/ miércoles 23 de enero de 2019

PRD califica de cuestionable y sospechosa la renuncia de Otálora al Tribunal Electoral

El partido aseguró que “estaremos atentos a este nombramiento de Felipe Alfredo Fuentes y a que sea institución autónoma que garantice justicia materia electoral”

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) consideró de “cuestionable y sospechosa” la renuncia de la magistrada Janine Otálora como presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), especialmente cuando le faltaba un año para concluir su cargo.

Ese instituto político recordó que la ahora exmagistrada presidente fue electa en el año 2016 para estar al frente del Tribunal Electoral por 4 años, es decir su periodo como presidenta debió concluir hasta el 2020 y no hoy cuando anunció de manera publica su renuncia.

“Reconocemos a la magistrada por su apertura y labor siempre con apego a derecho”, sostiene.

Luego de conocerse que las y los magistrados eligieron por unanimidad a Felipe Alfredo Fuentes Barrera como presidente del órgano jurisdiccional federal, desde el PRD esperamos una actuación con estricto apego a la legalidad, con autonomía e imparcialidad.

Destacó que en estos momentos el país necesita que las instituciones estén a la altura de las circunstancias, especialmente cuando las y los mexicanos así lo demandan.

Recordó que la labor fundamental de las y los magistrados del TEPJF es salvaguardar derechos político-electorales, dar certeza en todo proceso electoral y consolidar confianza entre la ciudadanía.

Por esa razón, ese partido aseguró que “estaremos atentos a este nombramiento de Felipe Alfredo Fuentes como Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a que sea institución autónoma que garantice justicia materia electoral”.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) consideró de “cuestionable y sospechosa” la renuncia de la magistrada Janine Otálora como presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), especialmente cuando le faltaba un año para concluir su cargo.

Ese instituto político recordó que la ahora exmagistrada presidente fue electa en el año 2016 para estar al frente del Tribunal Electoral por 4 años, es decir su periodo como presidenta debió concluir hasta el 2020 y no hoy cuando anunció de manera publica su renuncia.

“Reconocemos a la magistrada por su apertura y labor siempre con apego a derecho”, sostiene.

Luego de conocerse que las y los magistrados eligieron por unanimidad a Felipe Alfredo Fuentes Barrera como presidente del órgano jurisdiccional federal, desde el PRD esperamos una actuación con estricto apego a la legalidad, con autonomía e imparcialidad.

Destacó que en estos momentos el país necesita que las instituciones estén a la altura de las circunstancias, especialmente cuando las y los mexicanos así lo demandan.

Recordó que la labor fundamental de las y los magistrados del TEPJF es salvaguardar derechos político-electorales, dar certeza en todo proceso electoral y consolidar confianza entre la ciudadanía.

Por esa razón, ese partido aseguró que “estaremos atentos a este nombramiento de Felipe Alfredo Fuentes como Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a que sea institución autónoma que garantice justicia materia electoral”.