imagotipo

Muros son endebles ante el respeto y entendimiento

  • David Casas, corresponsal
  • en República

 

Laredo, Texas.-  México y Estados Unidos mantienen una añeja relación que permite el crecimiento y desarrollo de ambas naciones, por lo que un solo hombre no podrá separar a dos países hermanos.

Así concluyeron congresistas estadounidenses encabezados por Henry Cuéllar y legisladores mexicanos que asistieron a la reunión entre representantes fronterizos que discutieron sobre la relación entre México y Estados Unidos, el futuro del comercio y Nafta e inmigración.

Por Nuevo León, el diputado José Luis Garza Ochoa, urgió en la necesidad de fortalecer los lazos de amistad y estrechar las relaciones bilaterales en un marco de respeto como se han mantenido a lo largo de la historia moderna en la frontera de ambos países que viven intensa relación comercial y cultural.

Al igual que Henry Cuéllar, uno de los más influyentes congresistas de habla hispana en Washington, Garza Ochoa refirió la necesidad de redefinir una agenda común de buena voluntad y agradeció el interés de la diputada Yahleel Abdala, para que esto sucediera.

Para el diputado nuevoleonés, los muros y obstáculos a través de la historia han caído por armas poderosas como son el diálogo, el respeto, el entendimiento, la buena voluntad de cambio y de comprender que en un mundo globalizado todos necesitamos de todos.

De esta manera, subrayó Garza Ochoa la conclusión a la que llegaron los congresistas estadounidenses, los diputados federales mexicanos y el Gerente de la Ciudad de Laredo, Jesús Olivarez, en el sentido de que “un  sólo hombre no podrá separar a dos países hermanos”.

/cpg