imagotipo

Salud|La esclerosis múltiple

  • Diario de Xalapa
  • en Sociales

Una terapia de por vida tendrán quienes sufren esclerosis múltiple. En México hay más de 30 mil personas que la padecen, cuyas edades oscilan entre los 25 y 60 años. Para controlarla existen métodos y medicamentos que son un calvario por las inyecciones diarias

que es necesario aplicar. El Instituto Nacional de Enfermedades Desmielizantes del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) emplea un nuevo dispositivo de inyecciones electrónicas regulables, y los médicos aplican la dosis exacta, controlando la esclerosis múltiple. Es de fácil uso, pero… no es la cura. Esta enfermedad es un daño en el sistema inmune, que daña el sistema nervioso central, limitando los mensajes entre el cerebro y el cuerpo. El cerebro y la médula espinal tienen una cubierta llamada mielina, pero por algún razón extraña, empieza su propio sistema inmunológico, dañando a su propio cuerpo.

Alternativas naturistas

La esclerosis múltiple es preocupante, pues la persona  sabe que su tratamiento es sólo de control. A causa de la pérdida del cartílago en las articulaciones, el sistema óseo se va deteriorando, causando artritis y osteoartritis. El cartílago es como una “almohadilla” entre las vértebras. Los neurólogos se extrañan de cómo el propio sistema inmunológico se “rebela” y ataca a su propio organismo, llegando la rigidez y el dolor de sus articulaciones, tendones y huesos.

La clave: mucho ejercicio

Este será moderado y recomendado por un p­ sioterapeuta certificado; mantener en movimiento sus articulaciones evitará que éstas se “peguen”. Las caminatas le darán fuerza muscular, los estiramientos son importantes para dar flexibilidad a los músculos y tendones, compresas calientes y frías son muy beneficiosas. El terapeuta dirá cuándo y cómo deberá llevar estas compresas que pueden ser aplicadas con árnica y en las compresas calientes puede ser con sábila caliente (la pulpa) y el aceite de ricino. Esta curación la

aplicaba el “profeta durmiente” Édgar Cayce y el resultado era sorprendente.

Los ­p sioterapeutas recomiendan la natación en una piscina para mover (sin dañarse) hombros, rodillas, caderas, espalda, cuello, brazos, pies y manos, parte importante de la terapia.

Baños con plantas medicinales

Son primordiales, son relajantes y desinflamarán los tendones, nervios y articulaciones. En una tina o bañera, aplicar eucalipto, ruda y Santa María que son yerbas calientes ideales para desinflamar los tendones, las articulaciones y nervios; después del baño de tina con yerbas, se aplicará unos baños de cera (de las veladoras). Cubrir todo el cuerpo, excepto la cara, aplicar lo más caliente que soporte. La cera líquida se aplica con árnica, sin quemarse, cubrirse con un plástico e inmediatamente una manta. Estos baños calientes con yerbas y los baños de cera ¡son sorprendentes! Después un buen masaje con un masoterapeuta certi­ficado aliviaría tendones y nervios.

Cuide su peso corporal

La esclerosis múltiple es causada en gran medida por la alimentación. Quien la padece debe comer –también como una forma de prevención— verduras crudas muy bien lavadas, frutas, semillas, nuez, cacahuates, semillas de girasol, pepita con avena integral y miel de colmena; la leche de búlgaros fortalecerá su columna vertebral y sistema óseo gracias al calcio que contiene. No olvidar los pescados de agua dulce, atún y salmón que ricos en omegas tres, seis y nueve. Su nutriólogo le dirá qué tipo de dieta deberá aplicar, pues es vital tener un peso ideal de acuerdo a la talla, el exceso de peso da más presión a las articulaciones, tendones y huesos. Elimine alimentos fritos y grasas, carnes rojas, huevo, lácteos y quesos fermentados, refrescos embotellados, cerveza, vino, café.

 

**Este artículo tiene recomendaciones alternativas. Su médico tiene la última palabra.