imagotipo

Sin cultura del ahorro, la mayoría de mexicanos

  • Alma Rosa Quiroz
  • en Veracruz

Quienes tienen la intención de empezar un plan de ahorro que les permita lograr objetivos económicos a corto, mediano y largo plazo, la financiera SuraMéxico les recomienda pensar que no se está solo, a la hora de ahorrar, ni a la hora de gastar, por eso lo mejor es involucrar al resto de tu familia en cualquier iniciativa de este tipo.

Expone que el ahorro familiar es más efectivo y que como todo proyecto en la vida, el trabajo en equipo es fundamental para que los objetivos se logren no solamente más rápido, sino de manera más práctica.

Entre las recomendaciones más importantes para quienes intentan fomentar el ahorro familiar está asignar a cada miembro de tu familia una cantidad de dinero semanal. Lleva poco efectivo en tu bolsillo. Cuando se vaya a comprar llevar una lista de productos y ajustarse a ella. Otros puntos importantes son comparar precios y planificar las compras importantes.

Los datos de la financiera Sura exponen que muchas personas en México todavía no están familiarizadas del todo con el sistema financiero. Se sigue ahorrando de manera informal a través de las tradicionales tandas o utilizando el muy antiguo método de guardar el dinero debajo del colchón.

Expone que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012 realizada por la CNBV y el INEGI, cerca del 40% de los mexicanos no ahorra. Y aunque el resto sí lo hace, los mecanismos que utilizan no son los adecuados, pues con ellos no garantizan beneficios ni rentabilidad a mediano o largo plazo.

Explica que muchas de las personas encuestadas argumentan su falta de ahorro a que cuentan con muchos gastos mensuales, a muchos les gusta gastar su dinero o simplemente no cuentan con una cultura del ahorro o no saben cómo hacerlo.

Agrega que ante el cuestionamiento de para qué se ahorra, la mayoría de los mexicanos no lo hace como una inversión, sino para enfrentar emergencias e imprevistos.

En los hogares mexicanos de menores recursos, estas necesidades básicas existen de igual manera, con la diferencia que los volúmenes de recursos disponibles para el ahorro son mucho más reducidos y además las prioridades están más enfocadas a formar fondos de corto y mediano plazo.

Subraya que no siempre existe la posibilidad de formar un patrimonio con vista a largo plazo, más allá de la posible construcción de una vivienda. Sin embargo, debes tener claro que si trabajas en equipo con toda tu familia puedes hacer una planeación para lograr objetivos específicos de manera mucho más efectiva.

Recomienda inculcar el hábito del ahorro en la familia, pues de esta forma se podrá tener mayor éxito en el logro de tus objetivos y afrontar cualquier emergencia sin tener un desequilibrio en el presupuesto familiar y lo recomendable destinar al menos el 10% de los ingresos al ahorro.