imagotipo

Varía costo del gas LP en Xalapa

  • Itzel Molina
  • en Veracruz

 

Xalapa, Ver.- Tras el incremento en los combustibles, el gas Licuado de Petróleo (LP) sufrió modificaciones en su costo que afectarán de manera considerable los bolsillos de las familias xalapeñas.

Pese a que el incremento en el gas LP se generalizó, las empresas dedicadas a este rubro presentan varios precios al público, ya que en el tanque de 20 kilogramos se registra una diferencia de 8.10 pesos, en el de 30 kilogramos de 12.30 pesos y en el de 45 kilogramos de 18.45 pesos.

De acuerdo con lo señalado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la diferencia de costos ofertados por las empresas en este producto podría ser de hasta 40 pesos.

Ante estos precios, los xalapeños aseguran que deberán realizar modificaciones en sus gastos: disminuirán algunas compras, caminarán en lugar de tomar un camión o bien incrementarán el ahorro de este combustible.

Hasta ayer, la empresa Gas Express Nieto ofrecía el tanque de 20 kilogramos en 312 pesos; el de 30 kilogramos en 468 pesos y el de 45 kilogramos 702 pesos.

Esto debido a que el tanque de 20 kilogramos sufrió un aumento de 45 pesos, pues para diciembre se ubicaba en 267 pesos; el tanque de 30 kilogramos registró un alza de 70 pesos porque su costo anterior era de 398 pesos; mientras que el de 45 kilogramos incrementó 108 pesos, ya que su precio al cierre del 2016 era de 594.40 pesos.

En tanto, la empresa Sonigas en sus precios de enero maneja el tanque de 20 kilogramos en 303.90 pesos, el de 30 kilogramos en 455.70 pesos y el de 45 kilogramos en 683.55 pesos.

Para diciembre, esta empresa vendía el tanque de 20 kilogramos en 264.20 pesos, lo que significa un aumento de 39.70 pesos; el tanque de 30 kilogramos se comercializaba en 396.30 pesos, pero tuvo un incremento de 59.40 pesos y el de 45 kilogramos se ofertaba en 594.45 pesos y registró un alza de 89.10 pesos.

Estos precios se manejan mediante letreros colocados en las camionetas repartidoras a la vista de los consumidores.

Debido a tal situación, se consultó a la población para conocer las estrategias que implementarán para poder cubrir los gastos que representa la compra de este combustible.

PIEDAD: “Como comerciante estamos viendo una situación difícil, pero como ama de casa tenemos mayores dificultades porque debemos hacer de comer para la familia, pero con estos aumentos no vemos cómo hacer”.

MARCELA TRUJILLO: “Tendremos que caminar para no pagar camiones y con eso poder cubrir este gasto porque el gas es necesario para darle de comer a la familia; ni modo que dejemos de cocinar”.

MARGARITA VELASCO DURÁN: “Buscaremos la solución; no hay de otra. Dejamos de gastar en otras cosas como algún antojo en la calle para poder comprar el gas o cambiar el tanque de treinta kilos por uno de veinte, porque no nos alcanzará para comprarlo cuando se acabe”.

ANTELMA AGUSTINA SÁNCHEZ: “Ya no vamos a poder darnos un gustito; ahora ya sólo viviremos para trabajar y ganar lo necesario para comer, porque no sólo vamos a tener este golpe, sino que todo lo demás va a subir”.

CLEMENTINA LEÓN: “En mi caso tenemos dos tanques: uno de treinta y uno de veinte. Cuando nos alcanza compramos el de treinta, pero ahora creo que el de treinta todo este año va a estar vacío porque con el precio actual no vamos a tener dinero para comprarlo”.

LEONCIO CHIMAL PLATAS: “Con estos aumentos se acabaron las diversiones. Ya no habrá dinero ni para salir al parque. El gasto es cada vez mayor. Si antes compraba un kilo de tortilla, ahora voy a comprar medio. Tendremos que ver de qué manera salir adelante porque de lo contrario te mueres de hambre”.

MARGARITA GARCÍA: “La única opción es gastar menos gas porque lo otro sería no comer y entonces no tendríamos fuerzas para trabajar. Cada vez estamos peor; las necesidades aumentan y el dinero para cubrirlas disminuye”.

GORETTY HERNÁNDEZ RUIZ: “Lo único es ahorrar, dejar de comprar algunos alimentos que no sean indispensables y alejarnos de los gustos que de repente uno se da porque en el trabajo pagan lo mismo, pero los gastos necesarios de la casa son mayores”.

MARY PAZ HERNÁNDEZ MARTÍNEZ: “Se tendrá que buscar la manera de ajustar los gastos, ya sea que dejemos de salir de casa, evitar las compras de cosas que no urgen para poder cumplir con lo indispensable que es la comida, el calzado, el techo y la educación”.

EDITH HERNÁNDEZ: “Lo único que queda es considerar los gastos primarios antes que aquellos que son extra; caminaremos más, compraremos menos tortillas, nos pondremos a dieta forzosa evitando la compra de alimentos caros; haremos lo que sea, pero sin gas no se puede hacer la comida, que es una de las cosas más importantes para vivir”.

MARÍA MAGDALENA NAVARRO: “Tendremos que buscar alternativas para poder salir a flote. A lo mejor gastamos menos en algunas cosas buscando el ahorro en la luz o el agua. Apagaremos el boiler y no lo dejaremos en piloto; ya veremos las estrategias que nos funcionan para poder comprar el gas”.

ISAAC CORTÉS: “Entre mi esposa y yo cubrimos los gastos del hogar. Siempre vemos la manera de ahorrar. Ahora tendremos que hacer doble esfuerzo para poder comprar el gas porque es un material necesario para la preparación de alimentos. Veremos cómo le hacemos, pero lo tenemos que lograr de alguna manera”.