imagotipo

Demuelen el histórico mercado de Villahermosa

  • El Heraldo de Tabasco
  • en República

Por RAQUEL MAY OLÁN

De manera formal, ayer arrancó la demolición del edificio histórico que albergó durante 56 años al populoso mercado público “José María Pino Suárez”; lo anterior, con el derrumbe de las paredes que enmarcaban la entrada principal.

Luego del desmantelamiento y cercado de la obra, que duró aproximadamente una semana como se tenía previsto, fue ayer cuando las máquinas comenzaron a derribar los muros, sobre el lado colindante a la calle José María Pino Suarez.

Al medio día se observó operando a dos maquinarias pesadas del sector para demolición, que ya habían echado abajo el marco de la entrada principal.

Las acciones de derribo iniciaron desde las 7:00 horas, y se estima queden finalizadas en un periodo de 45 días, pese a que en el programa original estaba previsto un lapso de tres meses.

Tal y como lo anunció en su momento el titular la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP), Luis Armando Priego Ramos, la empresa encargada del proceso de desmantelamiento y demolición de este inmueble es Construcciones y Edificaciones MYG S. A. de C. V.

Cabe destacar que en su momento se habló de que dicha empresa, de origen tabasqueño, estaba inhabilitada por la Secretaría de Contraloría de Tabasco (Secotab), no obstante, Priego Ramos aclaró que se trató de una confusión, por lo que inició ya el proyecto.

El desmantelamiento y demolición del antiguo inmueble del mercado ‘Pino Suárez’, representará una inversión de alrededor de 7.5 millones de pesos, que desde diciembre pasado se licitó.

Posterior al derrumbe del referido edificio, se proseguirá con la construcción de la estructura de acero de lo que será el nuevo centro de abasto, proyecto que fue ganado por el Grupo Gorsa.

El paso siguiente a este será lanzar la licitación para la cimentación del nuevo edificio, lo cual se hará en los siguientes días.

En tanto, mientras al interior del enmallado se realizan los trabajos de demolición, los ambulantes continúan al exterior comercializando sus productos de manera normal, pese a la nube de polvo que invade la zona.