/ lunes 12 de agosto de 2019

Mensajes con saña de sicarios

Al iniciar este mes el presidente López Obrador advirtió a los huachicoleros a no jugar a las vencidas con él... pero a los grupos de la delincuencia organizada les tiene sin cuidado la amenaza presidencial.

En Puebla, el pasado viernes 2, el presidente lanzó esto: “A los que se dedican a esta actividad, recuerden que soy muy perseverante, soy muy terco, y que no quieran jugar a las vencidas, porque no voy a quitar el dedo del renglón. Antes se robaban 800 pipas diarias, ahora se roban 40, ya bajamos 95 por ciento el robo de combustible”.

No puede saberse si esos datos ofrecidos por AMLO son reales, porque ya es sabido como juega con las cifras a su favor, pero lo que sí es un hecho es que las mafias aún operan a todo lo que dan, con o sin Guardia Nacional.

A la siguiente semana de la advertencia presidencial, en Uruapan, Michoacán, la población amaneció con el hecho de que unos 20 cadáveres aparecieron colgados o desmembrados en puentes y calles. Esto fue derivado de la disputa que existe entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Viagras.

Acá en Veracruz, la semana que acaba de terminar registró tres hechos con un total de 11 cadáveres asesinados con saña y tirados en terrenos.

El domingo 4 fueron hallados 2 cuerpos embolsados en Río Blanco, en una zona en donde grupos colectivos de búsqueda de personas han encontrado fosas clandestinas. Tenían huellas de torturas y en espaldas y pies los dejaron marcados con una letra que hasta ahora no había sido empleada por los grupos criminales.

Vega de Alatorre es otro municipio con alto índice de criminalidad, donde ahora, el viernes, dejaron 5 cadáveres (cuatro hombres y una mujer) en un predio de la comunidad Las Higueras. La gente habla de que esto fue consecuencia de una disputada entre gente del CJNG y de otro grupo.

En Maltrata, escenario de robo a trenes, secuestros y otros delitos graves, los asesinados, desmembrados, embolsados y tirados en el lugar conocido como El Conejo, fueron un padre y su hijo y dos hermanos.

Hechos de este tipo ocurrieron en los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto y siguen a 8 meses de que Andrés Manuel López Obrador es presidente y ha implementado una nueva forma de enfrentar a la delincuencia organizada.

Sin embargo, la verdad es que la gente no percibe un avance en materia de seguridad, porque todos los días se entera de asesinatos, secuestros, robos, asaltos al salir del banco y extorsiones.

Y por desgracia, de acuerdo a lo que se derivaría de todos los hechos que se conjugan, la inseguridad continuará por mucho tiempo más.

Sin embargo, lo que se desea es que las autoridades hallen o les resulte su fórmula para que la seguridad mejore. Es lo que el pueblo desea.

Al iniciar este mes el presidente López Obrador advirtió a los huachicoleros a no jugar a las vencidas con él... pero a los grupos de la delincuencia organizada les tiene sin cuidado la amenaza presidencial.

En Puebla, el pasado viernes 2, el presidente lanzó esto: “A los que se dedican a esta actividad, recuerden que soy muy perseverante, soy muy terco, y que no quieran jugar a las vencidas, porque no voy a quitar el dedo del renglón. Antes se robaban 800 pipas diarias, ahora se roban 40, ya bajamos 95 por ciento el robo de combustible”.

No puede saberse si esos datos ofrecidos por AMLO son reales, porque ya es sabido como juega con las cifras a su favor, pero lo que sí es un hecho es que las mafias aún operan a todo lo que dan, con o sin Guardia Nacional.

A la siguiente semana de la advertencia presidencial, en Uruapan, Michoacán, la población amaneció con el hecho de que unos 20 cadáveres aparecieron colgados o desmembrados en puentes y calles. Esto fue derivado de la disputa que existe entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Viagras.

Acá en Veracruz, la semana que acaba de terminar registró tres hechos con un total de 11 cadáveres asesinados con saña y tirados en terrenos.

El domingo 4 fueron hallados 2 cuerpos embolsados en Río Blanco, en una zona en donde grupos colectivos de búsqueda de personas han encontrado fosas clandestinas. Tenían huellas de torturas y en espaldas y pies los dejaron marcados con una letra que hasta ahora no había sido empleada por los grupos criminales.

Vega de Alatorre es otro municipio con alto índice de criminalidad, donde ahora, el viernes, dejaron 5 cadáveres (cuatro hombres y una mujer) en un predio de la comunidad Las Higueras. La gente habla de que esto fue consecuencia de una disputada entre gente del CJNG y de otro grupo.

En Maltrata, escenario de robo a trenes, secuestros y otros delitos graves, los asesinados, desmembrados, embolsados y tirados en el lugar conocido como El Conejo, fueron un padre y su hijo y dos hermanos.

Hechos de este tipo ocurrieron en los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto y siguen a 8 meses de que Andrés Manuel López Obrador es presidente y ha implementado una nueva forma de enfrentar a la delincuencia organizada.

Sin embargo, la verdad es que la gente no percibe un avance en materia de seguridad, porque todos los días se entera de asesinatos, secuestros, robos, asaltos al salir del banco y extorsiones.

Y por desgracia, de acuerdo a lo que se derivaría de todos los hechos que se conjugan, la inseguridad continuará por mucho tiempo más.

Sin embargo, lo que se desea es que las autoridades hallen o les resulte su fórmula para que la seguridad mejore. Es lo que el pueblo desea.

lunes 02 de septiembre de 2019

Reparto de culpas por la masacre

lunes 12 de agosto de 2019

Mensajes con saña de sicarios

domingo 04 de agosto de 2019

Cuitláhuac: eso me encabrona

viernes 05 de julio de 2019

Un cambio en el gabinete

lunes 17 de junio de 2019

Dejen gobernar a Cuitláhuac

Cargar Más