/ sábado 22 de septiembre de 2018

Organilleros denuncian acoso de Comercio local

En otras ciudades “nos valoran y promueven las melodías, pero aquí nos corren”

Veracruz, Ver.- Mientras en otras ciudades “nos valoran y promueven las melodías del organillo”, en este municipio “los corren” y les exigen un pago de 200 pesos, denunciaron los organilleros procedentes de la Ciudad de México, pero que recorren ciudades del país llevando esta singular música.

Jony de la Cruz, organillero del grupo “Patas”, comentó que otros municipios gustan de preservar la música del organillo, más aún cuando se trata de un instrumento original de silbato y que funciona a través de aire, porque en la actualidad estos equipos ya vienen con una grabadora.

Sin embargo, aseguran que en el municipio de Veracruz sufren el acoso de parte de elementos de la dirección de Comercio que les prohíben tocar en algunos sitios y les exigen un pago de 200 pesos.

“No nos dejan trabajar, nos corren, nos piden un pago de 200 pesos y nosotros vamos caminando llevando esta música de tradición”, dijo.

Comentó que él junto con sus primos hermanos son la cuarta generación en la familia que se dedica a promover la música del también llamado “cilindrero”, debido a que las melodías son grabadas en cintas o cilindros de papel o metal por medio de perforaciones.

Procedentes de la Ciudad de México se dedican a recorrer varias ciudades del estado, llevando esta música que nació desde la época de la Revolución Mexicana, cuando Francisco Villa le pidió a sus soldados llevar los organillos a los pueblos y tener un poco de alegría, pese a la crisis que enfrentaba el país.

“Nos dedicamos a recorrer distintas ciudades del país para promover las melodías del organillo; éste es un organillo original, que funciona a base de viento, con una maquinita como la de las cajitas musicales y da la música con silbatos y aire; tiene ocho canciones”, dijo.

Estimó que a nivel país quedan menos de 30 organillos originales debido a que su mantenimiento es muy caro y en la actualidad los que se producen funcionan con una grabadora adaptada. El changuito, que era característica de los organillos, ahora también es de peluche, debido a que ya no se les permite trabajar con animales.


Veracruz, Ver.- Mientras en otras ciudades “nos valoran y promueven las melodías del organillo”, en este municipio “los corren” y les exigen un pago de 200 pesos, denunciaron los organilleros procedentes de la Ciudad de México, pero que recorren ciudades del país llevando esta singular música.

Jony de la Cruz, organillero del grupo “Patas”, comentó que otros municipios gustan de preservar la música del organillo, más aún cuando se trata de un instrumento original de silbato y que funciona a través de aire, porque en la actualidad estos equipos ya vienen con una grabadora.

Sin embargo, aseguran que en el municipio de Veracruz sufren el acoso de parte de elementos de la dirección de Comercio que les prohíben tocar en algunos sitios y les exigen un pago de 200 pesos.

“No nos dejan trabajar, nos corren, nos piden un pago de 200 pesos y nosotros vamos caminando llevando esta música de tradición”, dijo.

Comentó que él junto con sus primos hermanos son la cuarta generación en la familia que se dedica a promover la música del también llamado “cilindrero”, debido a que las melodías son grabadas en cintas o cilindros de papel o metal por medio de perforaciones.

Procedentes de la Ciudad de México se dedican a recorrer varias ciudades del estado, llevando esta música que nació desde la época de la Revolución Mexicana, cuando Francisco Villa le pidió a sus soldados llevar los organillos a los pueblos y tener un poco de alegría, pese a la crisis que enfrentaba el país.

“Nos dedicamos a recorrer distintas ciudades del país para promover las melodías del organillo; éste es un organillo original, que funciona a base de viento, con una maquinita como la de las cajitas musicales y da la música con silbatos y aire; tiene ocho canciones”, dijo.

Estimó que a nivel país quedan menos de 30 organillos originales debido a que su mantenimiento es muy caro y en la actualidad los que se producen funcionan con una grabadora adaptada. El changuito, que era característica de los organillos, ahora también es de peluche, debido a que ya no se les permite trabajar con animales.


Policiaca

Sentencian a 46 años de prisión a Brianda, la mujer que le sacó el bebé del vientre a otra

Con engaños de regalos para el recién nacido, convenció a Jenny para que abordaran un taxi; horas después, su cuerpo fue hallado en Alvarado con una profunda herida en el vientre

Local

A sus 62 años, pide apoyo para reconstruir su casa consumida por el fuego, en la JJ Panes

Doña Silvia trabaja como empleada doméstica casi todo el día, oficio que durante años le ha permitido ser el pilar de su familia

Local

Entérate en cuál dependencia hay acoso sexual; el infractor fue destituido de su cargo

Ocho mujeres han denunciado ser víctimas de este delito; las penas impuestas van desde la suspensión por días hasta la inhabilitación del servidor público

Deportes

Surgen los finalistas en dos categorías

Delfines disputará títulos en la 2006 y 2008 ante Iniciativa y Tigres Xalapa

Deportes

Veracruz fue mucha pieza en el fut escolar

En la rama femenil Veracruz pasó tranquilamente sobre sus rivales, aunque a la hora de las estadísticas los resultados pudieran parecer apretados

Deportes

Nemer Lajud llega al balompié libanés

El jugador ya entrena en el cuadro libanés que milita en la Primera División de ese país bajo las órdenes del entrenador jordano-palestino Abdullah Mohammad Abu Zema

Deportes

Cuarto día y se niegan a entrenar los Tiburones

La situación es crítica, pues los adeudos alcanzan además a los equipos filiales de segunda división, en este caso Albinegros, la Sub-17 y Sub-20, la femenil

Círculos

Por la ciudad / Xalapeños en un viernes y sábado de música

Todo confluyó para gozar de un sábado y domingo entre amigos

Local

A sus 62 años, pide apoyo para reconstruir su casa consumida por el fuego, en la JJ Panes

Doña Silvia trabaja como empleada doméstica casi todo el día, oficio que durante años le ha permitido ser el pilar de su familia