imagotipo

Inseguros, préstamos en línea

  • Alma Rosa Quiroz
  • en Veracruz

Ante la aparición de empresas que ofrecen préstamos rápidos a través de plataformas tecnológicas (internet, redes sociales y aplicaciones para celulares), la Condusef recomienda a la población de los riesgos de adquirirlos porque el deudor no tendrá quién lo respalde legalmente, ya que este tipo de instituciones no se encuentran reguladas.

Señala que estos financiamientos llamados “Fintech” se deriva de las palabras finance technology y se utiliza para denominar a las empresas que ofrecen productos y servicios financieros, haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación, como páginas de internet, redes sociales y aplicaciones para celulares.

Señala que en estas páginas se prometen servicios sean menos costosos y más eficientes que los que ofrecen la banca tradicional. Actualmente operan alrededor de 158 Fintech en el país.

Lo negativo, agrega, es que existen ciertas desventajas al ser el deudor; ya que si por algún motivo la institución no procede adecuadamente, no actualiza el historial crediticio, o el saldo de crédito -luego de realizar los pagos correspondientes- no es satisfactorio, el deudor no tendrá quién lo respalde legalmente, ya que este tipo de instituciones no se encuentran reguladas.

Cuando los internautas navegan por Internet se encuentran con estos anuncios de préstamos inmediatos, muchos provienen de estas empresas llamadas Fintech.

Señala que estas empresas financieras operan como intermediarios en transferencias de dinero, préstamos, compras y venta de títulos financieros, así como asesoramiento financiero. Las áreas en las que se desenvuelven son: pagos y remesas, préstamos, gestión de finanzas empresariales, finanzas personales y de inversiones entre otros.

Explica que para los usuarios resultan atractivas,  principalmente para personas jóvenes, ya que la mayoría de ellas están vinculadas a tecnologías relacionadas con dispositivos móviles, y generalmente, no hay necesidad de ir a una sucursal para llevar a cabo algún trámite; por lo que son innovadoras y flexibles al público.

Pero, advierte que las desventajas de invertir su dinero en una Fintech es que se dedican a realizar préstamos, con recursos que obtienen de otras personas dispuestas a prestar su dinero por un rendimiento, por lo que es una forma rápida de obtener financiamiento. Considera que la persona que presta el dinero, lo hace bajo el riesgo de que no le paguen.

Otro caso es el financiamiento colectivo de proyectos o empresas: las Fintech reúnen personas interesadas en proyectos  y dispuestas a financiarlos y sólo se comprometen a darle seguimiento al mismo.

Agrega que las desventajas al ser el deudor; ya que si por algún motivo la institución no procede adecuadamente, no actualiza el historial crediticio, o el saldo de crédito -luego de realizar los pagos correspondientes- no es satisfactorio, el deudor no tendrá quién lo respalde legalmente, ya que este tipo de instituciones no se encuentran reguladas.

Quizá resulte interesante utilizar o prestar dinero a través de una Fintech, sin embargo, este mercado no está regulado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), por lo que si la empresa deja de operar, no hay modo de que te devuelvan tus recursos.