imagotipo

Lanzan exhorto para aprobar Ley de Seguridad Interior

Elvia Buenrostro, Diario de Querétaro

QUERÉTARO, Qro. (OEM-Informex).- El exhorto al Congreso de la Unión para que apruebe la Ley de Seguridad del Interior, lanzó el gobernador Francisco Domínguez Servién, al subrayar que los estados deben asumir la responsabilidad y determinación para generar condiciones de seguridad para que el Ejército se repliegue a sus cuarteles.

Ello, durante la ceremonia de Entrega de la Gran Orden “Victoria de la República”, en el marco del CL Aniversario de la Toma de Querétaro por el general Mariano Escobedo, acto presidido por el mismo mandatario y el general Div. D.E.M. subsecretario de la Defensa Nacional, Gilberto Hernández Andreu.

Domínguez Servién reconoció el papel del Ejército Mexicano en el país, al subrayar que no existe muro que frene la libertad histórica, la cual se logró gracias a las fuerzas armadas.

“Fue un hecho que dio vigencia a la soberanía de México, no nos congrega la celebración de una acción bélica, nos convoca la continuación de la Independencia mexicana y su verdadera consumación”.

Expresó que el fin del sitio de Querétaro a fuego de cañón por parte del Ejército Republicano del presidente Benito Juárez reveló dos verdades; la primera, que México deber ser por encima de todo uno solo, unido.

“Que nadie se equivoque, los enemigos del país son los que atentan contra las instituciones mexicanas, las que violentan y envenenan a la sociedad. Las que corrompen y traicionan al país. Del lado de los mexicanos están con gran orgullo de todos: nuestras fuerzas armadas y toda la nación está con ustedes”.

La historia de libertad, continúo, está escrita en esta noble tierra y el imperio de la Ley, por ello el apoyo a la delicada tarea que cumplen las fuerzas armadas, que son indispensables para conformar un solo frente.

Esta verdad histórica –aseveró- ha sido confirmada por las fuerzas armadas, tanto en las calles como en los cuarteles, las labores de defensa de la soberanía, seguridad exterior e interior; además resaltó que en México se debe tener lealtad a la Constitución,  a las instituciones republicanas, al Ejército Mexicano, a Querétaro y México.

En su discurso, José Elías Romero, presidente de la Academia Nacional, aseveró que México requiere ideas y que se debe trabajar en ello sin cansancio, porque gracias a las ideas de hace 150 años hubo un cambio y no se dudaba de la viabilidad del país.

En tanto, el cronista de Querétaro, Andrés Garrido del Toral recordó que la ciudad de Querétaro estuvo sitiada durante 71 días, del 7 de marzo al 15 de mayo de 1867; el 15 de mayo del mismo año, la República Liberal triunfó en Querétaro, poniendo fin al Segundo Imperio y con ello, el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo en el Cerro de las Campanas.

Reconoció este hecho histórico como la segunda Independencia del país y que tuvo a favor consecuencias políticas y económicas; además de que fue la salvaguarda de las instituciones libertarias.

“Si bien todo esto fue dirigido por hombres de gran ilustración y virtudes, fue obtenida principalmente gracias a la participación entera en cinco años de terribles sacrificios por niños, hombres, ancianos y mujeres”.

Durante la Ceremonia Conmemorativa a la “Toma de Querétaro por el General Mariano Escobedo”, realizada en la Plaza Fundadores, se entregó la condecoración Gran Orden “Victoria de la República” a personalidades e instituciones con trayectoria profesional, entereza y aprecio por la historia de México, así como por su ejercicio al servicio del país durante.

Los galardonados son: Salvador Rueda Smithers; Carlos Herrejón Peredo; Rodrigo Fernández Chedraui; María Concepción Lambarri Malo; Ángela Moyano Pahissa; Sergio García Ramírez; y Guadalupe de la Fuente  Salido.