/ jueves 2 de abril de 2020

Alertan sobre riesgos de personas en situación de calle por Covid-19

Pérez García señaló que las poblaciones callejeras son el resultado de la pobreza y de la ausencia de políticas públicas por parte de los Estados

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) alertó sobre los contagios por coronavirus de la población que se ha denominado “callejera”, por lo que urgieron al gobierno a tomar medidas pertinentes para proteger a estas personas y evitar se den campañas de “limpieza social”.

En una conferencia virtual con defensores de los derechos de la infancia, Juan Martín Pérez García, coordinador del proyecto #TejiendoRedesInfancia en América Latina y del Caribe y director ejecutivo de REDIM, sostuvo que a la “población callejera” no se les está considerando como personas, como ciudadanos del mismo nivel o la misma equivalencia humana que otras y otros, que si tienen una casa, que tienen un trabajo o una condición económica protegida.

“La población callejera queda en vulnerabilidad no solamente porque la vivencia en calle es desgastante y hace que sus sistema inmunológico sea frágil, sino porque tienen antecedentes de salud precaria, por la vivencia en calle y las enfermedades asociadas a ello, que los convierte en un blanco para este virus y no están siendo visibilizados”, refirió el activista.

Pérez García señaló que las poblaciones callejeras son el resultado de la pobreza y de la ausencia de políticas públicas por parte de los Estados quienes no han atendido a estos sectores desfavorecidos y vulnerables.

En tanto, Luis Enrique Hernández, Director de El Caracol A.C. en México, sostuvo que “hay una campaña de limpieza social, hay operativos para retirarlos de las calles de manera forzada sin ofrecerles alguna alternativa o proyecto de vida, también existe la separación familiar forzada, es decir retirarles a sus hijas e hijos, lo cual supone una vulneración grave a los derechos de niñas, niños y adolescentes”.

Ante la vertiginosa propagación de la pandemia de Covid-19, varios gobiernos de América Latina y el Caribe asumieron medidas drásticas para que evitar que la ciudadanía esté expuesta a contraer el virus, como la aplicación de cuarentenas totales o parciales, estrictas medidas sanitarias, atención en centros de salud para la detección temprana, entre otros.

Mientras, Marco Antonio Da Silva, Representante del Movimiento de Meninos y Meninas de Rua de Brasil, señaló, que muchas de las personas que se encuentran en esta situación provienen de familias humildes, con poco acceso a estudios y que pese a existir un estatuto para el tratamiento de las niñas y niños en situación calle, no existe una política integrada que pueda garantizar el ejercicio y cumplimiento de sus derechos durante esta pandemia Covid-19.

El representante de la Red de Organizaciones de la Infancia en Puerto Rico, Marcos Santana, explicó que el panorama para la población en situación de calle en ese país es complicado, debido a los recientes desastres naturales, el incremento de la pobreza y el aumento de los casos de violencia.

Marcos Santana detalló que en su país, seis de cada 10 niños y niñas viven en pobreza, los niveles de violencia aumentan sin tener control por parte del estado, en cuanto a la pandemia no existe un protocolo específico para atender a niñas y niños en situación de calle, “se han implementado medidas como el toque de queda y la restricción de movimiento de las familias con el propósito de controlar la pandemia de Covid-19, pero esas medidas no consideran a las este grupo social, que no tienen una casa”.

De igual manera, según los expertos, la población en situación de calle se encuentra altamente vulnerable a contraer el Covid-19, pues carecen de información sobre el tipo de cuidados que deben tener, no cuentan con lugares de acogimiento, ni con documentos de identificación y por ende no pueden recibir atención médica u otros servicios.

Los participantes concluyeron que es urgente hacer visibles los derechos de las niñas, niños y adolescentes, principalmente aquellos que se encuentran en situación de calle, para que los gobiernos establezcan respuestas adecuadas y acordes a las necesidades de esta población.

De igual manera puntualizaron que los Estados deben implementar estrategias y mecanismos de prevención especializados como protocolos de atención específicos, acompañamiento a las organizaciones que trabajan con esta población, sensibilización a la ciudanía y autoridades que están obligadas a ofrecerles servicios.

De acuerdo con el último informe presentado por la Organización Mundial de Salud (OMS), Brasil es uno de los países de América Latina con mayor número de contagios por el Covid-19, la cifra asciende a 4 mil 579 personas infectadas y 159 fallecidos por Coronavirus.

Con relación a Puerto Rico, el número contagios es de 239, fallecidos 65, mientras que en México el número de contagios se elevó a cerca de mil 500 contagios y más de 40 personas fallecidas.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) alertó sobre los contagios por coronavirus de la población que se ha denominado “callejera”, por lo que urgieron al gobierno a tomar medidas pertinentes para proteger a estas personas y evitar se den campañas de “limpieza social”.

En una conferencia virtual con defensores de los derechos de la infancia, Juan Martín Pérez García, coordinador del proyecto #TejiendoRedesInfancia en América Latina y del Caribe y director ejecutivo de REDIM, sostuvo que a la “población callejera” no se les está considerando como personas, como ciudadanos del mismo nivel o la misma equivalencia humana que otras y otros, que si tienen una casa, que tienen un trabajo o una condición económica protegida.

“La población callejera queda en vulnerabilidad no solamente porque la vivencia en calle es desgastante y hace que sus sistema inmunológico sea frágil, sino porque tienen antecedentes de salud precaria, por la vivencia en calle y las enfermedades asociadas a ello, que los convierte en un blanco para este virus y no están siendo visibilizados”, refirió el activista.

Pérez García señaló que las poblaciones callejeras son el resultado de la pobreza y de la ausencia de políticas públicas por parte de los Estados quienes no han atendido a estos sectores desfavorecidos y vulnerables.

En tanto, Luis Enrique Hernández, Director de El Caracol A.C. en México, sostuvo que “hay una campaña de limpieza social, hay operativos para retirarlos de las calles de manera forzada sin ofrecerles alguna alternativa o proyecto de vida, también existe la separación familiar forzada, es decir retirarles a sus hijas e hijos, lo cual supone una vulneración grave a los derechos de niñas, niños y adolescentes”.

Ante la vertiginosa propagación de la pandemia de Covid-19, varios gobiernos de América Latina y el Caribe asumieron medidas drásticas para que evitar que la ciudadanía esté expuesta a contraer el virus, como la aplicación de cuarentenas totales o parciales, estrictas medidas sanitarias, atención en centros de salud para la detección temprana, entre otros.

Mientras, Marco Antonio Da Silva, Representante del Movimiento de Meninos y Meninas de Rua de Brasil, señaló, que muchas de las personas que se encuentran en esta situación provienen de familias humildes, con poco acceso a estudios y que pese a existir un estatuto para el tratamiento de las niñas y niños en situación calle, no existe una política integrada que pueda garantizar el ejercicio y cumplimiento de sus derechos durante esta pandemia Covid-19.

El representante de la Red de Organizaciones de la Infancia en Puerto Rico, Marcos Santana, explicó que el panorama para la población en situación de calle en ese país es complicado, debido a los recientes desastres naturales, el incremento de la pobreza y el aumento de los casos de violencia.

Marcos Santana detalló que en su país, seis de cada 10 niños y niñas viven en pobreza, los niveles de violencia aumentan sin tener control por parte del estado, en cuanto a la pandemia no existe un protocolo específico para atender a niñas y niños en situación de calle, “se han implementado medidas como el toque de queda y la restricción de movimiento de las familias con el propósito de controlar la pandemia de Covid-19, pero esas medidas no consideran a las este grupo social, que no tienen una casa”.

De igual manera, según los expertos, la población en situación de calle se encuentra altamente vulnerable a contraer el Covid-19, pues carecen de información sobre el tipo de cuidados que deben tener, no cuentan con lugares de acogimiento, ni con documentos de identificación y por ende no pueden recibir atención médica u otros servicios.

Los participantes concluyeron que es urgente hacer visibles los derechos de las niñas, niños y adolescentes, principalmente aquellos que se encuentran en situación de calle, para que los gobiernos establezcan respuestas adecuadas y acordes a las necesidades de esta población.

De igual manera puntualizaron que los Estados deben implementar estrategias y mecanismos de prevención especializados como protocolos de atención específicos, acompañamiento a las organizaciones que trabajan con esta población, sensibilización a la ciudanía y autoridades que están obligadas a ofrecerles servicios.

De acuerdo con el último informe presentado por la Organización Mundial de Salud (OMS), Brasil es uno de los países de América Latina con mayor número de contagios por el Covid-19, la cifra asciende a 4 mil 579 personas infectadas y 159 fallecidos por Coronavirus.

Con relación a Puerto Rico, el número contagios es de 239, fallecidos 65, mientras que en México el número de contagios se elevó a cerca de mil 500 contagios y más de 40 personas fallecidas.