/ lunes 6 de julio de 2020

Vendría lo peor: más cierres y gran crisis de desempleo

Inseguridad, carencia de medidas para paliar la falta de ingresos, en la calle o rematando mercancía, son algunas circunstancias


El desempleo como consecuencia de la pandemia por coronavirus es sinónimo de inseguridad porque la gente tiene que comer y si no trabaja podría empezar a delinquir, alertó el presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de las Artes Gráficas (Canagraf), Fernando Arana Watty. Consideró que la población se sigue enfermando de otras cosas, pero además debe seguir alimentando a sus hijos, "si no tiene trabajo empieza a delinquir y no es justificable, pero es entendible y es en lo que se tendría haber pensado al no apoyar a las empresas para que continuaran abiertas y si no son esenciales apoyarlas con parte de sueldo o servicios".

Refirió que en este momento se observan por todos lados letreros en locales de "se vende, se renta o se traspasa" y no hay alguien que se anime a poner un negocio.

Arana Watty refirió que los empresarios han expresado a las autoridades locales que el cierre de comercios no debe ser únicamente en el centro de la ciudad, sino en toda la periferia.

Uno puede ver que si hay locales cerrados en el centro y se oye como que estamos haciendo algo a favor de evitar el contagio, pero se sale uno del centro y ve uno los comercios informales, los ambulantes vendiendo como si nada, ni cubrebocas hay, ahorita ya empezaron, pero meses atrás ni cubrebocas ni sana distancia, entonces debería ser parejodijo

Sostuvo que aunque se entiende que la gente debe llevar el sustento a sus hogares, es necesario cuidarse, y si van en medio de la pandemia deben respetar todas las medidas de salud porque si no las consecuencias serán aún más costosas. "No vale la pena cerrar el centro cuando la periferia de Xalapa y otras calles están abiertas como si nada", dijo Arana Watty.

Sindicatos coinciden en que urgen medidas para paliar la falta de ingresos

Un panorama negro es el que auguran trabajadores y líderes de sindicatos ante el desempleo que se está generando con la pandemia por coronavirus y que se agravará de no existir medidas para paliarlo.

Tomás Tejeda Cruz, de la Confederación Revolucionaria Obrero Campesina (CROC) Veracruz, dijo que independientemente de la contingencia sanitaria no hay crecimiento económico en el país y muchos trabajadores están ganando la mitad de su sueldo o han sido despedidos.

Es una situación mucho muy difícil, estamos pasando todos los trabajadores situaciones muy críticas, a los que bien les va le están pagando el 50 o 60%, nosotros hemos intervenido de alguna forma para que les paguen cuando menos eso, pero a otros los están corriendo, es una situación muy difícil, yo no sé hasta dónde vamos a llegardijo Tejeda Cruz

Criticó que en gobiernos anteriores independientemente del color y aunque hubo corrupción, “cuando menos había crecimiento, el año pasado fue crecimiento cero”.

Refirió que los países del primer mundo están dando incentivos a la clase trabajadora, a los empresarios, pero en México desafortunadamente no existe buena relación con los empresarios, lo que complica aún más la situación. “De por sí ya la veníamos pasando y con esto de la pandemia estamos peores”, dijo Tomás Tejeda.

Agregó que es necesario que el presidente Andrés Manuel López Obrador sea más sensible, escuche y además de darle dinero a los adultos mayores y jóvenes, reactive la economía, pues un detonante importante es la construcción, donde se perdieron empleos por una decisión “mal tomada” al haber quitado los subsidios de Infonavit. “En ese momento se fueron a la calle entre 6 y 7 millones de trabajadores en la industria de la construcción y de empleos directos”.

Acdmer Antonio Galicia Campos, secretario general del Sindicato de Empleados del Poder Ejecutivo de Veracruz, dijo que el problema de desempleo es preocupante porque se han perdido muchas relaciones laborales con empresas y aunque los agremiados hasta ahora no han sufrido una situación similar, sí hay temor de que pudiera darse. Muchos compañeros están con el temor de que vayan a perder su trabajo. Tuvimos un caso cuando empezó la pandemia en la Secretaría del Trabajo que decían que por presupuesto daban de baja a un compañero con 10 años de servicio y desgraciadamente después nos dimos cuenta que el hijo de la exsecretaria gozaba de recursos y hasta vehículos oficiales para uso particular”, detalló.

A partir de ahí, apuntó, se pusieron en alerta y han dialogado con los integrantes del sindicato, aunque desafortunadamente el Poder Judicial y los tribunales están parados en caso de que se diera algún despido injustificado y poder demandar. “Hasta ahorita no se han dado casos de despido y también los compañeros están trabajando con guardias y los que tienen nombramiento con carácter de definitivo y sobre todo los que han estado enfermos o padecen de una enfermedad crónica, se les ha dado la oportunidad de que estén trabajando a distancia, añadió.

Al respecto, acusó que ha habido casos de Covid-19 en varias dependencias y que las autoridades han sido omisas para dotar de las medidas e implementos necesarios para no poner en riesgo su salud. “No se les ha dado atención, incluso ha habido compañeros que han sufrido crisis de algún malestar y a veces tienen que ir ellos personalmente, cuando debería ser la institución la que te canalice a alguna área para que te hagan la prueba y descartar que sea o no sea Covid y si es, tener las medidas urgentes y necesarias, entonces muchos trabajadores viven con la incertidumbre y tienen miedo de que si lo reportan los van a despedir; esa es una de las situaciones que estamos padeciendo con los compañeros y que lo han reportado más en la Secretaría de Finanzas”, abundó.

El dirigente de la organización de Vendedores Independientes del Estado de Veracruz (VIVE), Pablo Jiménez Ayala, dijo que el desempleo era un mal que ya se esperaba con la pandemia, además de una crisis económica tremenda en la que lamentó la inacción de las autoridades.

Ningún gobierno hace nada, cada vez hay más empresas cerradas, los hoteles están cerrando, el turismo en nuestro estado y municipio cada vez se ahuyenta más, hay brotes de inconformidad muy fuertes que el gobierno quiere pararlos y yo estoy en total desacuerdo con el vandalismo que se ha dado en la capital y ese es un reflejo de lo que está pasandoañadió

En las casas de empeño, apuntó, la gente ya llevó lo último que tenía y no hay de dónde obtener más recursos económicos. Ante la situación que se enfrenta el sector informal que está severamente dañado, el pueblo es el único que va a salvar al pueblo, “porque el gobierno no hace nada y nosotros tendremos que ver cómo vamos a luchar para poder sortear esta situación; sí tengo compañeros que me llaman y me dicen necesitamos un poco de frijol, y les digo que aguantemos y que vamos a buscar los mecanismos y demostrar que somos más que el gobierno y que nos preocupamos por nosotros mismos”.

PANORAMA NO ES ALENTARDOR

El representante del Sindicato de Músicos Filarmónicos del Veracruz, zona Xalapa, José Luis Ramírez Reyes, aseveró que el sector se encuentra en crisis total debido a que perdieron toda posibilidad de generar recursos ante la cancelación de eventos de todo tipo.

Refirió que el panorama no es nada alentador porque algunos músicos han buscado alternativas de trabajo, sin que todos hayan obtenido resultados favorables, lo que significa que el desempleo y la falta de oportunidad laboral seguirá creciendo.

Expuso que la situación es ampliamente complicada, dado que por cada agrupación dependen mínimo seis familias y a la fecha se tienen más de 500 músicos sin alguna fuente de ingresos segura.

“Estamos en crisis total, nos encontramos en la desesperación porque no contamos con ingresos, hemos tratado de conseguir trabajo sin obtener respuesta, por lo que consideramos que el desempleo es y será cada vez mayor, no sólo en la ciudad, sino también en el estado”, opinó.

Lo peor está por venir: empresarios

La pandemia generada por el Covid-19 ha provocado estragos en diferentes sectores de económicos, los cuales prevén que lo peor está por venir ante la falta de fluidez económica que, a su vez, causa pérdidas de empleos y cierres de comercios. Por ello, los sectores empresariales y sindicales señalan que la inversión se encuentra detenida, por lo que es urgente realizar acciones que permitan empleos temporales, así como mejorar las condiciones económicas del estado.

El vicepresidente nacional de Financiamiento y Programas de Apoyo de Canacintra, Juan Manuel García González, señaló que no se augura un buen panorama para los próximos meses, ya que a los empresarios les falta liquidez.

Se tenía un cálculo en el que se establecía que las empresas podían aguantar 27 días sin abrir y sin poder vender, pero van más de 90 y se siguen contando, por lo que su economía se ha visto afectada y aunque la mayoría de los empresarios adheridos a esta cámara ha intentado mantener a toda su planta productiva, ya resulta imposible. “Canacintra vislumbró este escenario, pero no lo veíamos tan dramático como se ha presentado, por eso pedimos diversos apoyos, como el diferimiento de los impuestos. No hemos visto ningún tipo económico fuerte para aplicar para cuando haya un mayor desempleo, lo peor está por venir, será una pandemia económica”, expuso.

Bernardo Martínez Ríos, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco-Servytur) Xalapa, manifestó que para los próximos meses la curva de desempleo aumentará, aunado a que no se han creado áreas de trabajo.

El Banco de México, el Fondo Monetario Internacional señalan que lo que se avecina para los próximos meses es un decrecimiento económico, hablan de una caída en el Producto Interno Bruto de 6 hasta 12% y esto trae como consecuencia que la curva del desempleo esté creciendo y vamos a tener un déficit por ese desempleo que tardaremos en ocupar expuso

Destacó que ante este panorama algunas empresas están considerando cómo van a reinventar sus negocios, otras se encuentran pensando si van a regresar o no y el resto busca la manera de operar con las restricciones que va a haber.

Reconoció que a la fecha es difícil cuantificar el número de empresas que han cerrado y la cantidad de empleos que se perdieron porque no todos los propietarios dan a conocer el cierre, algunos comercios se encuentran en cierre temporal y de éstos no se sabe cuáles permanecerán cerrados de forma definitiva o reabrirán.

El presidente de Canacintra Xalapa, Alejandro de la Madrid Trueba, indicó que se prevé una mayor pérdida de empleos y cierre de empresas, ya que la situación económica es muy compleja. A nivel nacional se han perdido más de un millón de empleos, de los cuales se calcula que alrededor del 60% sea permanente y en Xalapa por alcanzar el pico de contagios esto alargará más que se pueda reabrir.

En su opinión, las autoridades no han tenido voluntad para mantener los empleos porque no se han registrado acciones contundentes para ayudar a los empresarios, de todos los niveles, a enfrentar la crisis económica que se tiene ante la falta de recursos e ingresos.

El representante de Empresas SOS, Jesús Castañeda Nevárez, comentó que se está viviendo una situación totalmente inédita porque nadie estaba preparado para ello, por lo que se vislumbra es no sólo la desaceleración económica, sino una parálisis porque hay cientos de empresas cerradas y muchas de ellas ya no podrán reabrir porque después de tres meses es imposible aguantar.

Manifestó que se prevé una mayor pérdida de empleos, aunque se considera que las micro empresas se van a recomponer porque “están hechas para luchar” y lograr sostener a las familias que de ello dependen.

Sin ventas me quedé en la calle: Carlos Cortés

A Carlos Cortés la pandemia le dio un golpe mortal y terrible que lo obligó a cerrar sus negocios, ya que la quiebra le llegó rápido al quedarse sin ventas.

La pérdida total de sus negocios y el haberse quedado sin un sustento o una fuente de trabajo en plena pandemia por el Covid-19 orilló a Carlos, de 50 años de edad, a entrar en un estado de depresión muy alto. Desgraciamente entré en una depresión severa que causó estragos en mi cabeza. He estado mal, pienso a veces en salir corriendo porque volteas atrás y no hay nada, pero buscas hoy dónde acomodarte y tampoco”, dijo tras quedarse sin nada al venirse abajo sus negocios.

Carlos Cortés | Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa

Él es uno de los cientos de personas que en la contingencia sanitaria perdieron todo o casi todo. “Sin ventas, sin dinero y sin trabajo me quedé en la calle”, agregó, mientras miraba al vacío vislumbrando tal vez un mejor futuro.

Carlos vendía tenis, ropa americana y conejos, pero en medio de la pandemia debió vender todo a precios muy bajos, lo peor es que se le acabó el dinero y las necesidades eran tantas que ocupó lo de la inversión, la que tuvo el mismo fin. “Empieza uno a tener necesidades en casa y nos gastamos la inversión, nos quedamos en cero y sin saber adónde pisar, dónde caminar, ni saber qué hacer”.

Pero al final del camino ve una luz.Sé que hay que luchar, buscarle y seguir adelante, sin embargo, es muy difìcil, muy complicado”, finalizó.

NEGOCIOS COMPARTEN DESTINO

Otros negocios se mantuvieron abiertos, pero las ventas bajaron considerablemente. Un caso es el de Narciso Macip, quien trabaja en una lavandería de la calle Nuevo León. El local generaba antes diariamente en ganancias unos 500 pesos aproximadamente, pero hoy sólo obtiene unos 100. “Me pegó muy duro porque nuestros clientes eran maestros y estudiantes que vivían por aquí cerca, pero al irse todos bajaron los servicios al 80 por ciento”, precisó.

Narciso fue de los que tampoco bajó la cortina de su negocio. “Me mantengo siquiera para la papa porque hay negocios que ya cerraron y nosotros con 100 pesos que caigan ya la hicimos para comer”, sostuvo.

En tanto, Angélica del Real, quien atiende una sala de belleza en la colonia Progreso, reconoció que fue duro el golpe económico asestado por el coronavirus. “Cuando empezó esto todo mundo tenía miedo, no salía, el negocio se vio muy afectado, pero hoy está levantando porque la gente ya sale más, ya está un poco más abierta o simplemente no cree y si cree piensa que ya no importa”.

Dijo que el negocio bajó tanto que de tener de 30 a 50 servicios a la semana llegaron a contar con sólo tres. “Empezó a repuntar, claro no al 100%, pero sale para pagar la renta, el agua y la luz”. mencionó.

Por último, en un laboratorio fotográfico de la calle Toluca estaba Luz María Fragoso, quien precisó que los trabajos se redujeron a 10%.

En ese local la mayoría de clientes eran estudiantes, pero al no haber graduaciones tampoco hubo ventas. “Obviamente nos vemos afectados porque al no haber servicios no tenemos entradas”. Finalmente, señaló que anteriormente atendían a unos 15 clientes por día. “Hoy cuando mucho a dos”, añadió.

Aunque cerrar definitivamente no estaba en sus mentes. “Para nada porque lo poquito que vaya cayendo es bueno”, concluyó.

En tanto, Heriberto Romero, que tiene una tienda en la calle Toluca, no cerró, pero las ventas no han sido las mismas, de hecho aseguró que apenas gana para irla pasando. “Sí bajó, no hemos visto nada de ganancias, estamos a ras, la tienda se está manteniendo, pero para nosotros casi no hay nada”, señaló.

Teníamos más ventas por el movimiento de las escuelas, pero ahorita tengo una hora y no he vendido nadadijo

Antes le llegaban de 150 a 200 clientes, hoy afirma que menos de 80. “Antes llevaría más de tres mil pesos ahorita apenas unos 700, y eso que la venta subió porque vendemos cerveza”.

Cerrar el negocio mientras pasa la pandemia estuvo en sus planes, pero decidió mantenerse porque con lo poco que gana mantiene su local.

El caso de la señora Martha Oltehua fue diferente, ya que la pandemia le hizo lo que el viento a Juárez, pues las ventas aumentaron. “En la primera semana cerramos, me vine para abajo, me decía yo qué voy hacer, de qué vamos a vivir. Pero no me crucé de brazos y nos dimos a conocer por facebook y whatsapp y por fortuna no hemos descansado ni un día”. Doña Socorro atiende un local denominado “La cocina de Pita”, donde elabora antojitos como gorditas, empanadas, tostadas y tortas, además de comida corrida. “Sí gracias a Dios vendemos de todo, hasta carlotas, ya nada más nos falta vender al chiquillo”, dijo mientras pasaba su nieto corriendo por el lugar.

Tienda remata ropa para evitar cierre

Córdoba, Ver.-El temor por el cierre definitivo de comercios no esenciales es latente entre los dueños, gerentes, trabajadores y proveedores; sobre el tema Joaquín del Valle Luna, propietario de “Novedades Joachito”, expresó que ha tenido que cambiar en dos ocasiones de giro comercial, incluso hasta ha pensado en cerrar la sucursal de Veracruz, pues para el pago de renta, luz, trabajadores e impuestos no alcanza la economía.

Él, en conjunto con su esposa y tres trabajadores, tiene a su cargo la venta de vestidos de XV años, novias, trajes de comunión, confirmación y bautizo, “para lo único que alcanza es para cubrir los sueldos, los que están abiertos ven ventas diarias de menos de dos mil pesos, lo fuerte es la venta de los vestidos grandes, las actividades eclesiásticas siguen canceladas y esto nos pega bastante”, señaló.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

Del Valle Luna dijo que están pensando seriamente en cerrar, ya que no tienen ventas, “al gobierno ya uno le dice no me des dinero, pero condóname impuestos o luz, acá en Córdoba no han cortado luz pero en la otra sucursal del puerto ya”.

La necesidad de venta es grande, así como la merma en la economía, pues están conscientes de que ahora no hay solvencia para grandes compras, ellos dedicados al sector de la venta de moda y ropa les preocupa el hecho de que no se componga, pues ellos deben de probar vestidos, hacer ajustes, es decir, estar en contacto de forma cercana con la persona que compra.

Tomaron la decisión de rematar la ropa que tenían en la tienda, misma que pudiese ser de uso diario, así que por redes sociales empezaron a ofertarla. “Nos llegaban mensajes de ‘oye no tienes esto’ o ‘este en otra talla o modelo’, fue allí donde vimos que podría ser una opción laboral aunque está sea informal, pero a eso se nos obliga, pues no hay apoyo gubernamental”. Refirió que si llegan a cerrar la sucursal de la ciudad no tienen problema, pues aunque no saquen las ganancias del año pasado, lo que ahora obtienen les da al mes para poder seguir a flote y llevar alimento y pagos de servicios de su hogar.

Antes de la pandemia lo que uno creía como microempresario era crecer, pensábamos en abrir sucursal en Orizaba, nunca pedimos nada al gobierno, pero en estos casos que no es flojera del empresario, se habló de un apoyo de 25 mil pesos y no está mal, en su momento sirven para un mes, no dan facilidad de impuestos o servicios, debemos de buscarle por otros caminos

refirió

Al menos en la sucursal de Córdoba llegan a pagar aproximadamente dos mil a dos mil 500 pesos de luz y de renta cercano a 12 mil pesos. Para este sector empresarial dedicado a la venta de “ropa para fiestas” su temporada fuerte iniciaba con el inicio de las vacaciones de verano, pues se tenía el tiempo de organizar fiestas.

No tengo para cuándo abrir: dueño de miscelánea

Orizaba, Ver.- Lumi, como le llaman sus vecinos y clientes más antiguos, tiene una pequeña miscelánea desde hace más de cuatro décadas. Con la pandemia la tuvo que cerrar temporalmente porque las ventas bajaron drásticamente y aunque dice que su proyecto es abrirla, no sabe cuándo será posible. Recordó que la tiendita la abrió cuando sus hijos eran pequeños y con lo que se vendía apoyaba a su esposo que manejaba un taxi. Estar cerca de una escuela era garantía de consumo porque los estudiantes a la hora de salida compraban algo antes de irse a su casa.

Mencionó que a pesar de las dificultades que afrontaba, propias de las crisis económicas que le ha tocado vivir, nunca como ahora el panorama había sido tan desolador.

Cuando las autoridades dijeron que se tenía que cerrar nosotros lo hicimos, también porque mi hijo Óscar (el mayor), quien tiene un negocio de hamburguesas y antojitos típicos, me dijo que si él nos cuida para qué nos exponíamos nosotros

recuerda

Desde que comenzó la pandemia su pequeño negocio resintió una baja considerable en las ventas, pues la escuela, que era su fuerte porque aparte preparaba desayunos para los profesores, cerró por instrucciones del sector salud. Aunque a doña Lumi se le complica la situación económica con el cierre temporal de su negocio, pues tiene que hacer frente a la medicación controlada y permanente por el padecimiento del más chico de sus hijos, confía en que pronto pase lo difícil de la pandemia para volver a reabrir su negocio.

Mientras tanto, dijo, la van pasando con las pocas comidas que algunos de sus vecinos le encargan y que su esposo lleva a domicilio. Este mes, señaló, estuvo más difícil que el pasado y lo atribuyó a que tal vez la gente tuvo oportunidad de guardar un poco de dinero para poder pasar la cuarentena en su casa, pero si ya se les acabó lo que tenían comienzan los problemas.

David, sin trabajo y a punto de ser padre

Veracruz, Ver.- David Sarmiento Maldonado se quedó sin empleo y Seguro Social cuando su esposa tiene siete meses de embarazo, el bar en el que trabajaba como mesero cerró definitivamente, luego de las afectaciones por la pandemia de Covid-19.

En un inicio el cierre del bar Barrilitos, ubicado en la zona turística de Boca del Río, sería temporal; sin embargo, la situación empeoró y este jueves fue avisado que la empresa no podría abrir de nuevo.

Desde marzo tuvo que cerrar por la contingencia y apenas ayer el dueño del bar nos llamó a una junta en donde se declaró en quiebra y lamentablemente todo el personal perdió el empleo, el empresario tiene tres empresas que cerró, así que es mucha gente la que perdió su empleo declaró

Durante los primeros dos meses que el bar cerró el propietario cubrió la totalidad del sueldo de sus trabajadores, además de ofrecer préstamos para los trabajadores que lo necesitaran. Para junio, el dueño no pudo cubrir la nómina de los trabajadores y ofreció insumos que había comprado para el restaurante, como gel antibacterial y sanitizante, para que los trabajadores lo pudieran vender y lo obtenido les sirviera íntegro para mantenerse.

David Sarmiento | Foto: Danytza Flores | Diario de Xalapa

Ahora con el cierre, David aseguró que todo el personal fue liquidado conforme a la ley, además de que aquellos que requirieron los préstamos, como fue su caso, no se les cobrará, como una forma de apoyarlo. En el bar Barrilitos unos 35 trabajadores se quedaron sin empleo.

Con información de: Itzel Molina, Julián Rodríguez, Guadalupe Castillo, Mayra Figueiras y Danytza Flores


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


El desempleo como consecuencia de la pandemia por coronavirus es sinónimo de inseguridad porque la gente tiene que comer y si no trabaja podría empezar a delinquir, alertó el presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de las Artes Gráficas (Canagraf), Fernando Arana Watty. Consideró que la población se sigue enfermando de otras cosas, pero además debe seguir alimentando a sus hijos, "si no tiene trabajo empieza a delinquir y no es justificable, pero es entendible y es en lo que se tendría haber pensado al no apoyar a las empresas para que continuaran abiertas y si no son esenciales apoyarlas con parte de sueldo o servicios".

Refirió que en este momento se observan por todos lados letreros en locales de "se vende, se renta o se traspasa" y no hay alguien que se anime a poner un negocio.

Arana Watty refirió que los empresarios han expresado a las autoridades locales que el cierre de comercios no debe ser únicamente en el centro de la ciudad, sino en toda la periferia.

Uno puede ver que si hay locales cerrados en el centro y se oye como que estamos haciendo algo a favor de evitar el contagio, pero se sale uno del centro y ve uno los comercios informales, los ambulantes vendiendo como si nada, ni cubrebocas hay, ahorita ya empezaron, pero meses atrás ni cubrebocas ni sana distancia, entonces debería ser parejodijo

Sostuvo que aunque se entiende que la gente debe llevar el sustento a sus hogares, es necesario cuidarse, y si van en medio de la pandemia deben respetar todas las medidas de salud porque si no las consecuencias serán aún más costosas. "No vale la pena cerrar el centro cuando la periferia de Xalapa y otras calles están abiertas como si nada", dijo Arana Watty.

Sindicatos coinciden en que urgen medidas para paliar la falta de ingresos

Un panorama negro es el que auguran trabajadores y líderes de sindicatos ante el desempleo que se está generando con la pandemia por coronavirus y que se agravará de no existir medidas para paliarlo.

Tomás Tejeda Cruz, de la Confederación Revolucionaria Obrero Campesina (CROC) Veracruz, dijo que independientemente de la contingencia sanitaria no hay crecimiento económico en el país y muchos trabajadores están ganando la mitad de su sueldo o han sido despedidos.

Es una situación mucho muy difícil, estamos pasando todos los trabajadores situaciones muy críticas, a los que bien les va le están pagando el 50 o 60%, nosotros hemos intervenido de alguna forma para que les paguen cuando menos eso, pero a otros los están corriendo, es una situación muy difícil, yo no sé hasta dónde vamos a llegardijo Tejeda Cruz

Criticó que en gobiernos anteriores independientemente del color y aunque hubo corrupción, “cuando menos había crecimiento, el año pasado fue crecimiento cero”.

Refirió que los países del primer mundo están dando incentivos a la clase trabajadora, a los empresarios, pero en México desafortunadamente no existe buena relación con los empresarios, lo que complica aún más la situación. “De por sí ya la veníamos pasando y con esto de la pandemia estamos peores”, dijo Tomás Tejeda.

Agregó que es necesario que el presidente Andrés Manuel López Obrador sea más sensible, escuche y además de darle dinero a los adultos mayores y jóvenes, reactive la economía, pues un detonante importante es la construcción, donde se perdieron empleos por una decisión “mal tomada” al haber quitado los subsidios de Infonavit. “En ese momento se fueron a la calle entre 6 y 7 millones de trabajadores en la industria de la construcción y de empleos directos”.

Acdmer Antonio Galicia Campos, secretario general del Sindicato de Empleados del Poder Ejecutivo de Veracruz, dijo que el problema de desempleo es preocupante porque se han perdido muchas relaciones laborales con empresas y aunque los agremiados hasta ahora no han sufrido una situación similar, sí hay temor de que pudiera darse. Muchos compañeros están con el temor de que vayan a perder su trabajo. Tuvimos un caso cuando empezó la pandemia en la Secretaría del Trabajo que decían que por presupuesto daban de baja a un compañero con 10 años de servicio y desgraciadamente después nos dimos cuenta que el hijo de la exsecretaria gozaba de recursos y hasta vehículos oficiales para uso particular”, detalló.

A partir de ahí, apuntó, se pusieron en alerta y han dialogado con los integrantes del sindicato, aunque desafortunadamente el Poder Judicial y los tribunales están parados en caso de que se diera algún despido injustificado y poder demandar. “Hasta ahorita no se han dado casos de despido y también los compañeros están trabajando con guardias y los que tienen nombramiento con carácter de definitivo y sobre todo los que han estado enfermos o padecen de una enfermedad crónica, se les ha dado la oportunidad de que estén trabajando a distancia, añadió.

Al respecto, acusó que ha habido casos de Covid-19 en varias dependencias y que las autoridades han sido omisas para dotar de las medidas e implementos necesarios para no poner en riesgo su salud. “No se les ha dado atención, incluso ha habido compañeros que han sufrido crisis de algún malestar y a veces tienen que ir ellos personalmente, cuando debería ser la institución la que te canalice a alguna área para que te hagan la prueba y descartar que sea o no sea Covid y si es, tener las medidas urgentes y necesarias, entonces muchos trabajadores viven con la incertidumbre y tienen miedo de que si lo reportan los van a despedir; esa es una de las situaciones que estamos padeciendo con los compañeros y que lo han reportado más en la Secretaría de Finanzas”, abundó.

El dirigente de la organización de Vendedores Independientes del Estado de Veracruz (VIVE), Pablo Jiménez Ayala, dijo que el desempleo era un mal que ya se esperaba con la pandemia, además de una crisis económica tremenda en la que lamentó la inacción de las autoridades.

Ningún gobierno hace nada, cada vez hay más empresas cerradas, los hoteles están cerrando, el turismo en nuestro estado y municipio cada vez se ahuyenta más, hay brotes de inconformidad muy fuertes que el gobierno quiere pararlos y yo estoy en total desacuerdo con el vandalismo que se ha dado en la capital y ese es un reflejo de lo que está pasandoañadió

En las casas de empeño, apuntó, la gente ya llevó lo último que tenía y no hay de dónde obtener más recursos económicos. Ante la situación que se enfrenta el sector informal que está severamente dañado, el pueblo es el único que va a salvar al pueblo, “porque el gobierno no hace nada y nosotros tendremos que ver cómo vamos a luchar para poder sortear esta situación; sí tengo compañeros que me llaman y me dicen necesitamos un poco de frijol, y les digo que aguantemos y que vamos a buscar los mecanismos y demostrar que somos más que el gobierno y que nos preocupamos por nosotros mismos”.

PANORAMA NO ES ALENTARDOR

El representante del Sindicato de Músicos Filarmónicos del Veracruz, zona Xalapa, José Luis Ramírez Reyes, aseveró que el sector se encuentra en crisis total debido a que perdieron toda posibilidad de generar recursos ante la cancelación de eventos de todo tipo.

Refirió que el panorama no es nada alentador porque algunos músicos han buscado alternativas de trabajo, sin que todos hayan obtenido resultados favorables, lo que significa que el desempleo y la falta de oportunidad laboral seguirá creciendo.

Expuso que la situación es ampliamente complicada, dado que por cada agrupación dependen mínimo seis familias y a la fecha se tienen más de 500 músicos sin alguna fuente de ingresos segura.

“Estamos en crisis total, nos encontramos en la desesperación porque no contamos con ingresos, hemos tratado de conseguir trabajo sin obtener respuesta, por lo que consideramos que el desempleo es y será cada vez mayor, no sólo en la ciudad, sino también en el estado”, opinó.

Lo peor está por venir: empresarios

La pandemia generada por el Covid-19 ha provocado estragos en diferentes sectores de económicos, los cuales prevén que lo peor está por venir ante la falta de fluidez económica que, a su vez, causa pérdidas de empleos y cierres de comercios. Por ello, los sectores empresariales y sindicales señalan que la inversión se encuentra detenida, por lo que es urgente realizar acciones que permitan empleos temporales, así como mejorar las condiciones económicas del estado.

El vicepresidente nacional de Financiamiento y Programas de Apoyo de Canacintra, Juan Manuel García González, señaló que no se augura un buen panorama para los próximos meses, ya que a los empresarios les falta liquidez.

Se tenía un cálculo en el que se establecía que las empresas podían aguantar 27 días sin abrir y sin poder vender, pero van más de 90 y se siguen contando, por lo que su economía se ha visto afectada y aunque la mayoría de los empresarios adheridos a esta cámara ha intentado mantener a toda su planta productiva, ya resulta imposible. “Canacintra vislumbró este escenario, pero no lo veíamos tan dramático como se ha presentado, por eso pedimos diversos apoyos, como el diferimiento de los impuestos. No hemos visto ningún tipo económico fuerte para aplicar para cuando haya un mayor desempleo, lo peor está por venir, será una pandemia económica”, expuso.

Bernardo Martínez Ríos, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco-Servytur) Xalapa, manifestó que para los próximos meses la curva de desempleo aumentará, aunado a que no se han creado áreas de trabajo.

El Banco de México, el Fondo Monetario Internacional señalan que lo que se avecina para los próximos meses es un decrecimiento económico, hablan de una caída en el Producto Interno Bruto de 6 hasta 12% y esto trae como consecuencia que la curva del desempleo esté creciendo y vamos a tener un déficit por ese desempleo que tardaremos en ocupar expuso

Destacó que ante este panorama algunas empresas están considerando cómo van a reinventar sus negocios, otras se encuentran pensando si van a regresar o no y el resto busca la manera de operar con las restricciones que va a haber.

Reconoció que a la fecha es difícil cuantificar el número de empresas que han cerrado y la cantidad de empleos que se perdieron porque no todos los propietarios dan a conocer el cierre, algunos comercios se encuentran en cierre temporal y de éstos no se sabe cuáles permanecerán cerrados de forma definitiva o reabrirán.

El presidente de Canacintra Xalapa, Alejandro de la Madrid Trueba, indicó que se prevé una mayor pérdida de empleos y cierre de empresas, ya que la situación económica es muy compleja. A nivel nacional se han perdido más de un millón de empleos, de los cuales se calcula que alrededor del 60% sea permanente y en Xalapa por alcanzar el pico de contagios esto alargará más que se pueda reabrir.

En su opinión, las autoridades no han tenido voluntad para mantener los empleos porque no se han registrado acciones contundentes para ayudar a los empresarios, de todos los niveles, a enfrentar la crisis económica que se tiene ante la falta de recursos e ingresos.

El representante de Empresas SOS, Jesús Castañeda Nevárez, comentó que se está viviendo una situación totalmente inédita porque nadie estaba preparado para ello, por lo que se vislumbra es no sólo la desaceleración económica, sino una parálisis porque hay cientos de empresas cerradas y muchas de ellas ya no podrán reabrir porque después de tres meses es imposible aguantar.

Manifestó que se prevé una mayor pérdida de empleos, aunque se considera que las micro empresas se van a recomponer porque “están hechas para luchar” y lograr sostener a las familias que de ello dependen.

Sin ventas me quedé en la calle: Carlos Cortés

A Carlos Cortés la pandemia le dio un golpe mortal y terrible que lo obligó a cerrar sus negocios, ya que la quiebra le llegó rápido al quedarse sin ventas.

La pérdida total de sus negocios y el haberse quedado sin un sustento o una fuente de trabajo en plena pandemia por el Covid-19 orilló a Carlos, de 50 años de edad, a entrar en un estado de depresión muy alto. Desgraciamente entré en una depresión severa que causó estragos en mi cabeza. He estado mal, pienso a veces en salir corriendo porque volteas atrás y no hay nada, pero buscas hoy dónde acomodarte y tampoco”, dijo tras quedarse sin nada al venirse abajo sus negocios.

Carlos Cortés | Foto: Eduardo Murillo | Diario de Xalapa

Él es uno de los cientos de personas que en la contingencia sanitaria perdieron todo o casi todo. “Sin ventas, sin dinero y sin trabajo me quedé en la calle”, agregó, mientras miraba al vacío vislumbrando tal vez un mejor futuro.

Carlos vendía tenis, ropa americana y conejos, pero en medio de la pandemia debió vender todo a precios muy bajos, lo peor es que se le acabó el dinero y las necesidades eran tantas que ocupó lo de la inversión, la que tuvo el mismo fin. “Empieza uno a tener necesidades en casa y nos gastamos la inversión, nos quedamos en cero y sin saber adónde pisar, dónde caminar, ni saber qué hacer”.

Pero al final del camino ve una luz.Sé que hay que luchar, buscarle y seguir adelante, sin embargo, es muy difìcil, muy complicado”, finalizó.

NEGOCIOS COMPARTEN DESTINO

Otros negocios se mantuvieron abiertos, pero las ventas bajaron considerablemente. Un caso es el de Narciso Macip, quien trabaja en una lavandería de la calle Nuevo León. El local generaba antes diariamente en ganancias unos 500 pesos aproximadamente, pero hoy sólo obtiene unos 100. “Me pegó muy duro porque nuestros clientes eran maestros y estudiantes que vivían por aquí cerca, pero al irse todos bajaron los servicios al 80 por ciento”, precisó.

Narciso fue de los que tampoco bajó la cortina de su negocio. “Me mantengo siquiera para la papa porque hay negocios que ya cerraron y nosotros con 100 pesos que caigan ya la hicimos para comer”, sostuvo.

En tanto, Angélica del Real, quien atiende una sala de belleza en la colonia Progreso, reconoció que fue duro el golpe económico asestado por el coronavirus. “Cuando empezó esto todo mundo tenía miedo, no salía, el negocio se vio muy afectado, pero hoy está levantando porque la gente ya sale más, ya está un poco más abierta o simplemente no cree y si cree piensa que ya no importa”.

Dijo que el negocio bajó tanto que de tener de 30 a 50 servicios a la semana llegaron a contar con sólo tres. “Empezó a repuntar, claro no al 100%, pero sale para pagar la renta, el agua y la luz”. mencionó.

Por último, en un laboratorio fotográfico de la calle Toluca estaba Luz María Fragoso, quien precisó que los trabajos se redujeron a 10%.

En ese local la mayoría de clientes eran estudiantes, pero al no haber graduaciones tampoco hubo ventas. “Obviamente nos vemos afectados porque al no haber servicios no tenemos entradas”. Finalmente, señaló que anteriormente atendían a unos 15 clientes por día. “Hoy cuando mucho a dos”, añadió.

Aunque cerrar definitivamente no estaba en sus mentes. “Para nada porque lo poquito que vaya cayendo es bueno”, concluyó.

En tanto, Heriberto Romero, que tiene una tienda en la calle Toluca, no cerró, pero las ventas no han sido las mismas, de hecho aseguró que apenas gana para irla pasando. “Sí bajó, no hemos visto nada de ganancias, estamos a ras, la tienda se está manteniendo, pero para nosotros casi no hay nada”, señaló.

Teníamos más ventas por el movimiento de las escuelas, pero ahorita tengo una hora y no he vendido nadadijo

Antes le llegaban de 150 a 200 clientes, hoy afirma que menos de 80. “Antes llevaría más de tres mil pesos ahorita apenas unos 700, y eso que la venta subió porque vendemos cerveza”.

Cerrar el negocio mientras pasa la pandemia estuvo en sus planes, pero decidió mantenerse porque con lo poco que gana mantiene su local.

El caso de la señora Martha Oltehua fue diferente, ya que la pandemia le hizo lo que el viento a Juárez, pues las ventas aumentaron. “En la primera semana cerramos, me vine para abajo, me decía yo qué voy hacer, de qué vamos a vivir. Pero no me crucé de brazos y nos dimos a conocer por facebook y whatsapp y por fortuna no hemos descansado ni un día”. Doña Socorro atiende un local denominado “La cocina de Pita”, donde elabora antojitos como gorditas, empanadas, tostadas y tortas, además de comida corrida. “Sí gracias a Dios vendemos de todo, hasta carlotas, ya nada más nos falta vender al chiquillo”, dijo mientras pasaba su nieto corriendo por el lugar.

Tienda remata ropa para evitar cierre

Córdoba, Ver.-El temor por el cierre definitivo de comercios no esenciales es latente entre los dueños, gerentes, trabajadores y proveedores; sobre el tema Joaquín del Valle Luna, propietario de “Novedades Joachito”, expresó que ha tenido que cambiar en dos ocasiones de giro comercial, incluso hasta ha pensado en cerrar la sucursal de Veracruz, pues para el pago de renta, luz, trabajadores e impuestos no alcanza la economía.

Él, en conjunto con su esposa y tres trabajadores, tiene a su cargo la venta de vestidos de XV años, novias, trajes de comunión, confirmación y bautizo, “para lo único que alcanza es para cubrir los sueldos, los que están abiertos ven ventas diarias de menos de dos mil pesos, lo fuerte es la venta de los vestidos grandes, las actividades eclesiásticas siguen canceladas y esto nos pega bastante”, señaló.

Foto: Jaime Ramírez | El Sol de Córdoba

Del Valle Luna dijo que están pensando seriamente en cerrar, ya que no tienen ventas, “al gobierno ya uno le dice no me des dinero, pero condóname impuestos o luz, acá en Córdoba no han cortado luz pero en la otra sucursal del puerto ya”.

La necesidad de venta es grande, así como la merma en la economía, pues están conscientes de que ahora no hay solvencia para grandes compras, ellos dedicados al sector de la venta de moda y ropa les preocupa el hecho de que no se componga, pues ellos deben de probar vestidos, hacer ajustes, es decir, estar en contacto de forma cercana con la persona que compra.

Tomaron la decisión de rematar la ropa que tenían en la tienda, misma que pudiese ser de uso diario, así que por redes sociales empezaron a ofertarla. “Nos llegaban mensajes de ‘oye no tienes esto’ o ‘este en otra talla o modelo’, fue allí donde vimos que podría ser una opción laboral aunque está sea informal, pero a eso se nos obliga, pues no hay apoyo gubernamental”. Refirió que si llegan a cerrar la sucursal de la ciudad no tienen problema, pues aunque no saquen las ganancias del año pasado, lo que ahora obtienen les da al mes para poder seguir a flote y llevar alimento y pagos de servicios de su hogar.

Antes de la pandemia lo que uno creía como microempresario era crecer, pensábamos en abrir sucursal en Orizaba, nunca pedimos nada al gobierno, pero en estos casos que no es flojera del empresario, se habló de un apoyo de 25 mil pesos y no está mal, en su momento sirven para un mes, no dan facilidad de impuestos o servicios, debemos de buscarle por otros caminos

refirió

Al menos en la sucursal de Córdoba llegan a pagar aproximadamente dos mil a dos mil 500 pesos de luz y de renta cercano a 12 mil pesos. Para este sector empresarial dedicado a la venta de “ropa para fiestas” su temporada fuerte iniciaba con el inicio de las vacaciones de verano, pues se tenía el tiempo de organizar fiestas.

No tengo para cuándo abrir: dueño de miscelánea

Orizaba, Ver.- Lumi, como le llaman sus vecinos y clientes más antiguos, tiene una pequeña miscelánea desde hace más de cuatro décadas. Con la pandemia la tuvo que cerrar temporalmente porque las ventas bajaron drásticamente y aunque dice que su proyecto es abrirla, no sabe cuándo será posible. Recordó que la tiendita la abrió cuando sus hijos eran pequeños y con lo que se vendía apoyaba a su esposo que manejaba un taxi. Estar cerca de una escuela era garantía de consumo porque los estudiantes a la hora de salida compraban algo antes de irse a su casa.

Mencionó que a pesar de las dificultades que afrontaba, propias de las crisis económicas que le ha tocado vivir, nunca como ahora el panorama había sido tan desolador.

Cuando las autoridades dijeron que se tenía que cerrar nosotros lo hicimos, también porque mi hijo Óscar (el mayor), quien tiene un negocio de hamburguesas y antojitos típicos, me dijo que si él nos cuida para qué nos exponíamos nosotros

recuerda

Desde que comenzó la pandemia su pequeño negocio resintió una baja considerable en las ventas, pues la escuela, que era su fuerte porque aparte preparaba desayunos para los profesores, cerró por instrucciones del sector salud. Aunque a doña Lumi se le complica la situación económica con el cierre temporal de su negocio, pues tiene que hacer frente a la medicación controlada y permanente por el padecimiento del más chico de sus hijos, confía en que pronto pase lo difícil de la pandemia para volver a reabrir su negocio.

Mientras tanto, dijo, la van pasando con las pocas comidas que algunos de sus vecinos le encargan y que su esposo lleva a domicilio. Este mes, señaló, estuvo más difícil que el pasado y lo atribuyó a que tal vez la gente tuvo oportunidad de guardar un poco de dinero para poder pasar la cuarentena en su casa, pero si ya se les acabó lo que tenían comienzan los problemas.

David, sin trabajo y a punto de ser padre

Veracruz, Ver.- David Sarmiento Maldonado se quedó sin empleo y Seguro Social cuando su esposa tiene siete meses de embarazo, el bar en el que trabajaba como mesero cerró definitivamente, luego de las afectaciones por la pandemia de Covid-19.

En un inicio el cierre del bar Barrilitos, ubicado en la zona turística de Boca del Río, sería temporal; sin embargo, la situación empeoró y este jueves fue avisado que la empresa no podría abrir de nuevo.

Desde marzo tuvo que cerrar por la contingencia y apenas ayer el dueño del bar nos llamó a una junta en donde se declaró en quiebra y lamentablemente todo el personal perdió el empleo, el empresario tiene tres empresas que cerró, así que es mucha gente la que perdió su empleo declaró

Durante los primeros dos meses que el bar cerró el propietario cubrió la totalidad del sueldo de sus trabajadores, además de ofrecer préstamos para los trabajadores que lo necesitaran. Para junio, el dueño no pudo cubrir la nómina de los trabajadores y ofreció insumos que había comprado para el restaurante, como gel antibacterial y sanitizante, para que los trabajadores lo pudieran vender y lo obtenido les sirviera íntegro para mantenerse.

David Sarmiento | Foto: Danytza Flores | Diario de Xalapa

Ahora con el cierre, David aseguró que todo el personal fue liquidado conforme a la ley, además de que aquellos que requirieron los préstamos, como fue su caso, no se les cobrará, como una forma de apoyarlo. En el bar Barrilitos unos 35 trabajadores se quedaron sin empleo.

Con información de: Itzel Molina, Julián Rodríguez, Guadalupe Castillo, Mayra Figueiras y Danytza Flores


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Aparte del Covid, en Veracruz se elevan las infecciones respiratorias

Durante el periodo del 19 al 25 de julio se registraron 8 mil 811 pacientes con padecimientos de este tipo

Local

Conoce al profesor que alimenta gatos en el panteón 5 de febrero

Los felinos lo reconocen a simple vista y empiezan a asomarse por el portón en espera de que saque el alimento que lleva en bolsas

Cultura

Bailarín orizabeño triunfa en el Concurso Internacional de Solistas con Trayectoria

Luis Vallejo “Termy” presentó una obra-homenaje a quienes se dedican a la escena, a seguir buscando motivos para bailar, para sí mismos y para los demás

Doble Vía

Va la UNAM por revolucionar la industria automotriz

En la Unidad de Control de Emisiones del Instituto de Ingeniería trabajan para desarrollar este proyecto

Política

Respetará INE impugnaciones en Coahuila e Hidalgo

El legislador señaló que en Morena consideran que las autoridades sanitarias deben de pronunciarse al respecto y decir si hay o no condiciones paracelebrar elecciones

Justicia

Investiga FGR a Jesús Orta por presunto lavado de dinero

Otros 19 exfuncionarios de la extinta Policía Federal también están en la mira; juez definirá caso

Sociedad

Distribuyen casi 200 mil anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados

El Consejo Nacional de Población reveló que 9.4% de jóvenes embarazadas de 15 años o más fueron víctimas de abuso sexual

Local

Bochornos en hombres y mujeres: el anuncio de la menopausia y/o andropausia

En el caso de los hombres, la andropausia se ha asociado con síntomas similares a los de la menopausia, incluida debilidad de los huesos, deseo sexual disminuido e incluso bochornos e irritabilidad

Local

Conoce al profesor que alimenta gatos en el panteón 5 de febrero

Los felinos lo reconocen a simple vista y empiezan a asomarse por el portón en espera de que saque el alimento que lleva en bolsas