imagotipo

Acceso a créditos es desfavorable para empresas

  • Alma Rosa Quiroz
  • en Veracruz

Las empresas perciben un entorno menos favorable en las condiciones de acceso y costo del financiamiento bancario, advierte el reporte mensual de Banca y Sistema Financiero elaborado por el BBVA.

El Banco de México publicó el comunicado sobre la Evolución del Financiamiento a las Empresas durante el último trimestre de 2016 que presenta los principales resultados de la Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio, la cual se realiza entre una muestra de empresas que tiene cobertura nacional.

Los resultados indican que las fuentes de financiamiento más utilizadas por las empresas son los proveedores y la banca comercial. Para el trimestre de octubre a diciembre de 2016, 38.5 por ciento de las empresas encuestadas señaló que utilizó crédito de la banca comercial, dicho porcentaje fue menor al registrado entre julio-septiembre de 2016. En el tercer trimestre del años anterior fue de 38.9 por ciento y el último trimestre del año anterior de 41.4 por ciento. En el cuarto trimestre, 76.8 por ciento de las empresas utilizó financiamiento de proveedores y 20.7 por ciento obtuvo financiamiento de empresas de su grupo corporativo o matriz, en ambos casos los porcentajes fueron los mayores registrados desde el segundo trimestre de 2015.

El porcentaje de empresas que utilizó nuevos créditos en los últimos meses del año anterior fue de 25.9 por ciento, ligeramente menor que el 26.3 por ciento registrado en el tercer trimestre, pero mayor al registrado al cierre de 2015 (25.1 por ciento). Entre estas empresas, los indicadores de condiciones de acceso al mercado de crédito bancario reportan condiciones más accesibles en cuanto a los montos ofrecidos, pero menos favorables en las condiciones para refinanciar, los plazos ofrecidos, los requerimientos de colateral, los tiempos de resolución del crédito y otros requisitos solicitados por la banca.

En cuanto a las condiciones de costo del crédito bancario, se percibe un balance menos favorable tanto en tasas de interés como en comisiones y otros gastos asociados al crédito bancario.