imagotipo

Aplicaría hoy la Reserva Federal incremento de 25 puntos a tasa de interés

  • Alejandro Durán
  • en Mundo

  • Banxico podría anunciar la misma medida para el 30 de marzo, prevén analistas

Este miércoles, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés), cumplirá con las expectativas del mercado y aplicará un incremento de 25 puntos base en su tasa de interés referencial, con lo que el Banco de México (Banxico), responderá el día 30 de este mes con una acción en la misma magnitud, consideraron analistas financieros.

De esta manera, especialistas de distintas firmas, como Guillermo Aboumrad, director de Finamex Casa de Bolsas, consideran que el banco encabezado por Agustín Carstens buscará no quedarse rezagado y con ello mantener el diferencial en materia de tasas de interés con respecto a la Unión Americana, con el objetivo de preservar el atractivo de México para el ingreso de capitales.

“Pensamos que Banxico seguirá a la Fed este año y el que sigue, siendo hasta la segunda mitad de 2018 o hasta 2019 cuando haya condiciones para que Banxico comience a cerrar el diferencial con la Fed”, comentó el especialista.

Al respecto, cabe mencionar que hoy la Fed dará a conocer su anuncio de política monetaria, en donde todo apunta a que aplicará un alza en su tasa de interés referencial, toda vez que su presidenta, Janet Yellen, ha sostenido en las últimas semanas que sería oportuno un ajuste de esa naturaleza en este mes, dado la recuperación que registra la economía estadunidense.

Por ello, Guillermo Abou-mraed, de Finamex Casa de Bolsa, considera que el banco central mexicana aplicaría un ajuste de similar magnitud el próximo 30 de marzo, fecha en que está programada el siguiente anuncio de política monetaria.

Actualmente, el Banxico mantiene en 6.25 por ciento su tasa de interés referencial, por lo que un alza de 25 puntos base, el indicador se colocaría en 6.50 por ciento.

Similar posición compartió James Salazar Salinas, subdirector de Análisis Económico de CI Casa de Bolsa, quien consideró que, derivado de la expectativa por una inminente alza en tasas de interés en la Unión Americana, el peso mexicano podría registrar alta volatilidad.