imagotipo

“No es fácil ser portero”, afirma entrenador Hiram Iza Villa

  • Julián Rodríguez
  • en Veracruz

Xalapa, Ver.- Un portero debe ser valiente, con carácter, con temple de acero, sabe que está entre la línea divisoria del acierto y el error, entre ser héroe o villano.

Para el entrenador de porteros, Hiram Iza Villa, el arquero es aquel que le da seguridad atrás a sus compañeros, es el primer defensa, el que debe mantener su portería en cero, inviolable, en blanco: “Pero no es fácil ser portero, porque como tal no puedes cometer errores, no como un delantero que puede fallar hasta tres y no pasa nada, el arquero es diferente porque un error ya te costó un gol y probablemente con ése pierdan el partido”.

Hiram Iza, quien trabaja para la escuela de futbol Tiburones Rojos filial Xalapa, allá en el Centro Deportivo Ferrocarrilero, trae bases sólidas en cuanto a la enseñanza a una posición, que muchos le huyen: “Aquí les enseño lo básico, como tirarse, como recostarse, como agarrar un balón, cómo debe estar en constante comunicación con sus jugadores, pero especialmente le inculcamos que tenga una actitud a prueba de todo; hay que prepararlo hasta para cuando comete un error”, dijo el exportero de los Delfines de Xalapa.

 

Reconoce que en sus manos tiene material humano que probablemente un día dé el salto al profesionalismo, al futbol del bueno, “tenemos talento, tenemos niños valientes y aventurados, pero hay que saber llevarlos, conducirlos por un buen proceso, porque no te garantiza que a pesar de las virtudes que tienen puedan llegar”.

Afirma que lo primero que debe hacer un niño es soñar, que se visualice en un equipo grande, por allí empieza su proceso, porque un niño que sueña sabe lo que quiere y lo busca por lograrlo”, comentó Iza Villa.

El destacado entrenador, también auxiliar técnico en equipos de Segunda y Tercera divisiones, dijo que de Xalapa han surgido una cantidad considerable de arqueros, incluso los Xolos de Tijuana tienen a Gibrán Lajud, un elemento formado en esta ciudad: “Estuvimos en parte de su proceso de formación; lo entrenamos cuando asistía a la escuela Inter de Xalapa”, agregó.

 

En la actualidad los porteros y los futbolistas deben ser verdaderos atletas, porque deben estar listos a las exigencias de un futbol intenso y constante que se practica hoy. “Hoy ya no ponemos al ‘gordito’  en la portería, el que siempre estaba parado, hoy ellos saben que tienen que trabajar al doble que sus compañeros, deben ser deportistas de elite que sepan jugar basquetbol, beisbol y hasta voleibol”.

Señaló que trabaja mucho en lo mental con los chicos, en su actitud, porque es fácil que el niño se desconcentre cuando desde fuera de la cancha le grita su papá, y ante esos distractores les enseña que debe concentrarse en lo que está haciendo porque no puede haber margen de error”.

Finalmente dijo que al niño no hay que regañarlo, hay que saberlo llevar. “Es una arma de doble filo, incluso hay que estarlo motivando, hablarle constantemente; no me gusta decirles que está mal hecho, al contrario, les digo que está bien, excelente, es niño y hay que darle su dulce”.