imagotipo

Mató a su mamá y vivió ocho días con el cadáver

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, adscritos a la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Taxqueña, detuvieron a un joven de 22 años de edad, relacionado con un homicidio en la colonia Barrio de la Magdalena Culhuacán, delegación Coyoacán.

De acuerdo con el informe policial, monitoristas del Centro de Comando y Control (C2) tomaron conocimiento por medio de la línea de emergencias 911, que una mujer se encontraba desvanecida al interior del domicilio referido.

Con la información obtenida, los policías sectoriales llegaron a la calle Rosas esquina Pino, ahí se entrevistaron con un hombre de la tercera edad, quien indicó que al interior de la vivienda se encontraba su hija tirada en el piso y cubierta con cobijas y ropa.

Entérate: Creman cuerpos de los tres niños envenenados por su madre

Al ingresar los elementos observaron manchas hemáticas en la puerta y que una mujer estaba tendida en el suelo, con varios objetos sobre el cuerpo y en avanzado estado de descomposición.

Los policías entrevistaron al hijo de la agraviada, quien confesó haber estado bajo los efectos de sustancias tóxicas y tras una discusión con su madre la golpeó en la cabeza, dejándola inconsciente.

El imputado mantuvo el cadáver de la víctima durante una semana en el domicilio, y al notar la presencia de un familiar decidió esconder el cuerpo en el segundo nivel del lugar en construcción y cubrirlo con ropa y cobijas.

Una vez confesado el homicidio, los elementos detuvieron al joven de 22 años de edad, al cual, con apego al protocolo de actuación policial, se le comunicó su derecho a guardar silencio, contar con un abogado y enterar a algún familiar de su detención por parte de la Policía Preventiva de la Ciudad de México.

Tras la detención del probable participante, éste fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial Coyoacán Dos, quien inició carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso.

Al lugar del hallazgo acudieron elementos de la Policía de Investigación (PDI) y peritos en materia de fotografía, criminalística, química y genética, quienes realizaron las primeras diligencias en el domicilio.

El cadáver de la mujer de 42 años de edad se localizó en el segundo nivel en construcción del predio; tenía encima prendas de vestir que intentaban cubrirla, y presentaba signos evidentes de tener por lo menos ochos días de fallecida.

Mediante entrevistas que se realizaron a familiares se supo que el detenido, de 22 años, era hijo de la ofendida, y que el pasado 09 de junio él se encontraba bajo los efectos de sustancias psicotrópicas cuando fue encontrado cubriendo con prendas de vestir el cadáver de la víctima.

Lee también: Abuela, clave para entender caso de Mireya, que asesinó a sus 3 hijos

Como parte de las investigaciones en este caso, se dio intervención a los peritos en materia de química para la identificación de alcohol y drogas en el imputado.

El resultado de las pruebas con Luminol al interior del domicilio, dentro del dictamen de criminalística, estableció que el lugar de los hechos fue en el interior de la casa, y que de la habitación en la que se perpetró el ilícito, se arrastró el cadáver hasta el segundo nivel en construcción, donde el indiciado quiso esconderlo.

En tanto que los expertos en materia de medicina forense y criminalística continúan con los trabajos de mecánica de lesiones y de hechos.

Con todos los libramientos probatorios fue posible que un Juez obsequiara la orden de aprehensión contra el implicado, quien se espera sea vinculado a proceso en las próximas horas.

Cabe destacar que de encontrarse penalmente responsable de este ilícito, el indiciado podría alcanzar una pena de entre 10 y 30 años de prisión y la pérdida de los derechos que tenga con la víctima, incluidos los de carácter sucesorio, conforme al artículo 125 del Código Penal para la Ciudad de México.

 

 

/dec