imagotipo

“Riesgo de conflicto social ante prohibición de xiqueñada”

  • Karla Cancino
  • en Veracruz

 

Xalapa, Ver.- De prohibirse la suelta de toros en Xico, en el marco de las fiestas de Santa María Magdalena, podría desatarse un conflicto social como el ocurrido en Tlacotalpan, alertó Gabriela Roldán Méndez, representante del Comité Prodefensa Taurina. Por ello pidió a las autoridades competentes que reconsideren la prohibición contemplada en la Ley Estatal de Protección Animal.

En conferencia de prensa llevada a cabo en el centro de Coatepec, la entrevistada indicó que la xiqueñada provoca una afluencia de más de cien mil personas a este municipio, por lo que el principal daño que provocaría la suspensión sería económico.

“La xiqueñada tiene 41 años como tradición en Xico y esto no se trata de un tema animalista ni ecologista, lo que a nosotros nos preocupa es el problema económico que se nos viene encima”, dijo.

Destacó que pese a la oferta turística que tiene el Pueblo Mágico, la mayor afluencia de visitantes en el año se da el 22 de julio, fecha en la que se sueltan toros de lidia en la calle principal de Xico, lo que provoca que miles de personas acudan para ser partícipes de este evento taurino.

“La gente llega para ver a los toros en la calles, eso es innegable, y para nosotros representa una derrama económica muy fuerte. No hay hasta ahorita un evento que pueda suplir la xiqueñada”, señaló.

La integrante del comité aseguró que a diferencia de lo que ocurre en Tlacotalpan, durante las fiestas de La Candelaria, en Xico no se lleva a cabo maltrato animal ya que se trata de toros dedicados a la fiesta Brava y que en todo momento se les cuida y respeta.

“El maltrato en Xico no existe en el toro de lidia; sí hay una obligada manipulación al lanzar y encajonar al toro, pero no hay un maltrato por parte de los asistentes en la xiqueñada porque es un toro bravo”, insistió.

La habitante de Xico recordó que desde 2012 su municipio tiene reconocida a la fiesta brava como Patrimonio Cultural Inmaterial en Xico, por lo que advirtió que se vislumbra que pudiera existir un conflicto social y hasta la violación de la ley si las autoridades deciden suspender la xiqueñada en julio. “Ahora sentimos como una puñalada certera esa modificación a la ley, que es dramática para nosotros”, concluyó.