imagotipo

Esoterismo|Buscando al amor

  • Frank Barrios
  • en Sociales

¿Existe el amor? ¿Qué forma tiene? ¿Por qué es tan escurridizo? preguntas y más preguntas que quizá jamás tendrán respuesta. De que existe el amor, existe. Que llega en el momento menos esperado  es algo que no está al alcance de la comprensión humana. El amor no tiene nada que ver con la edad. Tampoco con el aspecto socio económico y mucho menos con el físico de las personas. La belleza física es un don con principio y fin. No hemos aprendido a descubrir la belleza del alma, la cual en lugar de marchitarse con el tiempo, se incrementa gracias, a la experiencia adquirida en la vida. De todo hay en este mundo. Hombre o mujer al encontrar a una persona detallista, pendiente de ellas –no confundir con celos— y con deseo de una relación formal  prefieren continuar con malos hábitos como dar preferencia a los falsos amigos, parrandas, desobligaciones, haciendo correr al pretendiente.

Las mujeres inician una relación con mucho entusiasmo, enamoradas, construyendo castillos en el aire, y al final, terminan solas, con el quehacer del hogar a cuestas y sacando adelante a los hijos. Los varones al principio no quieren apartarse de su amorcito, llenándola de muchas atenciones. Al cabo de unos años, se les hace pesada la carga, y empiezan a alejarse de ella, a quien juraron acompañarle en las buenas, malas y en la enfermedad. ¿Por qué sucede esto? Por las ideas erróneas que cada quien encapsuló sobre lo que es el verdadero amor. Una cosa es lo que se escucha y otra, muy diferente, cuando se vive a lado de la pareja. El amor es una decisión que busca el bienestar del ser amado. Esa decisión hay que mantenerla con los sentimientos, los cuales son manifestaciones que se expresan a través de las acciones. Si en verdad se ama a la pareja, se busca lo mejor para ella. Esto nada tiene que ver con estarla celando (inseguridad), prohibirle (egoísmo) y utilizar la fuerza física (desalmado, sin sentimiento) y nada de esto tiene que ver con el verdadero amor. Un ejemplo claro, sería quién conduce un coche. El piloto es el guía, y el copiloto debe ayudar para que se transite por el mejor camino. El piloto es la razón, y el copiloto es el corazón. Los sentimientos viajan en el asiento trasero (hijos), y no deben ser utilizados para el buen manejo de ese vehículo, porque si se toman por uno u otro para sacar ventaja, el coche resulta estrellándose contra el primer obstáculo que se le aparezca. El deseo nace y muere con el cuerpo físico. Cronos, padre tiempo, marca el lapso. Aparecen arrugas, canas y el físico se vuelve flácido. La etapa del enamoramiento es muy hermosa, porque hace que el individuo haga locuras con tal de mantener la atención del ser querido. Es una ilusión que siempre debe estar prendida, y no dejar que se apague. ¿Buscas al amor? empieza rompiendo esquemas obsoletos (mío, tuyo, celos, prohibiciones). El amor no entiende de ataduras y cada quien es responsable si una vez que llega a su vida, lo conserva para siempre o lo destruye, producto de su ignorancia y egoísmo.

 

*Colaborador