sentido ético y de responsabilidad”.

Esta nota la puedes encontrar en el Suplemento Especial Universidades, impreso en Diario de Xalapa

Sin importar si se trata de una universidad pública o privada, toda escuela debe dar a conocer a sus alumnos cuáles son las reglas para el ingreso, permanencia y egreso de la institución educativa. Y es que al momento de la inscripción se adquiere un compromiso, así como derechos y obligaciones.

Lo que el estudiante debe saber es que, por lo general, las universidades tienen un reglamento común para todos los alumnos y uno más por carreras o facultades, con la finalidad de mantener un orden en cinco aspectos: la armonía y el respeto entre compañeros y profesores; los tiempos de permanencia en los programas educativos; los tipos de bajas; los procesos de acreditación de las materias; la imposición de sanciones por los órganos colegiados, y las formas de titulación y egreso.

Foto: David Bello | Diario de Xalapa

En consulta realizada a los estatutos vigentes de la Universidad Veracruzana y dos universidades privadas, disponibles en sus respectivos portales electrónicos, está la siguiente constante: una preocupación por lograr que la comunidad estudiantil logre tener una estancia satisfactoria en su paso por la institución y, de enfrentar alguna problema, pueda contar con la información suficiente para hacer valer sus derechos.

Es importante apuntar que los estatutos no son rígidos y su actualización es constante, por lo que habrá que estar pendiente de las modificaciones. En el caso específico de la UV, en su página electrónica www.uv.mx/conocetuuniversidad puntualizan la existencia de ocho reglamentos, además del estatuto global.

Así, quien esté por ingresar a esta entidad académica tendrá que conocer los reglamentos de Movilidad, Servicio Social, Equivalencia y revalidación de estudios, Igualdad de género, Defensoría de los Derechos Universitarios, Sistema Institucional de Tutorías, del Sistema Bibliotecario y de Comités pro-mejoras de las entidades académicas.

Además, está la sugerencia de ver en qué consiste la “Defensoría de los Derechos Universitarios”. Si se cursará una carrera en la que haya prácticas en laboratorio, uso de salas de conferencias, auditorio o centros de cómputo, también será necesario saber cuáles son los lineamientos.

Especial atención llaman las disposiciones del Reglamento de Igualdad de Género de la UV, cuyo objetivo, precisa, es “establecer las normas para promover y garantizar la igualdad entre mujeres y hombres y la prevención, atención y erradicación de todo tipo de discriminación basada en el sexo o género dentro de la institución”.

Otra universidad que cuenta con un extenso reglamento es la Anáhuac, en cuya presentación asienta que su función es “el establecimiento de las normas generales que regulan la actividad académico-formativa de la licenciatura y las actividades administrativas derivadas de ésta, así como las relaciones entre los diversos miembros de la comunidad universitaria”.

En tanto la Universidad IVES explica que su reglamento “regula las actividades institucionales en un marco de claridad y uniformidad de criterios, buscando siempre, con la disciplina universitaria, formar a los alumnos y a su comunidad en un amplio sentido ético y de responsabilidad”.

Esta nota la puedes encontrar en el Suplemento Especial Universidades, impreso en Diario de Xalapa

Local

Alerta en Veracruz; en las próximas horas se pronostica tormenta tropical

Se prevé que el potencial de lluvias presente pocos cambios; no se descarta la posibilidad de que la zona de inestabilidad pueda evolucionar a un ciclón tropical

Local

Dos escuelas veracruzanas ganan $20 millones en "rifa del avión

Planteles ubicados en zonas serranas y que están incorporadas al programa “La Escuela es Nuestra”, resultaron ganadores

Local

¿Tienes discapacidad?, puedes tener el Crisver en casa

Las actividades cuentan con videos explicativos, además de que son traducidos a lengua de señas

Local

Puede haber ya más magistrados en Veracruz

Actualmente hay 33 y, por decreto, se abrió la puerta para que, si se justifica, haya más

Local

¿Tienes discapacidad?, puedes tener el Crisver en casa

Las actividades cuentan con videos explicativos, además de que son traducidos a lengua de señas

Local

Hoy podría regresar el agua a 27 colonias de Xalapa

Se espera normalizar el servicio este día, difundió el gerente de operación y mantenimiento de CMAS

Local

Dos escuelas veracruzanas ganan $20 millones en "rifa del avión

Planteles ubicados en zonas serranas y que están incorporadas al programa “La Escuela es Nuestra”, resultaron ganadores

Policiaca

Presunto líder del CJNG en Veracruz fue ejecutado en el Puerto

Los delincuentes escaparon en una camioneta, propiedad de "el Rucho", que fue encontrada abandonada en la autopista a Córdoba

Local

Don Isaac, ni la pandemia lo detiene, 46 años de lucha y venta de fruta

Adultos mayores no pudieron vender durante tres meses, por restricciones de las autoridades y por ser parte de un sector vulnerable ante el covid-19