/ miércoles 30 de enero de 2019

Esposa le reclama por supuesta amante y él se clava un cuchillo en el abdomen frente a ella

Una mujer llegó a su casa y entregó un citatorio judicial, lo que ocasionó que el hombre se clavara un cuchillo en el abdomen

Orizaba. Ver.- Un tablajero se quitó la vida al estilo japonés, luego de aplicarse el harakiri, debido a problemas que iba por enfrentar con su pareja y fue descubierto por su esposa.

Se llamó Bernardino D.C., de 28 años, con domicilio en Encino Grande, perteneciente al municipio de San Andrés Tenejapan. El cuerpo fue identificado por Josefina R.M., como el de su esposo, y lo reclamó ante el personal de Fiscalía para darle sepultura.

En versión a las autoridades policiacas se conoció que el lunes por la tarde, Bernanrdino llegó a su casa en estado inconveniente, al parecer debido a sus adicciones a la droga.

Según la esposa, le informó que una mujer llegó a su casa y le dio un citatorio judicial, explicándole que era derivado a problemas sostenidos como pareja. Cuando Josefina reclamó a Bernardino el suceso, supuestamente este le dijo que se quitaría de problemas y sin pensarlo más se clavó un cuchillo en el abdomen.

La herida fue severa y de gravedad, por lo que el hombre fue trasladado a un hospital de la zona, pero murió varias horas después cuando recibía atención médica.

El fallecimiento fue reportado a la Fiscalía de Distrito, por lo que personal de Servicios Periciales acudió a dar fe y levantó el cuerpo. Entrevistaron a la viuda, quien ratificó la versión del suicidio, además de que su esposo estaba drogado, lo cual fue confirmado mediante autopsia.

Orizaba. Ver.- Un tablajero se quitó la vida al estilo japonés, luego de aplicarse el harakiri, debido a problemas que iba por enfrentar con su pareja y fue descubierto por su esposa.

Se llamó Bernardino D.C., de 28 años, con domicilio en Encino Grande, perteneciente al municipio de San Andrés Tenejapan. El cuerpo fue identificado por Josefina R.M., como el de su esposo, y lo reclamó ante el personal de Fiscalía para darle sepultura.

En versión a las autoridades policiacas se conoció que el lunes por la tarde, Bernanrdino llegó a su casa en estado inconveniente, al parecer debido a sus adicciones a la droga.

Según la esposa, le informó que una mujer llegó a su casa y le dio un citatorio judicial, explicándole que era derivado a problemas sostenidos como pareja. Cuando Josefina reclamó a Bernardino el suceso, supuestamente este le dijo que se quitaría de problemas y sin pensarlo más se clavó un cuchillo en el abdomen.

La herida fue severa y de gravedad, por lo que el hombre fue trasladado a un hospital de la zona, pero murió varias horas después cuando recibía atención médica.

El fallecimiento fue reportado a la Fiscalía de Distrito, por lo que personal de Servicios Periciales acudió a dar fe y levantó el cuerpo. Entrevistaron a la viuda, quien ratificó la versión del suicidio, además de que su esposo estaba drogado, lo cual fue confirmado mediante autopsia.