/ domingo 18 de agosto de 2019

Papanicolaou en hombre o citología uretral masculina (Parte 1)

Generalmente las lesiones aparecen en el hombre entre 4 a 14 años después de infectarse

Con el fin de informar a sus gentiles lectores acerca de la citología uretral masculina (primera parte), pido a usted sea publicada la presente misiva en su reconocida sección ‘Cartas a la Dirección’.

El papanicolaou en los hombres o citología uretral masculina tiene el objetivo de detectar de forma oportuna alguna alteración o enfermedad a nivel de los genitales (Leer: http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/232962/conozca-sobre-el-papanicolaou-masculino).

Y también revelar si el paciente padece del virus del papiloma humano (VPH).

Es un procedimiento de suma importancia para los hombres porque se puede detectar si hay alguna anomalía a nivel de la uretra.

La muestra se debe tomar de la base del pene, de los testículos y de los 2 primeros centímetros de la uretra, esto se realiza por medio de un cepillito muy delgado y especial que se llama citobrush.

La citología uretral en los hombres es un aporte al diagnóstico de enfermedades de transmisión sexual para la determinación de enfermedades de transmisión sexual por VPH, Chlamidya y otras infecciones por microorganismos

(http://www.revinfcientifica.sld.cu/index.php/ric/article/view/173/1391).

Que podrían ser dañinos para el paciente y para sus parejas.

La aparición de las lesiones o ulceraciones por VPH toman más tiempo en aparecer en los hombres.

La detección de VPH en el varón es necesaria por su papel como vector y reservorio del virus (http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-62662016000500062).

Generalmente las lesiones aparecen en el hombre entre 4 a 14 años después de infectarse y muchas veces no son perceptibles a simple vista.

Los varones deben realizarse el papanicolaou masculino o citología uretral cada 2 años a partir de su primer encuentro sexual, de manera que se pueda llevar un control y así eviten consecuencias más graves, como cáncer en los genitales o la amputación del pene.

El médico especialista en realizar la citología uretral masculina es el urólogo.

En otro asunto, como siempre, insisto en la necesidad de que el Sector Salud de México eduque a la población eficientemente, en la prevención de las enfermedades.

Por último, les invito a ver el programa por Internet ‘Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud’. El próximo viernes, a las 20 horas, nos acompañará en entrevista en vivo, la especialista en ginecología, medicina genética y cardiología fetal, doctora Nirurka De la Paz Conde, con el importante tema: ‘Diagnóstico de malformaciones en el bebé durante el embarazo’.

Lo transmitiremos por: www.emcs.com.mx; y vía Facebook Live por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; por Twitter @EMCS_Oficial y por YouTube: Especialistas Médicos.

Me despido, enviándole un cordial saludo y agradeciendo la publicación de la presente.

Facebook: Abigail Bello Gallardo

Con el fin de informar a sus gentiles lectores acerca de la citología uretral masculina (primera parte), pido a usted sea publicada la presente misiva en su reconocida sección ‘Cartas a la Dirección’.

El papanicolaou en los hombres o citología uretral masculina tiene el objetivo de detectar de forma oportuna alguna alteración o enfermedad a nivel de los genitales (Leer: http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/232962/conozca-sobre-el-papanicolaou-masculino).

Y también revelar si el paciente padece del virus del papiloma humano (VPH).

Es un procedimiento de suma importancia para los hombres porque se puede detectar si hay alguna anomalía a nivel de la uretra.

La muestra se debe tomar de la base del pene, de los testículos y de los 2 primeros centímetros de la uretra, esto se realiza por medio de un cepillito muy delgado y especial que se llama citobrush.

La citología uretral en los hombres es un aporte al diagnóstico de enfermedades de transmisión sexual para la determinación de enfermedades de transmisión sexual por VPH, Chlamidya y otras infecciones por microorganismos

(http://www.revinfcientifica.sld.cu/index.php/ric/article/view/173/1391).

Que podrían ser dañinos para el paciente y para sus parejas.

La aparición de las lesiones o ulceraciones por VPH toman más tiempo en aparecer en los hombres.

La detección de VPH en el varón es necesaria por su papel como vector y reservorio del virus (http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-62662016000500062).

Generalmente las lesiones aparecen en el hombre entre 4 a 14 años después de infectarse y muchas veces no son perceptibles a simple vista.

Los varones deben realizarse el papanicolaou masculino o citología uretral cada 2 años a partir de su primer encuentro sexual, de manera que se pueda llevar un control y así eviten consecuencias más graves, como cáncer en los genitales o la amputación del pene.

El médico especialista en realizar la citología uretral masculina es el urólogo.

En otro asunto, como siempre, insisto en la necesidad de que el Sector Salud de México eduque a la población eficientemente, en la prevención de las enfermedades.

Por último, les invito a ver el programa por Internet ‘Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud’. El próximo viernes, a las 20 horas, nos acompañará en entrevista en vivo, la especialista en ginecología, medicina genética y cardiología fetal, doctora Nirurka De la Paz Conde, con el importante tema: ‘Diagnóstico de malformaciones en el bebé durante el embarazo’.

Lo transmitiremos por: www.emcs.com.mx; y vía Facebook Live por: Especialistas Médicos al Cuidado de su Salud y Revistasinrecreo.com; por Twitter @EMCS_Oficial y por YouTube: Especialistas Médicos.

Me despido, enviándole un cordial saludo y agradeciendo la publicación de la presente.

Facebook: Abigail Bello Gallardo