/ jueves 4 de junio de 2020

Durante 2019, el mundo perdió un área de bosque equivalente al tamaño de Suiza

La epidemia del covid-19 podría agravar las cosas en todos aquellos países donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales

PARÍS. El mundo perdió el año pasado el equivalente a un área del tamaño de Suiza en bosques inexplotados y Brasil concentró más de un tercio de esta deforestación, según el informe Global Forest Watch.

2019 fue el tercer año más devastador para los bosques primarios -los que nunca fueron explotados por el hombre- de las últimas dos décadas: se destruyeron 38 mil km2 de estas superficies es decir, el equivalente a un campo de fútbol cada seis segundos, según el informe basado en el análisis de datos por satélite.

De este total, Brasil perdió más de 13,600 km2, mientras República Democrática del Congo e Indonesia ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente. Estos bosques desaparecieron al destinar los espacios a la ganadería y la agricultura, según Global Forest Watch.

"Nos preocupa este nivel tan elevado de pérdida, pese a todos los esfuerzos realizados por varios países y empresas para reducir la deforestación", se alarmó Mikaela Weisse, que coordina el Global Forest Watch para el 'think tank' estadounidense World Resources Institute (WRI).

La superficie total de bosques tropicales destruida por el fuego fue tres veces superior en 2019, pero los bosques primarios son especialmente primordiales porque albergan una gran biodiversidad y almacenan grandes cantidades de CO2, liberadas con la deforestación, contribuyendo al cambio climático.

Aunque los incendios forestales arrasaron parte de la Amazonía brasileña, estos no fueron la principal causa de la deforestación, según los datos de los satélites en los que se basa el Global Forest Watch.

Así, surgieron nuevos focos de deforestación, como en el Estado de Pará, que corresponde a apropiación ilegal de tierras en la reserva indígena Trincheira/Bacaja.

Este proceso tuvo lugar antes de que el gobierno propusiera una nueva ley, que flexibiliza la extracción minera, petrolera y gasífera, así como la agricultura intensiva, en estas regiones protegidas. El presidente brasileño Jair Bolsonaro dio luz verde en febrero a este proyecto de ley.

Paralelamente, la epidemia de la covid-19 podría agravar las cosas no solo en Brasil, uno de los países más afectados por esta enfermedad, sino en todos aquellos lugares donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales.

"En todo el mundo, nos llegan informaciones de un alza de la explotación forestal, la minería ilegal y la caza furtiva", según Frances Seymour, del WRI.

PARÍS. El mundo perdió el año pasado el equivalente a un área del tamaño de Suiza en bosques inexplotados y Brasil concentró más de un tercio de esta deforestación, según el informe Global Forest Watch.

2019 fue el tercer año más devastador para los bosques primarios -los que nunca fueron explotados por el hombre- de las últimas dos décadas: se destruyeron 38 mil km2 de estas superficies es decir, el equivalente a un campo de fútbol cada seis segundos, según el informe basado en el análisis de datos por satélite.

De este total, Brasil perdió más de 13,600 km2, mientras República Democrática del Congo e Indonesia ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente. Estos bosques desaparecieron al destinar los espacios a la ganadería y la agricultura, según Global Forest Watch.

"Nos preocupa este nivel tan elevado de pérdida, pese a todos los esfuerzos realizados por varios países y empresas para reducir la deforestación", se alarmó Mikaela Weisse, que coordina el Global Forest Watch para el 'think tank' estadounidense World Resources Institute (WRI).

La superficie total de bosques tropicales destruida por el fuego fue tres veces superior en 2019, pero los bosques primarios son especialmente primordiales porque albergan una gran biodiversidad y almacenan grandes cantidades de CO2, liberadas con la deforestación, contribuyendo al cambio climático.

Aunque los incendios forestales arrasaron parte de la Amazonía brasileña, estos no fueron la principal causa de la deforestación, según los datos de los satélites en los que se basa el Global Forest Watch.

Así, surgieron nuevos focos de deforestación, como en el Estado de Pará, que corresponde a apropiación ilegal de tierras en la reserva indígena Trincheira/Bacaja.

Este proceso tuvo lugar antes de que el gobierno propusiera una nueva ley, que flexibiliza la extracción minera, petrolera y gasífera, así como la agricultura intensiva, en estas regiones protegidas. El presidente brasileño Jair Bolsonaro dio luz verde en febrero a este proyecto de ley.

Paralelamente, la epidemia de la covid-19 podría agravar las cosas no solo en Brasil, uno de los países más afectados por esta enfermedad, sino en todos aquellos lugares donde los gobiernos tienen dificultades para hacer respetar las leyes en sus bosques tropicales.

"En todo el mundo, nos llegan informaciones de un alza de la explotación forestal, la minería ilegal y la caza furtiva", según Frances Seymour, del WRI.

Local

Libres, 11 campesinos indígenas acusados de ultrajes a la autoridad

Los acusaron de bloquear acceso a instalaciones de Pemex; 2 seguirán bajo proceso en libertad

Policiaca

Lo mataron y arrojaron a una zanja, en Álamo

Autoridades ministerial iniciaron las primeras investigaciones y ordenaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al anfiteatro municipal

Policiaca

Nueva orden de aprehensión en contra de exgobernador Javier "N"

Lo acusan de desaparición forzada; recibió notificación en el Reclusorio Norte

Deportes

La Bella se queda con el título de beisbol de Emiliano Zapata

Derrota en dramático duelo a la novena de Cañeros de El Roble; 6-5

Deportes

Atletas veracruzanos con buena cosecha de medallas en Panamericano Junior

México se ubicó en la cuarta posición del medallero general con 172 medallas

Policiaca

Cayó a un aljibe y murió, en Banderilla

Al parecer resbaló mientras realizaba labores de limpieza

Local

Refrendan toma de nota al Fatev JLEG

José Luis Enríquez Ambell, secretario general de la FATEV JLEG, recibió el apoyo de dirigentes de sindicatos del estado de Veracruz; así como del dirigente nacional

Local

Dejan en suspenso validar elección de Veracruz

Dos magistrados no aprobaron el proyecto que validaba triunfo de Lobeira; volverán a analizar el caso

Policiaca

Lo mataron y arrojaron a una zanja, en Álamo

Autoridades ministerial iniciaron las primeras investigaciones y ordenaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al anfiteatro municipal