imagotipo

Echándose a perder instalaciones del deporte

  • Danytza Flores
  • en Veracruz

Veracruz, Ver.- Un edificio de cuatro niveles que luce abandonado era hasta hace dos meses la sede del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), ahí se concentraban las oficinas centrales donde los atletas realizaban trámites para diversos tipos de apoyos y gestiones, además de que se planeaban las acciones de fomento al deporte en la Entidad.

El severo desgaste del inmueble es notorio a simple vista, incluso para aquellas personas que cruzan a lo lejos sobre la avenida Paseo Las Flores del fraccionamiento Jardines de Virginia, en donde se ubica el centro de alto rendimiento más importante de todo el Estado.

Otro edificio que también requiere mantenimiento integral es el auditorio Benito Juárez.

En dicho inmueble no se realizan trabajos a fondo para mejorar su imagen desde que el equipo de basquetbol Halcones Rojos de Veracruz desapareció por falta de apoyo del Gobierno del Estado.

Ese edificio, en el que hasta el año pasado se disputaba la Liga Profesional de Baloncesto del país, ahora quedó reducido a un inmueble que en lugar de fomentar el deporte sirve para generar actividades con fines de lucro.

Actualmente el estacionamiento y parte de las áreas destinadas para practicar basquetbol y voleibol son ocupados por juegos mecánicos de una feria que se instaló durante las fechas del Carnaval de Veracruz 2017.

De esta forma, dos de los espacios más grandes y representativos de fomento al deporte en todo el estado de Veracruz han sido relegados a edificios abandonados y que en nada contribuyen para apoyar a los atletas.

En el caso del edifico del IVE, a finales de 2016 su directora, Ángeles Ortiz, indicó que el edificio sería desocupado debido a que al menos en 12 años no se le había dado mantenimiento, lo que ponía en riesgo del colapso la estructura y en peligro a los trabajadores y deportistas que acudían diariamente al lugar.

En aquel momento detalló que se requerían de al menos 6 millones de pesos para realizar las reparaciones correspondientes, presupuesto con el que la institución no cuenta.

En la fachada del edificio se dejan ver dos columnas centrales que flanquean la entrada principal, ahí las grietas se levantan casi desde abajo y conforme uno levanta la mirada son cada vez más profundas.

Un letrero sobre el cristal de una de las puertas dice lo siguiente: “Las oficinas del Instituto Veracruzano del Deporte se encuentran ubicadas en el centro de raqueta”.

Ese recinto fue construido para los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, sin embargo, no fue diseñado para albergar las oficinas administrativas en donde se supone laboran entre 150 y 200 personas.

El edificio sede del IVD cuenta con cuatro pisos, en la planta baja se localizan dos gimnasios, uno de pesas y otro de boxeo, así como un auditorio que sirve para impartir conferencias, cursos y capacitación a deportistas y entrenadores, este último también ha sido cerrado.

En el primer piso se encontraba la Subdirección Metodología del Deporte, que básicamente atiende y capacita a entrenadores de todas las disciplinas deportivas.

En el segundo piso se localizaba la Dirección General del IVD, la cual era inaccesible para atletas paralímpicos, como la misma titular de la dependencia, Ángeles Ortiz, ya que el elevador no funcionaba.

En el tercero y último piso estaba ubicada la Subdirección de Desarrollo del Deporte y la Subdirección de Alto Rendimiento, ambas de importancia para la atención de atletas veracruzanos que año con año ganan medallas en competencias nacionales e internacionales.

Ahora luce completamente vacío y a medida que uno se acerca son cada vez más evidentes los daños provocados por el salitre y la falta de mantenimiento preventivo.

En el costado y parte trasera del edificio se puede apreciar que las estructuras metálicas están completamente corroídas por el óxido; en algunas partes han colapsado ventadas y parte del concreto de las paredes.

Algunas de las vigas y pilares que sostienen las estructuras se notan endebles por el exceso de óxido y humedad que se ha ido acumulando con el paso del tiempo; cintas amarillas de precaución fueron colocadas en los alrededores para evitar que cualquier curioso se acerque y alguna de las estructuras caiga.

Durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 las oficinas sedes del IVD fueron contempladas para trabajos de mantenimiento integral, sin embargo, éstos nunca se hicieron.

La actual directora del IVD, Ángeles Ortiz, declaró que se busca a través de patrocinadores presupuesto para realizar el rescate del edificio sede del deporte veracruzano.

Sólo se realizaron trabajos de mantenimiento y remodelación integral en el centro acuático y de alto rendimiento Leyes de Reforma, que se encuentra a un costado de dicho edificio.

No obstante, éste requiere mantenimiento de manera periódica debido a que es utilizado diariamente por atletas y deportistas que practican disciplinas como natación y clavados.