/ viernes 27 de noviembre de 2020

Legalización traerá más adictos a la marihuana, advierte psicólogo

Sociólogo xalapeño que la fuma dice que se sataniza a quienes la consumen

La cannabis es una droga y por lo mismo causa adicción y problemas graves como lo hacen el alcohol y el tabaco, por lo que los beneficios de su legalización serán sólo jurídicos y políticos, “sólo cambia la mirada”, opinó el psicólogo Humberto Flores Dorantes, director del Centro de Integración Juvenil, AC, Xalapa.

El proceso de la legalización de la cannabis vendrá a hacer más evidente el consumo, pues habrá gente que ya no lo oculte, asimismo se podría incrementar el consumo debido a la mala información que se dé en torno al tema, añadió.

Entrevistado en el Centro de Integración Juvenil, donde se continúa trabajando de 8 a 4 de la tarde y con cita previa, Flores Dorantes reiteró que la droga no deja de ser droga y por lo mismo podría ocasionar problemas graves como lo hacen el alcohol y el tabaco.

“Solo cambia la mirada” y quienes la consumen tendrán la libertad de decirlo, sin embargo la desinformación en torno a que los daños que provoca “por ser natural” son menores a los que ocasionan el tabaco y el alcohol podría hacer que incremente el número de usuarios y con ello las consecuencias tanto en salud como socialmente.

La adicción, en algunos casos, es más psicológica en los usuarios lo que genera diferentes problemas a cómo se vive entre la ilegalidad con el uso de diferentes sustancias, por lo que algunos regresan a la marihuana, que al ser considerada como una sustancia natural se cree erróneamente que provoca menos efectos en el organismo, en comparación con los que genera el tabaco y el alcohol.

Todo ello podría generar que hubiera un consumo mayor, pues también está la percepción de que el daño no es tan evidente ni inmediato. La adicción, reiteró, es más psicológica.

Sí hay daños a la salud de los consumidores, insistió, puesto que el consumo de la cannabis lleva a las personas a consumir otras sustancias.

Concluyó que la legalización de esta planta no tendrá un impacto positivo, quizá en los temas jurídicos y políticos sí, sólo se evidenciará el consumo, lo que puede generar confusión en los experimentadores que al estar legalizada la verán de otra manera.

"Se sataniza a quienes la consumen"

Qué bueno que se descriminalice y se le quite esa satanización, porque el consumidor de cannabis estaba satanizado, pues se cree erróneamente que bajo los influjos de ésta uno podía cometer toda clase de delitos, dijo Eduardo, quien asentó que los consumidores se sienten aliviados y beneficiados ya se les ha tachado como criminales, vagos y hasta de narcotraficantes, cuando la verdad es que el consumo moderado les ha permitido ser propositivos, trabajar y ser profesionales comprometidos con sus estudios.

De que podría aumentar el consumo, sí es verdad porque vivimos en una sociedad inmadura, añadió, además porque surgirán nuevas empresas que se pelearán el mercado para colocar una extensa variedad de la yerba, de la cual hoy hay ya alrededor cuatro, pero podría incrementar hasta 20 o 30 variedades.

Por su lado, asentó, los chavos consumidores están felices porque ya no tendrán que esconderse incluso de su familia, pues se creía que le hacían daño a ésta, por lo que se sienten liberados de la crítica y de que por fin se acepte que “no son tan malos”, como se creía porque se les confundía con consumidores de otras sustancias que están en la indigencia y viven fuera de la ley; se espera que la sociedad lo entienda así.

Dijo que la “flota” cree que de verdad se legalizará la yerba, cuando únicamente se le está despenalizando en cuestiones terapéuticas y aunque se dice que podrán tener hasta 14 matas, que habrá espacios en las universidades, que se les permitirá consumirla en espacios abiertos y portar hasta 28 gramos, todo eso deberá hacerse con recato frente a niños y en la calle, como lo es actualmente con el alcohol.

Está bien que regulen su uso, reiteró, pues representa un avance para este tipo de sociedad en la que era y aún es un tabú su consumo y donde no se puede negar que representa un negocio para muchas personas. Tener la oportunidad de sembrar y cosechar la yerba está bien, aunque no es tan fácil, por lo que cree que muchos consumidores preferirán comprarla para probar otras variedades, asimismo cree que el producto se encarecerá por las diversas variedades, “la flota va a querer probar”, pues se espera que puedan entrar al mercado entre 20 y 30 nuevas especies cuando ahora sólo hay 3 o 4. “Nos movemos por modas y así como hay diferentes marcas de cigarros habrá variedad en la yerba”, sin embargo los adultos se conforman con lo que les permitan tener, porque ya no necesitan experimentar, puntualizó.

Eduardo, quien se inició en el uso y consumo de la yerba cuando ingresó a la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana, hace unos 30 años, dijo que se espera que la gente la utilice, sin abuso, para calmar sus nervios, dolores y ansiedades, pues el efecto que causa es de sueño, relajación, euforia y provoca hambre, por lo que los médicos podrán recetarla para algunos casos.

Asimismo espera que se acabe la mala información de que la cannabis era el inicio o la puerta de entrada a otras drogas, puesto que es menos maligna, agresiva y sólo el uso exagerado es el que podría acarrear problemas de salud. Sin embargo su grupo de alrededor de diez personas, consumidores, que se conocen desde hace más de 30 años se sienten física y mentalmente sanos, caminan cada año al Cofre de Perote, van de pesca y se encuentran trabajando y creando.

Puntualizó que los efectos que ésta causa son completamente diferentes a los que provoca el alcohol, cuya resaca no permite trabajar y además se gasta más dinero, porque él desde que empezó a consumirla no volvió a sentirse mal por la resaca física y moral de haberse gastado todo el dinero. También le ha permitido trabajar, convivir con las demás personas, sin embargo quienes consumen alcohol o tabaco están “bien jodidos” o muertos, asentó.

El convivir desde hace 35 años con su grupo de amigos profesionistas, consumidores, le ha permitido observar que están sanos y que su hábito no les ha perjudicado, pues cuando mucho consumen medio cigarro al día.

El uso de la marihuana acrecienta la conciencia, les calma, lo que les hace pensar y reflexionar, asimismo les permite oír mejor. El uso y consumo de la yerba es bajo la responsabilidad y conciencia de cada quien, concluyó.

Mercado y precios

Indicó que con la lucha contra el narcotráfico se redujo el número de los vendedores callejeros, sin embargo se formaron monopolios con la entrada de conocidos grupos delincuenciales que acapararon el negocio, pues los mismos policías agarraban a los narcomenudistas y se los llevaban a “aquella gente” que les obligaba a vender sólo su producto y al precio que ellos dictaran, lo cual aceptaban o simplemente eran desaparecidos.

En esa época, explicó, se comprimió el mercado por lo que sólo podían acceder a bolsitas de 50 pesos, cuyo producto sólo alcanzaba para dos cigarros y no había manera de conseguir más ni de otra calidad, lo que les costó mucho trabajo a los consumidores porque estaban acostumbrados a comprar bien por cantidad o por precio y había cigarros hasta de diez pesos.

Con el tiempo llegaron al estado otros grupos delictivos peleando el mercado y empezaron a surgir jóvenes vendedores que llevaban maletas con una enorme variedad de sustancias, pues antes el vendedor sólo se dedicaba a la mota; éstos ofrecían desde crack hasta éxtasis y cristal, que actualmente es lo más barato, ya que una bolsita cuesta 50 pesos.

Hoy la compra y venta es por teléfono y llegan los repartidores a entregarle su producto hasta la puerta de su casa o se hace una cita en determinado lugar para recibirlo.

Las variedades que actualmente hay en el mercado son más caras, por una onza (30 gramos) se llega a pagar hasta 600 pesos, cuando la normal vale 400 un octavo o sea 125 gramos, que, en su caso, le alcanza para toda la quincena; sin embargo, un gramo de coca vale 450 pesos. Los adictos no pueden ser gente pobre porque simplemente no podrían adquirirla.

Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Reiteró que lo genera violencia y peligro es el abuso en el consumo de las drogas caras, como el cristal, que está matando a los jóvenes consumidores, y que no sabe qué sustancia contenga esta droga porque los consumidores simplemente rechazan la marihuana y no la vuelven a consumir.

Los consumidores de cannabis somos adultos o jóvenes maduros, concluyó, pero los jóvenes de entre 15 y 20 años consumen cristal, que les cuesta 50 pesos la bolsita, pero es tan agresivo que los está matando, en contraposición con la yerba que les ha permitido vivir bien por más de 30 años.

"Aprobación afectará a jóvenes"

CÓRDOBA, Ver.- Es la aprobación legal de la marihuana un asunto que enfrascará como “víctimas” a los jóvenes de todo el país, pues por la falta de educación no solo la usarán para un fin medicinal, dijo Rubén Palacios Vidal, psicólogo clínico.

Luego de darse a conocer que podría ser aprobada la ley del uso y portación legal de la marihuana exclusivamente para uso medicinal, el psicólogo enfatizó que este tipo de aprobaciones afectará a la población juvenil entre los 12 a 15 años. “Pueden decir que en otras partes del mundo está legalizado, pero debemos ver cómo piensan esas otras personas, se les llaman países de primer mundo con una educación diferente a la que tenemos”.

Señaló que esto podría causar problemas a los padres de familia, pues los jóvenes buscarán formas de portar este estupefaciente que les causa la pérdida de memoria, “no creo que sea para bienestar y por uso medicinal, será un problema grave para los padres de familia y para la sociedad, pues ya hay jóvenes mal educados y abandonados”. Recalcó que existen más métodos para que el narcotráfico disminuya, pero para los gobernantes y representantes les fue más fácil aprobar la ley, “un ejemplo de programas para disminuir el consumo de drogas en los jóvenes fue creado en Islandia, que ha dado efectividad a un 40%”.

Por su parte, el padre Óscar Fabricio Martínez Limón expresó que tiene que pasar el tema por la Cámara de Diputados para entrar como ley, “pero ya es algo que se ve venir”. Además “soy respetuoso de las instituciones del país, te lo digo como sacerdote, pero con esto le están dando pan y circo al pueblo, lo de menos es que se legalice, el problema es la mentalidad que envuelve a muchos mexicanos, una mentalidad quizá egoísta, muy encerrada a la opinión donde hay una especie de odio a la sociedad y se perciben las expresiones de opinión en las redes sociales”.

Dijo que el gobierno se equivocó, pues le importan más los deseos de la gente que los problemas que envuelven al país, como la corrupción, los problemas de salud, el olvido a los pueblos indígenas. “Alguien me puede decir, 'pero padre la marihuana es parte de la creación de Dios', y es verdad, pero el problema, y lo reitero, es la mentalidad de la gente y con lo que se hará uso; si Dios lo hizo fue para servir y curar a las personas, darle el uso correcto".

Con información de Guadalupe Castillo | El Sol de Córdoba

La cannabis es una droga y por lo mismo causa adicción y problemas graves como lo hacen el alcohol y el tabaco, por lo que los beneficios de su legalización serán sólo jurídicos y políticos, “sólo cambia la mirada”, opinó el psicólogo Humberto Flores Dorantes, director del Centro de Integración Juvenil, AC, Xalapa.

El proceso de la legalización de la cannabis vendrá a hacer más evidente el consumo, pues habrá gente que ya no lo oculte, asimismo se podría incrementar el consumo debido a la mala información que se dé en torno al tema, añadió.

Entrevistado en el Centro de Integración Juvenil, donde se continúa trabajando de 8 a 4 de la tarde y con cita previa, Flores Dorantes reiteró que la droga no deja de ser droga y por lo mismo podría ocasionar problemas graves como lo hacen el alcohol y el tabaco.

“Solo cambia la mirada” y quienes la consumen tendrán la libertad de decirlo, sin embargo la desinformación en torno a que los daños que provoca “por ser natural” son menores a los que ocasionan el tabaco y el alcohol podría hacer que incremente el número de usuarios y con ello las consecuencias tanto en salud como socialmente.

La adicción, en algunos casos, es más psicológica en los usuarios lo que genera diferentes problemas a cómo se vive entre la ilegalidad con el uso de diferentes sustancias, por lo que algunos regresan a la marihuana, que al ser considerada como una sustancia natural se cree erróneamente que provoca menos efectos en el organismo, en comparación con los que genera el tabaco y el alcohol.

Todo ello podría generar que hubiera un consumo mayor, pues también está la percepción de que el daño no es tan evidente ni inmediato. La adicción, reiteró, es más psicológica.

Sí hay daños a la salud de los consumidores, insistió, puesto que el consumo de la cannabis lleva a las personas a consumir otras sustancias.

Concluyó que la legalización de esta planta no tendrá un impacto positivo, quizá en los temas jurídicos y políticos sí, sólo se evidenciará el consumo, lo que puede generar confusión en los experimentadores que al estar legalizada la verán de otra manera.

"Se sataniza a quienes la consumen"

Qué bueno que se descriminalice y se le quite esa satanización, porque el consumidor de cannabis estaba satanizado, pues se cree erróneamente que bajo los influjos de ésta uno podía cometer toda clase de delitos, dijo Eduardo, quien asentó que los consumidores se sienten aliviados y beneficiados ya se les ha tachado como criminales, vagos y hasta de narcotraficantes, cuando la verdad es que el consumo moderado les ha permitido ser propositivos, trabajar y ser profesionales comprometidos con sus estudios.

De que podría aumentar el consumo, sí es verdad porque vivimos en una sociedad inmadura, añadió, además porque surgirán nuevas empresas que se pelearán el mercado para colocar una extensa variedad de la yerba, de la cual hoy hay ya alrededor cuatro, pero podría incrementar hasta 20 o 30 variedades.

Por su lado, asentó, los chavos consumidores están felices porque ya no tendrán que esconderse incluso de su familia, pues se creía que le hacían daño a ésta, por lo que se sienten liberados de la crítica y de que por fin se acepte que “no son tan malos”, como se creía porque se les confundía con consumidores de otras sustancias que están en la indigencia y viven fuera de la ley; se espera que la sociedad lo entienda así.

Dijo que la “flota” cree que de verdad se legalizará la yerba, cuando únicamente se le está despenalizando en cuestiones terapéuticas y aunque se dice que podrán tener hasta 14 matas, que habrá espacios en las universidades, que se les permitirá consumirla en espacios abiertos y portar hasta 28 gramos, todo eso deberá hacerse con recato frente a niños y en la calle, como lo es actualmente con el alcohol.

Está bien que regulen su uso, reiteró, pues representa un avance para este tipo de sociedad en la que era y aún es un tabú su consumo y donde no se puede negar que representa un negocio para muchas personas. Tener la oportunidad de sembrar y cosechar la yerba está bien, aunque no es tan fácil, por lo que cree que muchos consumidores preferirán comprarla para probar otras variedades, asimismo cree que el producto se encarecerá por las diversas variedades, “la flota va a querer probar”, pues se espera que puedan entrar al mercado entre 20 y 30 nuevas especies cuando ahora sólo hay 3 o 4. “Nos movemos por modas y así como hay diferentes marcas de cigarros habrá variedad en la yerba”, sin embargo los adultos se conforman con lo que les permitan tener, porque ya no necesitan experimentar, puntualizó.

Eduardo, quien se inició en el uso y consumo de la yerba cuando ingresó a la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana, hace unos 30 años, dijo que se espera que la gente la utilice, sin abuso, para calmar sus nervios, dolores y ansiedades, pues el efecto que causa es de sueño, relajación, euforia y provoca hambre, por lo que los médicos podrán recetarla para algunos casos.

Asimismo espera que se acabe la mala información de que la cannabis era el inicio o la puerta de entrada a otras drogas, puesto que es menos maligna, agresiva y sólo el uso exagerado es el que podría acarrear problemas de salud. Sin embargo su grupo de alrededor de diez personas, consumidores, que se conocen desde hace más de 30 años se sienten física y mentalmente sanos, caminan cada año al Cofre de Perote, van de pesca y se encuentran trabajando y creando.

Puntualizó que los efectos que ésta causa son completamente diferentes a los que provoca el alcohol, cuya resaca no permite trabajar y además se gasta más dinero, porque él desde que empezó a consumirla no volvió a sentirse mal por la resaca física y moral de haberse gastado todo el dinero. También le ha permitido trabajar, convivir con las demás personas, sin embargo quienes consumen alcohol o tabaco están “bien jodidos” o muertos, asentó.

El convivir desde hace 35 años con su grupo de amigos profesionistas, consumidores, le ha permitido observar que están sanos y que su hábito no les ha perjudicado, pues cuando mucho consumen medio cigarro al día.

El uso de la marihuana acrecienta la conciencia, les calma, lo que les hace pensar y reflexionar, asimismo les permite oír mejor. El uso y consumo de la yerba es bajo la responsabilidad y conciencia de cada quien, concluyó.

Mercado y precios

Indicó que con la lucha contra el narcotráfico se redujo el número de los vendedores callejeros, sin embargo se formaron monopolios con la entrada de conocidos grupos delincuenciales que acapararon el negocio, pues los mismos policías agarraban a los narcomenudistas y se los llevaban a “aquella gente” que les obligaba a vender sólo su producto y al precio que ellos dictaran, lo cual aceptaban o simplemente eran desaparecidos.

En esa época, explicó, se comprimió el mercado por lo que sólo podían acceder a bolsitas de 50 pesos, cuyo producto sólo alcanzaba para dos cigarros y no había manera de conseguir más ni de otra calidad, lo que les costó mucho trabajo a los consumidores porque estaban acostumbrados a comprar bien por cantidad o por precio y había cigarros hasta de diez pesos.

Con el tiempo llegaron al estado otros grupos delictivos peleando el mercado y empezaron a surgir jóvenes vendedores que llevaban maletas con una enorme variedad de sustancias, pues antes el vendedor sólo se dedicaba a la mota; éstos ofrecían desde crack hasta éxtasis y cristal, que actualmente es lo más barato, ya que una bolsita cuesta 50 pesos.

Hoy la compra y venta es por teléfono y llegan los repartidores a entregarle su producto hasta la puerta de su casa o se hace una cita en determinado lugar para recibirlo.

Las variedades que actualmente hay en el mercado son más caras, por una onza (30 gramos) se llega a pagar hasta 600 pesos, cuando la normal vale 400 un octavo o sea 125 gramos, que, en su caso, le alcanza para toda la quincena; sin embargo, un gramo de coca vale 450 pesos. Los adictos no pueden ser gente pobre porque simplemente no podrían adquirirla.

Foto: David Bello | Diario de Xalapa

Reiteró que lo genera violencia y peligro es el abuso en el consumo de las drogas caras, como el cristal, que está matando a los jóvenes consumidores, y que no sabe qué sustancia contenga esta droga porque los consumidores simplemente rechazan la marihuana y no la vuelven a consumir.

Los consumidores de cannabis somos adultos o jóvenes maduros, concluyó, pero los jóvenes de entre 15 y 20 años consumen cristal, que les cuesta 50 pesos la bolsita, pero es tan agresivo que los está matando, en contraposición con la yerba que les ha permitido vivir bien por más de 30 años.

"Aprobación afectará a jóvenes"

CÓRDOBA, Ver.- Es la aprobación legal de la marihuana un asunto que enfrascará como “víctimas” a los jóvenes de todo el país, pues por la falta de educación no solo la usarán para un fin medicinal, dijo Rubén Palacios Vidal, psicólogo clínico.

Luego de darse a conocer que podría ser aprobada la ley del uso y portación legal de la marihuana exclusivamente para uso medicinal, el psicólogo enfatizó que este tipo de aprobaciones afectará a la población juvenil entre los 12 a 15 años. “Pueden decir que en otras partes del mundo está legalizado, pero debemos ver cómo piensan esas otras personas, se les llaman países de primer mundo con una educación diferente a la que tenemos”.

Señaló que esto podría causar problemas a los padres de familia, pues los jóvenes buscarán formas de portar este estupefaciente que les causa la pérdida de memoria, “no creo que sea para bienestar y por uso medicinal, será un problema grave para los padres de familia y para la sociedad, pues ya hay jóvenes mal educados y abandonados”. Recalcó que existen más métodos para que el narcotráfico disminuya, pero para los gobernantes y representantes les fue más fácil aprobar la ley, “un ejemplo de programas para disminuir el consumo de drogas en los jóvenes fue creado en Islandia, que ha dado efectividad a un 40%”.

Por su parte, el padre Óscar Fabricio Martínez Limón expresó que tiene que pasar el tema por la Cámara de Diputados para entrar como ley, “pero ya es algo que se ve venir”. Además “soy respetuoso de las instituciones del país, te lo digo como sacerdote, pero con esto le están dando pan y circo al pueblo, lo de menos es que se legalice, el problema es la mentalidad que envuelve a muchos mexicanos, una mentalidad quizá egoísta, muy encerrada a la opinión donde hay una especie de odio a la sociedad y se perciben las expresiones de opinión en las redes sociales”.

Dijo que el gobierno se equivocó, pues le importan más los deseos de la gente que los problemas que envuelven al país, como la corrupción, los problemas de salud, el olvido a los pueblos indígenas. “Alguien me puede decir, 'pero padre la marihuana es parte de la creación de Dios', y es verdad, pero el problema, y lo reitero, es la mentalidad de la gente y con lo que se hará uso; si Dios lo hizo fue para servir y curar a las personas, darle el uso correcto".

Con información de Guadalupe Castillo | El Sol de Córdoba

Local

Tenían empleo, pero 45 mil veracruzanos no han podido recuperarlo

El sector turismo no ha logrado recuperarse, mientras que el comercio se encuentra muy golpeado sobre todo en las grandes ciudades

Local

Por esta razón no hay futbol de Primera División en Veracruz

La acusación por fraude del expropietario del equipo Tiburones Rojos de Veracruz ha ocasionado que no se pueda incorporar al estadio Luis "Pirata" Fuente como una sede de futbol profesional

Local

Estas escuelas han sido robadas una y otra vez

Desde aparatos electrónicos, una podadora de césped, dos amplificadores y tres bocinas, entre otros artículos con un monto de pérdidas que asciende los 15 mil pesos

Policiaca

¿Te imaginas una camioneta con tanques de gas en tu azotea?, sucedió

Aparentemente una falla mecánica provocó que el conductor del vehículo, cargado con cilindros de gas, perdiera el control de la unidad

Local

Tenían empleo, pero 45 mil veracruzanos no han podido recuperarlo

El sector turismo no ha logrado recuperarse, mientras que el comercio se encuentra muy golpeado sobre todo en las grandes ciudades

Local

Bulevar Xalapa-Banderilla, escenario de choques y muertes

Es un riesgo para automovilistas y peatones, coinciden vecinos y comerciantes de la zona; piden colocar reductores de velocidad y no dejar pasar tráileres

Policiaca

Cuatro migrantes cubanos murieron en volcadura

Los lesionados fueron trasladados a un hospital de Oluta, donde permanecen en el área de urgencias

Local

Estate en alerta; puede haber deslaves

Se espera que en las siguientes horas aumente significativamente el potencial de lluvias y tormentas, ráfagas de viento, actividad eléctrica y caída de granizo

Local

Por esta razón no hay futbol de Primera División en Veracruz

La acusación por fraude del expropietario del equipo Tiburones Rojos de Veracruz ha ocasionado que no se pueda incorporar al estadio Luis "Pirata" Fuente como una sede de futbol profesional