imagotipo

Construyeron penal pero a ejidatarios de Villa Aldama no les pagan

  • Miguel Salazar
  • en Veracruz

 

Cerro de León (Villa Aldama), Ver.- Ejidatarios demandaron el pago de más de 8 millones de pesos que supuestamente el estado se comprometió a liquidarles desde 2002 con la compra de sus tierras utilizadas para la construcción del reclusorio inaugurado en este poblado el 14 de septiembre de 2006.

De acuerdo con el comisariado ejidal Joel Miranda Serrano las autoridades estatales se comprometieron a liquidar el pendiente casi de forma automática, sin embargo, al pasar el reclusorio a manos de la Federación “la deuda prácticamente quedó en el olvido”. En total son 72 ejidatarios los que dispusieron de al menos 76 hectáreas ejidales para el proceso de expropiación.

Reiteró que a la fecha siguen en espera de la liquidación que requieren para pagar deudas y garantizar la manutención de sus familias, pues al entregar sus tierras se quedaron sin un lugar para desarrollar la agricultura que destacaba como su fuente de sustento.

Sostuvo que la indiferencia de las autoridades provocó que el caso llegara a los Tribunales Agrarios, donde se dio el fallo a favor de los ejidatarios, según el expediente 35/2015.

Ante la necesidad algunos de los ejidatarios han tenido que emplearse como albañiles, chalanes, cargadores o de plano migrar a otros municipios o estados en busca de empleo.

Dijo que también han tratado de convenir con las autoridades penitenciarias para aprovechar los alimentos que no consumen en el reclusorio. “Diariamente tiran como una tonelada de comida en buen estado que podría beneficiar a todo el pueblo”.

Sin embargo, aseguró que sus reclamos no han sido atendidos, a pesar de que han detallado la necesidad y la pobreza que afecta a los habitantes de manera histórica.

Insistió en que los ejidatarios que otorgaron sus tierras lo hicieron ante la promesa de un pago justo que supuestamente les permitiría mejorar sus estilos de vida, por lo que exigió al Estado y a la Federación cumplir con los pagos a la brevedad.