imagotipo

Advierten: lincharán a rateros; pobladores de El Chico se organizan ante robos

  • José Morales
  • en Veracruz

 

Emiliano Zapata, Ver.- Se han creado grupos en la comunidad de El Chico para defender al pueblo de la ola de robos que han sufrido en casas y escuelas, pero también por abigeato.

El Chico es una comunidad ubicada a escasos 20 minutos de la capital del estado, la población conocida más por sus fiestas de La Candelaria también fue cabecera municipal hace algunas décadas y ahora lo que fue el Palacio Municipal en algún momento ha sido convertido en salón social.

Para llegar a esa población la entrada más rápida es por la zona de Las Trancas, ahí se toma la carretera Coatepec-Las Trancas y de ahí la desviación a esa población. En total no son más de 20 minutos.

En esa población habitantes refieren que fue necesario que se formaran esos grupos, los cuales recorren por las noches las calles del pueblo y se mantienen alertas durante el día para evitar robos como el que se pretendió el pasado miércoles en esa comunidad.

Cabe destacar que hay ciudadanos que explicaron que el grupo formado para proteger al pueblo no es cuestión de personas improvisadas, pues éste se conforma por gente con experiencia militar, además de otros habitantes de un barrio “bronco” de El Chico.

Luego de que un joven al que se dice se encontró al interior de una vivienda cuando intentaba robar y el pueblo decidió desnudarlo y amarrarlo en el asta bandera, habitantes aseguraron que esto sólo es reflejo del abandono que se tiene en ese lugar por parte de los cuerpos policíacos.

Aunque nadie quiere dar nombres, pobladores de El Chico señalan que esta aprehensión ciudadana pudo llegar más allá, incluso al linchamiento, pero también se estuvo a punto de inmolar a esa persona, pero aseguran que privó la cordura y por eso llamaron a las autoridades para entregarlo.

Criticaron que la autoridad policíaca en lugar de aprehender al ladrón y consignarlo, quisieron saber quién lo amarró y lo atrapó para hacerlos responsables por los derechos humanos vulnerados “de ese ratero”, incluso comentan que fue desamarrado por la autoridad y se llamó a una ambulancia para atenderlo, cuando apenas tenía algunos golpes.

La historia del ladrón del miércoles no es la primera, pues ya en otra ocasión corretearon y atraparon a un delincuente hasta el lugar conocido como Paso Ladrillo, pero al entregarlo a la autoridad simplemente no pasó nada.

Comentaron que el robo del miércoles fue “la gota que derramó el vaso” y por eso los pobladores guardan silencio, algunos se manifiestan a favor y otros en contra de este grupo.

Revelaron que el grupo se comunica vía Whatsapp y se avisan y agrupan en caso de ser necesario. Aunque se guardan detalles de las personas que lo conforman, aseguran que éstos poseen experiencia militar tanto los grandes como los más jóvenes.

A estos se suman ciudadanos de un barrio conocido por ser gente de “armas tomar” y todos ellos lo único que quieren es que haya ley en el pueblo, pero la verdad es que la delincuencia ha rebasado a las autoridades.

Indicaron que estas autodefensas hacen sus rondines en camionetas y algunos llevan garrotes, pero otros van decididos a todo. Aseguraron que mientras la autoridad no brinde seguridad a los pobladores ven con buenos ojos a ese grupo y aunque muchos no están de acuerdo con lo que hacen, la realidad es que son necesarios ante la falta de seguridad.

Señalaron que quienes han dicho que no están de acuerdo, los demás pobladores les han cuestionado que entonces están contra el pueblo y no se puede tampoco estar contra la voluntad del pueblo, porque además la realidad es que no cuentan con seguridad.

Manifestaron la necesidad de que en esa zona haya un destacamento de policía o uno militar, que sea un grupo de seguridad que esté ahí permanentemente y que atienda no sólo a El Chico, sino a toda la zona en general para que inhiban la delincuencia.

“Estos grupos de vigilancia seguirán porque se trata de personas que conocen de la milicia y se han juntado con un barrio de aquí donde son de armas tomar y no estamos muy de acuerdo, pero lamentablemente son necesarios para el pueblo, son jóvenes que saben manejar incluso armas, son gente con entrenamiento, son personas que cuidan a la comunidad, pero a la vez están decididos a todo, pues hay quienes vienen y se roban ganado, roban las casas, se roban todo”, expresaron.

Expresaron que la mayoría de las personas de El Chico son profesionistas, son habitantes que van a trabajar a Xalapa y regresan por la tarde, por eso es que los delincuentes han aprovechado esa situación, pues quienes se dedican al campo o al ganado ya son pocos.

Los pobladores indicaron que si la autoridad quieren castigar a alguien tendrán que castigar a todo el pueblo, porque la gente ya está unida para todo lo que venga, incluso refirieron que son varias las casas que tienen mantas advirtiendo a los delincuentes de que si los agarran, los linchan.