imagotipo

Violencia obstétrica hasta en 97% de clínicas, denuncian

  • Diario de Xalapa
  • en Veracruz

Por Miguel Salazar

Xalapa, Ver.- Entre 89 y 97 por ciento de las unidades médicas del sector salud, tanto públicas como privadas, ejercen violencia obstétrica y omiten las normas de la Organización Mundial de Salud (OMS) enfocadas en el embarazo y en la maternidad, dijo Gloria López Mora, académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad Veracruzana (UV), durante el “Primer Foro Aspectos Bio-Psico-Sociales de la Maternidad”, que se realizó en la unidad de Ciencias de la Salud de la máxima casa de estudios.

Precisó que la violencia puede darse desde el momento en que se hace esperar a las embarazadas para darles consulta, hasta el hecho de recomendar cesáreas innecesarias que pueden marcarlas física y emocionalmente.

Sostuvo que la violencia obstétrica “ha sido considerada como una problemática natural, producto de un sistema de salud que tiene consecuencia de carácter biologicista con un empoderamiento biomédico y con tendencia a perfilarse como una cuestión patológica”.

Dentro de este tipo de violencia destacan dos factores. El primero consiste en el psicológico que se genera a causa de la falta de atención adecuada en casi todas las unidades médicas del Estado y del país, lo que altera la estabilidad emocional de las féminas, incluso durante el parto.

La segunda consiste en el factor físico, pues a pesar de que la OMS durante 1985 gestó 16 compromisos para beneficiar la salud de las mujeres embarazadas, a la fecha ninguno de ellos se cumple.

Entre estos compromisos se encuentra el hecho de que las mujeres estén acompañadas de su pareja o del futuro padre, incluso del familiar más querido, al momento del parto para que el bebé sea cobijado.

Otro tipo de violencia obstétrica, señaló, consiste en el hecho de que las mujeres sean colocadas en posición horizontal para dar a luz, a pesar de que por gravedad, ya sea que la mamá esté de pie, de rodillas o hincada, puede nacer el bebé sin mayor problema.

Abundó que generalmente los médicos justifican las complicaciones del embarazo cuando las mujeres no llevaron un control durante toda la gestación, a pesar de que los buenos procesos se dan de manera natural.