imagotipo

SPAcio femenino/ Algas marinas

  • Judit Martínez Roldán
  • en Sociales

¡Buen día! saludo a todas las amigas lectoras con gusto. Hoy en este post de belleza sabremos más de cosmética oral para combatir un problema que nos afecta a todas: la celulitis o  piel de naranja, una bacteria que no sabe ni de estatura ni de peso y que cuesta deshacer. Primero debemos diferenciar entre celulitis, piel de naranja, exceso de grasa, retención de líquidos y flacidez.

La “piel de naranja” es cuando los residuos de grasa y agua aparecen formando hoyos o pozos por debajo de la piel. Exceso de grasa es la acumulación excesiva de triglicéridos dentro del adiposito, aumentando la producción de grasa. Generalmente va acompañado de un sobrepeso. La retención de líquidos es la acumulación de líquidos en diferentes compartimentos celulares o vasos sanguíneos que causan edemas. La celulitis y la retención de líquidos pueden presentarse juntas. Uno de los síntomas de la retención de liquido es cuando el paciente siente una hinchazón generalizada, edema en tobillos piernas pesadas y  abdomen inflamado. En la retención de líquidos también influye una dieta rica en sal.

La flacidez se produce cuando las proteínas que sostienen la piel –elastina y el colágeno— bajan su producción. Va unida a la falta de tonicidad muscular que se agrava con cambios hormonales, sobrepeso y una mala alimentación.

En el tratamiento contra la celulitis, la más utilizada es la llamada alga fucus vesiculosus, rica en yodo, con gran capacidad para drenar las toxinas y para activar la circulación sanguínea. El fucus contra la celulitis es un alga rica en oligoelementos, sales minerales y vitaminas del grupo B. Ayuda a eliminar residuos y reduce el apetito gracias a sus mucílagos que se hinchan en el estómago y producen sensación de saciedad. Ayuda también a perder peso, sin riesgo al desequilibrio, al aportar todos los elementos indispensables para el organismo. Las algas  ayudan a reducir la celulitis debido a que actúan como glándulas secretoras limpiando todo el sistema linfático y eliminando el ácido úrico. Por si fuera poco también tienen la propiedad de eliminar el cansancio, factor primordial para acabar con el estrés y activar la circulación sanguínea. Ingeridas como suplemento –diario,  de 5 a 10 gramos, disueltas en un vaso con agua— o incorporándolas a la comida –pulverizadas para que las absorba más rápido el cuerpo—, las algas pueden convertirse en poderosas aliadas de tus dietas para adelgazar. Son una forma sana y natural de cuidarse. Para saber más llame a los teléfonos 812 66 63 y 813 83 80, aquí en Xalapa.

 

*Colaboradora