imagotipo

Con motivo de la Cuaresma, Iglesia realizará la jornada de oración “24 horas para el Señor”

  • Itzel Molina
  • en Veracruz

Como preparación para la Semana Santa, la Arquidiócesis de Xalapa realizará el 24 y 25 de marzo la jornada de oración “24 horas para el Señor”, organizada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Esta jornada se lleva a cabo en la proximidad del cuarto domingo de Cuaresma y busca que los fieles realicen oración para experimentar la misericordia de Dios a través del sacramento de la reconciliación.
Mediante el comunicado dominical se dio a conocer que la Arquidiócesis de Xalapa ofrecerá el servicio masivo de las confesiones.
José Manuel Suazo Reyes, vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, mencionó que se trata de periodos prolongados donde los sacerdotes de zona se congregan en algún templo parroquial, rectoría o capilla y dedican tiempo para que los fieles tengan la posibilidad de celebrar el sacramento de la reconciliación con Dios.
“Dios hace que comprendamos su inmenso amor justamente ante nuestra condición de pecadores. La gracia es más fuerte y supera cualquier posible resistencia porque el amor todo lo puede . No hay nada más hermoso que sentirse reconciliado y perdonado, ciertamente sólo Dios perdona los pecados, pero quiere que también nosotros estemos dispuestos a perdonar a los demás, como él perdona nuestras faltas”, expuso.
Manifestó que cuando las personas se quedan encerrados en sí mismos y no son capaces de perdonar triunfa el egoísmo justificado por sentimientos de rencor, de rabia y de venganza, por lo que la vida se vuelve infeliz y se anula el alegre compromiso por la misericordia.
Por ello, dijo el periodo cuaresmal permite experimentar personalmente la fuerza de la misericordia de Dios transmitida por medio del sacramento del Perdón.
“Dios nos espera con los brazos abiertos en su casa porque él es compasivo y misericordioso y nos perdona siempre; él no cierra a nadie las puertas de la salvación. Aprovechemos este tiempo de Cuaresma para reconciliarnos con Dios y los hermanos”, concluyó.