imagotipo

Xalapeños recortan gastos de fiestas de graduación

  • Alma Rosa Quiroz
  • en Veracruz

En plena temporada de graduaciones de escuelas y universidades en la ciudad, las empresas que ofrecen servicios de banquetes reportan una baja sustancial en las contrataciones y las que se hacen son fiestas más austeras y pequeñas, dada la crisis que afecta a todos los sectores, expuso el empresario Carlos Abreu.

Fiestas hay, pero el asunto es que ante la falta de circulante e inversiones que generan empleos las familias han optado por gastar menos, “por amarrarse el cinturón” y entonces contratan, pero lo hacen sin gastos de más.

Algunas de las formas de ahorrar, señala el empresario xalapeño, es hacer la fiesta más pequeña, invitar a menos familiares y amigos y contratar los servicios básicos, todo con el fin de no excederse en los gastos. Pero eso hace que los ingresos para las empresas sean menores a las que tenían en otros años en esta época.

Carlos Abreu explicó que es obvio que tras dos años o más de crisis económica por la falta de inversiones que generan la reactivación de las regiones, las familias tienen que buscar la forma de recortar gastos que no son básicos y aunque la graduación de los hijos es algo importante, se opta por recortar de todas las formas posibles.

En el caso de las empresas de banquetes, comentó que en busca de mayor clientela han optado por no aumentar los costos de los paquetes y absorber el alza de precios en muchos de los productos y servicios que utilizan para las cenas y fiestas, “es dolorosa la medida, pero es la mejor manera de no perder más clientes”.

En otros años, recordó que en esta temporada ya se tenían muchas contrataciones y las familias gastaban para celebrar a lo grande la salida de las escuelas de sus hijos, “pero en este momento la situación es muy difícil y hay que entender y buscar la forma de que los negocios sobrevivan y lleguen hasta el momento en que Veracruz salga de este bache y vuelva a ser el estado boyante y en permanente crecimiento económico, concluyó.