/ martes 2 de junio de 2020

Redes sociales se vacunan contra las fake news

La principal preocupación en la pandemia es acceder a información fidedigna, en un mar de datos que crece permanentemente

El flujo de información sobre el coronavirus (Covid-19) se ha vuelto un vórtice infinito de datos en el que los ciudadanos señalan que su principal preocupación es tener acceso a información que les sirva para protegerse de la pandemia.

Según el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, hasta el 28 de marzo ya se habían publicado más de dos mil artículos de investigación sobre el padecimiento que paralizó al mundo, a todo ello habría que sumar las noticias que se generan diariamente en cada una de las naciones afectadas.

De acuerdo con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, con el brote, la humanidad no sólo tenía que combatir a la pandemia de Covid-19, también se enfrentaba a lo que denominó en febrero pasado como la infodemia.

La consultora Edelman, una agencia global de comunicación, lanzó en mayo el estudio Confianza y la pandemia de Covid-19 en México, en el que detectó que a ocho de cada 10 encuestados les preocupan principalmente las noticias falsas.

Desde enero de 2020, cuando la OMS advirtió de la existencia de un nuevo virus en el mundo que se esparcía rápidamente, los líderes tecnológicos y de la información virtual como Google, Facebook y Twitter pusieron en marcha diversas iniciativas para informar con mayor precisión. y al mismo tiempo combatir con determinación la difusión de informaciones engañosas o de dudosa procedencia.

La organización, criticada por haber sobreactuado o haber sido demasiado suave en otras grandes epidemias, se sigue jugando hoy su futuro en esta batalla contra el coronavirus, acusada por algunos de haber tardado demasiado en dar el grito de alarma y en enviar a expertos a la zona de origen, Wuhan. Y además se la critica por haber dudado antes de calificarla de pandemia, y por no coordinar una respuesta internacional a la crisis.

En medio del aislamiento social en el mundo, hoy las redes sociales se convierten en el principal aliado y medio de acceso a la información y las compañías del sector han promocionado iniciativas para proteger a la población mundial de contenido que pueda resultar nocivo, incluso al punto de generar un conflicto entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su red favorita: Twitter.

Según un estudio del Instituto Reuters en seis países, en promedio 80 por ciento de las personas que buscaron información sobre la pandemia la obtuvieron a través de internet, lo que incluye motores de búsqueda y las distintas redes sociales.

El análisis, que incluyó a Argentina, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Corea del Sur y España, detalló que este fue el medio más utilizado para informarse, por encima de los medios masivos como la televisión, la radio o los periódicos.

La empresa del pájaro azul amplió su enfoque de políticas para abordar todo ti tipo de contenidos que contradijeran las guías y recomendaciones sobre el Covid- 19 de las fuentes autorizadas, y también publicó un sitio especial con información verificada, recomendaciones y acciones para afrontar la pandemia.

Una de las acciones más destacables de la red social en este caso fue la implementación de nuevas etiquetas y mensajes de advertencia con información sobre tuits que pudieran contener información engañosa o polémica relacionada con la enfermedad, todo encaminado a evitar la confusión o el engaño de los usuarios.

Pero la vacuna que han implementado los gigantes de internet contra la información falsa o nociva sobere la pandemia no ha resultado 100 por ciento efectiva.

Apenas en abril, Trump sugirió a los ciudadanos inyectarse un desinfectante en los pulmones para matar al virus.

“Lo que veo es que el desinfectante, que mata (al virus) en un minuto, igual hay una manera de hacer algo así inyectándolo en el interior, casi como una limpieza, porque como pueden ver, el virus penetra en los pulmones y tiene un efecto enorme. Sería interesante probarlo. Habrá que usar médicos para hacerlo, pero a mí me parece interesante”, dijo en una de sus conferencias de prensa en vivo.

Inmediatamente después de la declaración del presidente Trump, las tendencias mundiales en Twitter se volcaron al tema, con hashtags como #Desinfectante, #DontDrinkBleach o #InjectDisinfectant.

Apenas un día después de la declaración del presidente de Estados Unidos, los hospitales de dicha nación reportaron más de 100 intoxicados con desinfectantes, pero Trump se defendió al señalar que estaba siendo sarcástico con sus declaraciones. La consecuencia final de este capítulo fue la suspensión de las conferencias de prensa diarias sobre el virus, lideradas por el mandatario en la Casa Blanca.

¿QUÉ HICIERON LAS REDES?

Twitter informó a la agencia de noticias Reuters que contaba con una estrategia de eliminación de información errónea sobre la enfermedad que podría causar daño pero que no actuaría en cada tuit que contenga información incompleta.

La política de Twitter prohíbe las descripciones de supuestas curas para la Covid-19 y establece que su definición de daño incluye contenido que va en contra de la orientación de fuentes autorizadas de información de salud pública.

Además, la política de la red de microblogging también dice que prohíbe las descripciones de remedios para el coronavirus que no son efectivas o se comparten con la intención de engañar a otros, incluso si se hacen en tono de broma.

Este tipo de incidentes en las plataformas digitales han afectado la confianza que tiene la población mundial, tanto en los gobiernos y organizaciones internacionales como en las redes sociales.

Prueba de ello es que, según el estudio de la consultora internacional Edelman, 52 por ciento de los mexicanos encuestados comentaron que les ha resultado difícil encontrar fuentes confiables de información durante el desarrollo de la pandemia, donde las redes sociales se ubican en el último lugar entre los medios, con una aprobación de 63 por ciento, en promedio.

Fuente: Consultora Edelman / Gráfico: Luis Calderón

Sobre la manipulación de la información en Twitter, Yoel Roth, jefe de Integridad para la empresa, y Nick Pickles, jefe de Política Pública en la misma empresa, recordaron que todas las prácticas nocivas pueden denunciarse y en su caso sancionarse, debido a que tienen un poder real de distraer la atención de lo que realmente está sucediendo en el mundo.

Algunas de las acciones que esta compañía pone en marcha en estos casos, es la supervisión de reportes y la eliminación de cuentas, recopilando además toda esa información en un Informe de Transparencia que se publica bianualmente y en el que se recopilan, entre otros, los requerimientos judiciales de información sobre cuentas; requerimientos judiciales para la eliminación de contenido; eliminación de contenido en virtud de la ley DMCA y contranotificaciones.

Tan sólo en México, durante el segundo semestre de 2018 se recibieron 181 requerimientos de información y de eliminación por contenidos considerados como maliciosos o perjudiciales.

SITIOS ESPECIALES

Facebook, Google y Twitter, los líderes de internet en el mundo no se limitaron a vetar mensajes con información incierta, pues cada una de las empresas creó sitios especializados con datos verificados por especialistas internacionales.

Desde enero de este año, Facebook también abrió un micrositio con información precisa encaminada a combatir el contenido perjudicial, lanzando iniciativas como “Community Help” en la que las personas pueden ofrecer o solicitar ayuda a sus vecinos. Asimismo, prohibió sancionó y prohibió la publicidad engañosa de productos como cubrebocas, desinfectantes, sanitizantes y kits de prueba.

Este tipo de iniciativas permitió que los motores de búsqueda, como Google con 78 por ciento de aprobación, se mantenga como la fuente más confiable de información sobre Covid-19, según el análisis elaborado por la consultora Edelman.

Pese al incremento en la confianza, la ciudadanía reclama mayor investigación por parte de los medios de comunicación.

Sólo 41 por ciento de los encuestados señaló que este sector está haciendo un buen trabajo en investigaciones que expliquen el panorama completo de la pandemia del coronavirus y sus efectos en la economía o la vida de las personas.

EL PRESTIGIO SE IMPONE

Por encima de todas las instituciones, hay un sector que es privilegiado con la confianza de los ciudadanos y ese es el de los especialistas en ciencias de la salud.

Particularmente, los científicos gozan de una confianza de 91 por ciento en la certeza que generan con los mensajes sobre el padecimiento, seguidos de cerca por los expertos de salud en línea que tienen una aprobación de 88 por ciento.

Después de este sector viene el personal de salud con 87 por ciento y los miembros de la Organización Mundial de la Salud, con 83 por ciento, en promedio.

Los especialistas son la piedra angular de la estrategia de las grandes compañías de internet, pues forman parte del equipo que ayuda a verificar los datos que se publican diariamente en los sitios especiales de las redes sociales en todo el mundo.

Con información de Mario Alavez | El Sol de México



Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

El flujo de información sobre el coronavirus (Covid-19) se ha vuelto un vórtice infinito de datos en el que los ciudadanos señalan que su principal preocupación es tener acceso a información que les sirva para protegerse de la pandemia.

Según el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, hasta el 28 de marzo ya se habían publicado más de dos mil artículos de investigación sobre el padecimiento que paralizó al mundo, a todo ello habría que sumar las noticias que se generan diariamente en cada una de las naciones afectadas.

De acuerdo con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, con el brote, la humanidad no sólo tenía que combatir a la pandemia de Covid-19, también se enfrentaba a lo que denominó en febrero pasado como la infodemia.

La consultora Edelman, una agencia global de comunicación, lanzó en mayo el estudio Confianza y la pandemia de Covid-19 en México, en el que detectó que a ocho de cada 10 encuestados les preocupan principalmente las noticias falsas.

Desde enero de 2020, cuando la OMS advirtió de la existencia de un nuevo virus en el mundo que se esparcía rápidamente, los líderes tecnológicos y de la información virtual como Google, Facebook y Twitter pusieron en marcha diversas iniciativas para informar con mayor precisión. y al mismo tiempo combatir con determinación la difusión de informaciones engañosas o de dudosa procedencia.

La organización, criticada por haber sobreactuado o haber sido demasiado suave en otras grandes epidemias, se sigue jugando hoy su futuro en esta batalla contra el coronavirus, acusada por algunos de haber tardado demasiado en dar el grito de alarma y en enviar a expertos a la zona de origen, Wuhan. Y además se la critica por haber dudado antes de calificarla de pandemia, y por no coordinar una respuesta internacional a la crisis.

En medio del aislamiento social en el mundo, hoy las redes sociales se convierten en el principal aliado y medio de acceso a la información y las compañías del sector han promocionado iniciativas para proteger a la población mundial de contenido que pueda resultar nocivo, incluso al punto de generar un conflicto entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su red favorita: Twitter.

Según un estudio del Instituto Reuters en seis países, en promedio 80 por ciento de las personas que buscaron información sobre la pandemia la obtuvieron a través de internet, lo que incluye motores de búsqueda y las distintas redes sociales.

El análisis, que incluyó a Argentina, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Corea del Sur y España, detalló que este fue el medio más utilizado para informarse, por encima de los medios masivos como la televisión, la radio o los periódicos.

La empresa del pájaro azul amplió su enfoque de políticas para abordar todo ti tipo de contenidos que contradijeran las guías y recomendaciones sobre el Covid- 19 de las fuentes autorizadas, y también publicó un sitio especial con información verificada, recomendaciones y acciones para afrontar la pandemia.

Una de las acciones más destacables de la red social en este caso fue la implementación de nuevas etiquetas y mensajes de advertencia con información sobre tuits que pudieran contener información engañosa o polémica relacionada con la enfermedad, todo encaminado a evitar la confusión o el engaño de los usuarios.

Pero la vacuna que han implementado los gigantes de internet contra la información falsa o nociva sobere la pandemia no ha resultado 100 por ciento efectiva.

Apenas en abril, Trump sugirió a los ciudadanos inyectarse un desinfectante en los pulmones para matar al virus.

“Lo que veo es que el desinfectante, que mata (al virus) en un minuto, igual hay una manera de hacer algo así inyectándolo en el interior, casi como una limpieza, porque como pueden ver, el virus penetra en los pulmones y tiene un efecto enorme. Sería interesante probarlo. Habrá que usar médicos para hacerlo, pero a mí me parece interesante”, dijo en una de sus conferencias de prensa en vivo.

Inmediatamente después de la declaración del presidente Trump, las tendencias mundiales en Twitter se volcaron al tema, con hashtags como #Desinfectante, #DontDrinkBleach o #InjectDisinfectant.

Apenas un día después de la declaración del presidente de Estados Unidos, los hospitales de dicha nación reportaron más de 100 intoxicados con desinfectantes, pero Trump se defendió al señalar que estaba siendo sarcástico con sus declaraciones. La consecuencia final de este capítulo fue la suspensión de las conferencias de prensa diarias sobre el virus, lideradas por el mandatario en la Casa Blanca.

¿QUÉ HICIERON LAS REDES?

Twitter informó a la agencia de noticias Reuters que contaba con una estrategia de eliminación de información errónea sobre la enfermedad que podría causar daño pero que no actuaría en cada tuit que contenga información incompleta.

La política de Twitter prohíbe las descripciones de supuestas curas para la Covid-19 y establece que su definición de daño incluye contenido que va en contra de la orientación de fuentes autorizadas de información de salud pública.

Además, la política de la red de microblogging también dice que prohíbe las descripciones de remedios para el coronavirus que no son efectivas o se comparten con la intención de engañar a otros, incluso si se hacen en tono de broma.

Este tipo de incidentes en las plataformas digitales han afectado la confianza que tiene la población mundial, tanto en los gobiernos y organizaciones internacionales como en las redes sociales.

Prueba de ello es que, según el estudio de la consultora internacional Edelman, 52 por ciento de los mexicanos encuestados comentaron que les ha resultado difícil encontrar fuentes confiables de información durante el desarrollo de la pandemia, donde las redes sociales se ubican en el último lugar entre los medios, con una aprobación de 63 por ciento, en promedio.

Fuente: Consultora Edelman / Gráfico: Luis Calderón

Sobre la manipulación de la información en Twitter, Yoel Roth, jefe de Integridad para la empresa, y Nick Pickles, jefe de Política Pública en la misma empresa, recordaron que todas las prácticas nocivas pueden denunciarse y en su caso sancionarse, debido a que tienen un poder real de distraer la atención de lo que realmente está sucediendo en el mundo.

Algunas de las acciones que esta compañía pone en marcha en estos casos, es la supervisión de reportes y la eliminación de cuentas, recopilando además toda esa información en un Informe de Transparencia que se publica bianualmente y en el que se recopilan, entre otros, los requerimientos judiciales de información sobre cuentas; requerimientos judiciales para la eliminación de contenido; eliminación de contenido en virtud de la ley DMCA y contranotificaciones.

Tan sólo en México, durante el segundo semestre de 2018 se recibieron 181 requerimientos de información y de eliminación por contenidos considerados como maliciosos o perjudiciales.

SITIOS ESPECIALES

Facebook, Google y Twitter, los líderes de internet en el mundo no se limitaron a vetar mensajes con información incierta, pues cada una de las empresas creó sitios especializados con datos verificados por especialistas internacionales.

Desde enero de este año, Facebook también abrió un micrositio con información precisa encaminada a combatir el contenido perjudicial, lanzando iniciativas como “Community Help” en la que las personas pueden ofrecer o solicitar ayuda a sus vecinos. Asimismo, prohibió sancionó y prohibió la publicidad engañosa de productos como cubrebocas, desinfectantes, sanitizantes y kits de prueba.

Este tipo de iniciativas permitió que los motores de búsqueda, como Google con 78 por ciento de aprobación, se mantenga como la fuente más confiable de información sobre Covid-19, según el análisis elaborado por la consultora Edelman.

Pese al incremento en la confianza, la ciudadanía reclama mayor investigación por parte de los medios de comunicación.

Sólo 41 por ciento de los encuestados señaló que este sector está haciendo un buen trabajo en investigaciones que expliquen el panorama completo de la pandemia del coronavirus y sus efectos en la economía o la vida de las personas.

EL PRESTIGIO SE IMPONE

Por encima de todas las instituciones, hay un sector que es privilegiado con la confianza de los ciudadanos y ese es el de los especialistas en ciencias de la salud.

Particularmente, los científicos gozan de una confianza de 91 por ciento en la certeza que generan con los mensajes sobre el padecimiento, seguidos de cerca por los expertos de salud en línea que tienen una aprobación de 88 por ciento.

Después de este sector viene el personal de salud con 87 por ciento y los miembros de la Organización Mundial de la Salud, con 83 por ciento, en promedio.

Los especialistas son la piedra angular de la estrategia de las grandes compañías de internet, pues forman parte del equipo que ayuda a verificar los datos que se publican diariamente en los sitios especiales de las redes sociales en todo el mundo.

Con información de Mario Alavez | El Sol de México



Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Local

Emiten declaratoria de emergencia por inundaciones en el Totonacapan

Lluvias dejan comunidades incomunicadas y derrumbes en seis municipios

Local

Mueren 5 empleados de la Secretaría del Bienestar por coronavirus

A la fecha se contabilizan 120 casos más que son considerados sospechosos o que dieron positivo

Policiaca

Fuerza Civil rescata a secuestrado; estaba encajuelado

La víctima dijo ser actor de televisión; su rescate fue posible tras un operativo en la zona de Hueyapan de Ocampo

Local

Mueren 5 empleados de la Secretaría del Bienestar por coronavirus

A la fecha se contabilizan 120 casos más que son considerados sospechosos o que dieron positivo

Policiaca

IPAX mantiene constante capacitación y adiestramiento a sus elementos

Se adiestran en prácticas de tiro real en las instalaciones del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad

Policiaca

Fuerza Civil rescata a secuestrado; estaba encajuelado

La víctima dijo ser actor de televisión; su rescate fue posible tras un operativo en la zona de Hueyapan de Ocampo

Local

TSJE no puede separar del cargo al magistrado Roberto Dorantes

Un Juez Décimo Séptimo de Distrito otorgó tres días hábiles a la presidenta del TSJE para que dé cumplimiento al amparo que interpuso el magistrado

Local

Covid-19 cobra la vida de 10 sacerdotes y 2 religiosas en Veracruz

El Centro Católico Multimedial informó que a nivel nacional se han registrado 58 defunciones de sacerdotes en las diferentes Diócesis del país

Sociedad

México supera el medio millón de casos por Covid-19

El país también registró 627 nuevos decesos con lo que el conteo de víctimas mortales subió a 55 mil 293