/ lunes 14 de mayo de 2018

Lo asesinó de varias puñaladas; disputaban el amor de una mujer

En la riña también habría participado el hijo del hoy occiso

Al calor de las copas ocurrió una riña entre tres sujetos afuera de un autolavado en la colonia Predio la Loma del municipio Veracruz que dejó como saldo una persona muerta y otra herida.

Lo anterior ocurrió la madrugada de ayer en la calle de JB Lobos y Madre Selva de la colonia en mención. Ahí estaban Carlos T. H., de 52 años de edad, conviviendo con su hijo Carlos Alberto T. M. en el bar “Relax”.

Testigos dijeron que al parecer todo comenzó por la disputa de una meretriz. Un hombre que estaba con ella retó a los golpes a padre e hijo, quienes salieron del bar y comenzaron a reñir en la calle.

El agresor, de quien no se conoce su identidad, sacó un arma punzocortante con la que hirió en repetidas veces a Carlos T. H., quien cayó muerto en la entrada de un autolavado; el hijo de éste también fue lesionado de gravedad.


Elementos de la Policía Estatal y de la Naval acudieron de inmediato al sitio tras el reporte de testigos, pero ya no estaba el presunto responsable. El sitio fue abanderado por los uniformados en tanto llegaba el personal de la Fiscalía Regional, que comenzó las diligencias de rigor.

Personal de Servicios Periciales y agentes de la Ministerial levantaron el cuerpo y lo llevaron al Semefo, donde le practicaron la autopsia de rigor.

Los clientes del bar dijeron a la policía que el pleito comenzó adentro del establecimiento y que al parecer fue por la disputa de una fémina.

Al calor de las copas ocurrió una riña entre tres sujetos afuera de un autolavado en la colonia Predio la Loma del municipio Veracruz que dejó como saldo una persona muerta y otra herida.

Lo anterior ocurrió la madrugada de ayer en la calle de JB Lobos y Madre Selva de la colonia en mención. Ahí estaban Carlos T. H., de 52 años de edad, conviviendo con su hijo Carlos Alberto T. M. en el bar “Relax”.

Testigos dijeron que al parecer todo comenzó por la disputa de una meretriz. Un hombre que estaba con ella retó a los golpes a padre e hijo, quienes salieron del bar y comenzaron a reñir en la calle.

El agresor, de quien no se conoce su identidad, sacó un arma punzocortante con la que hirió en repetidas veces a Carlos T. H., quien cayó muerto en la entrada de un autolavado; el hijo de éste también fue lesionado de gravedad.


Elementos de la Policía Estatal y de la Naval acudieron de inmediato al sitio tras el reporte de testigos, pero ya no estaba el presunto responsable. El sitio fue abanderado por los uniformados en tanto llegaba el personal de la Fiscalía Regional, que comenzó las diligencias de rigor.

Personal de Servicios Periciales y agentes de la Ministerial levantaron el cuerpo y lo llevaron al Semefo, donde le practicaron la autopsia de rigor.

Los clientes del bar dijeron a la policía que el pleito comenzó adentro del establecimiento y que al parecer fue por la disputa de una fémina.