/ jueves 10 de enero de 2019

Llegó de Cancún a pasar el fin de año con su familia y lo hallaron muerto, en fosa clandestina

Se lo llevó el 28 de diciembre un grupo armado cuando estaba en un campo deportivo en Juan Díaz Covarrubias

HUEYAPAN DE OCAMPO, Ver.- Esta mañana fue identificado el cuerpo del hombre hallado putrefacto, ayer en una fosa clandestina en este municipio; se trata de un taxista que fue privado de su libertad desde el pasado 1 de enero en Juan Díaz Covarrubias. Tras el reporte de campesinos que pasaban por el lugar, la fosa fue ubicada por autoridades en un rancho de la localidad La Norma, en el tramo carretero Casas Viejas-Chacalapa.

Peritos forenses exhumaron los restos de una persona en estado de descomposición, misma que fue llevada al Servicio de Medicina Forense para los estudios de rigor. Al paso de las horas fue posible saber que se trataba del cadáver del taxista Carlos Delfín Aguilar, de 43 años, quien fue privado de su libertad por hombres armados, cuando se encontraba con otras personas conviviendo en un campo deportivo en el municipio de Juan Díaz Covarrubias.


La familia del ruletero dijo a las autoridades ministeriales que éste había llegado de Cancún desde el 28 de diciembre para pasar fin de año en "su tierra", sin imaginar el desenlace.

HUEYAPAN DE OCAMPO, Ver.- Esta mañana fue identificado el cuerpo del hombre hallado putrefacto, ayer en una fosa clandestina en este municipio; se trata de un taxista que fue privado de su libertad desde el pasado 1 de enero en Juan Díaz Covarrubias. Tras el reporte de campesinos que pasaban por el lugar, la fosa fue ubicada por autoridades en un rancho de la localidad La Norma, en el tramo carretero Casas Viejas-Chacalapa.

Peritos forenses exhumaron los restos de una persona en estado de descomposición, misma que fue llevada al Servicio de Medicina Forense para los estudios de rigor. Al paso de las horas fue posible saber que se trataba del cadáver del taxista Carlos Delfín Aguilar, de 43 años, quien fue privado de su libertad por hombres armados, cuando se encontraba con otras personas conviviendo en un campo deportivo en el municipio de Juan Díaz Covarrubias.


La familia del ruletero dijo a las autoridades ministeriales que éste había llegado de Cancún desde el 28 de diciembre para pasar fin de año en "su tierra", sin imaginar el desenlace.