/ jueves 11 de abril de 2019

Madre y su hija de 10 años son asesinadas; las hallan en avanzado estado de descomposición

Un cuchillo ensangrentado fue hallado en el baño y no descartan que haya sido el arma utilizada en el crimen

Río Blanco. Ver.- La pareja encontrada muerta en avanzado estado de descomposición en el interior de su vivienda de esta localidad, no fue un matrimonio. Se trata de los cuerpos de una mujer y su hija de aproximadamente 10 años de edad, confirmaron fuentes de la Policía, quienes descartaron haya un hombre entre los cadáveres.

Las finadas son Sara "N", de 30 años, y su hija de identidad reservada, de 10. La confusión se generó en un principio, tras la versión de la madre de Olegario, a quien se creía muerto, y era pareja de Sara.

Y es que la mujer (la suegra), reveló a la policía que el pasado sábado llegó de visita con su hijo, pero Sara, le pidió que se retirara porque en ese momento sostenían una pelea de pareja.

La mujer se retiró y este miércoles regresó porque no sabe nada de Olegario y acudió a buscarlo, pero grande sorpresa se llevó al encontrar los cadáveres de dos personas, y pensó que eran Sara y su hijo Olegario.

Peritos criminalistas acudieron a realizar las diligencias de rigor y revisaron el inmueble a detalle, y confirmaron que se trataba de un doble feminicidio.

Sara ya estaba en avanzado estado de descomposición, y su cuerpo cubría el de su hija, por lo que esto evitó en un inició la identificación del mismo.

A Olegario no se le encontró por ninguna de las habitaciones, y hasta el momento no se sabe de su paradero.

Los cuerpos presentan golpes, por lo que se hará la autopsia para conocer si estas lesiones fueron la causa de muerte o si tienen alguna lesión producida por un arma de fuego o un punzocortante, ya que un cuchillo ensangrentado fue hallado en el baño.

Río Blanco. Ver.- La pareja encontrada muerta en avanzado estado de descomposición en el interior de su vivienda de esta localidad, no fue un matrimonio. Se trata de los cuerpos de una mujer y su hija de aproximadamente 10 años de edad, confirmaron fuentes de la Policía, quienes descartaron haya un hombre entre los cadáveres.

Las finadas son Sara "N", de 30 años, y su hija de identidad reservada, de 10. La confusión se generó en un principio, tras la versión de la madre de Olegario, a quien se creía muerto, y era pareja de Sara.

Y es que la mujer (la suegra), reveló a la policía que el pasado sábado llegó de visita con su hijo, pero Sara, le pidió que se retirara porque en ese momento sostenían una pelea de pareja.

La mujer se retiró y este miércoles regresó porque no sabe nada de Olegario y acudió a buscarlo, pero grande sorpresa se llevó al encontrar los cadáveres de dos personas, y pensó que eran Sara y su hijo Olegario.

Peritos criminalistas acudieron a realizar las diligencias de rigor y revisaron el inmueble a detalle, y confirmaron que se trataba de un doble feminicidio.

Sara ya estaba en avanzado estado de descomposición, y su cuerpo cubría el de su hija, por lo que esto evitó en un inició la identificación del mismo.

A Olegario no se le encontró por ninguna de las habitaciones, y hasta el momento no se sabe de su paradero.

Los cuerpos presentan golpes, por lo que se hará la autopsia para conocer si estas lesiones fueron la causa de muerte o si tienen alguna lesión producida por un arma de fuego o un punzocortante, ya que un cuchillo ensangrentado fue hallado en el baño.