imagotipo

Se abrió proceso sancionador contra magistrados involucrados en casos de Tarek Abdalá y Mauricio Audirac

  • Itzel Molina
  • en Veracruz

Los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado(TSJ), Gilberto Ignacio Bello Nájera y José Luis Ocampo López, tienen abierto un proceso sancionador que pone en riesgo su permanencia en su designación.
El magistrado presidente del TSJ y del Consejo de la Judicatura, Edel Álvarez Peña, confirmó que existe un procedimiento sancionador en contra de mencionados magistrados.
Refirió que los temas ya fueron radicados, por lo que el pleno del TSJE acordó iniciar el proceso, mismo que puede concluir con una amonestación o con el cese definitivo e inhabilitación para el ejercicio público.
Indicó que los magistrados tienen derecho de audiencia, ya que todo el procedimiento para analizar si serán o no sancionados puede tardar hasta 3 meses.
“Los temas quedaron radicados, el pleno acordó iniciar el proceso, se da una fecha para que ellos den sus puntos de vista y se inicie un procedimiento que dura aproximadamente entre 3 meses. Al final de cuentas el pleno es el que pasa. Esto surgió de una queja de la Contraloría con respecto a cada uno de ellos”, expuso.
Cabe mencionar que el proceso derivó de quejas interpuestas por la Contraloría General del Estado debido a las presuntas malas prácticas de los magistrados en casos legales contra de los extesoreros, Tarek Abdalá Saad y Mauricio Audirac Murillo.
En el caso del magistrado Gilberto Ignacio Bello Nájera la Contraloría alega que el magistrado no admitió la contestación de la demanda presentada en el Juicio de Nulidad que sostiene en contra del extesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Tarek Abdalá Saad.
Esto porque este es acusado de malos manejos del Fondo de Aportaciones de Servicios de Salud (FASSA) con un probable daño patrimonial en contra del Estado.
Por su parte, Bello Nájera aseguró que el Contralor no tenía facultades para contestar la demanda, sino que debió hacerlo su subordinado, el Director General de Integridad y Ética de los Servidores Públicos.
Respecto al magistrado Ocampo López, la Contraloría manifestó que no se excusó de los expedientes contra Mauricio Audirac Murillo pese a que su hermana, Beda Ocampo López, fue colaboradora cercana de Audirac Murillo ya que fue Directora General de Administración del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) cuando éste era el titular.