imagotipo

Empresarios sufren para cubrir la nómina

  • Itzel Molina
  • en Veracruz

 

 

Ante las dificultades económicas por las que atraviesan las micro y medianas empresas, éstas han recurrido a los créditos hipotecarios en las casas de empeño para saldar pagos pendientes, cubrir la nómina o contrarrestar los mínimos ingresos que se tienen.

Durante enero, la casa de empeño Fundación Dondé Xalapa recibió ocho solicitudes de crédito hipotecario de parte de micro y pequeñas empresas que han tenido dificultades económicas y necesitan un “suspiro” en sus bolsillos.

Laura Suárez Ortiz, gerente de la sucursal Xalapa Dondé, dio a conocer que los créditos solicitados tienen por objetivo continuar con el sustento de sus micronegocios o bien contar con un monto para cubrir los pagos pendientes y gastos no planeados.

Refirió que los créditos hipotecarios fueron solicitados, en su mayoría, por mujeres microempresarias que tienen la visión de sostener sus negocios y enfrentar la difícil situación económica que se vive.

“Las microempresarias han solicitado sus créditos porque pretenden estar preparadas para cualquier dificultad que tengan, principalmente por la falta de ingresos o gastos no planeados”, dijo.

Comentó que se han aprovechado este tipo de créditos porque se brinda la oportunidad de liquidarlos en cinco años, haciendo pagos mensuales.

“Se les permite liquidar en el primer semestre sin alguna penalización, además de pagar mensualmente, tanto el interés como aportar lo que se quiera al capital”, expuso.

Indicó que para la obtención de este tipo de créditos se solicita la copia de la escritura de un bien inmueble, terreno o local comercial, con lo cual se realiza el avalúo y se entrega el préstamo.

“Se considera el buró de crédito, el monto del inmueble o terreno y se entregan los préstamos conforme a los ingresos mensuales para evitar que se presenten atrasos o se generen complicaciones para que el solicitante cubra el préstamo”, concluyó.