/ viernes 13 de noviembre de 2020

Discurso oficial

No están ustedes para saberlo, pero la Real Academia Española (RAE) no reconoce aún y por ende no define la palabra “revictimización”... Aun cuando este concepto es muy utilizado desde que la comenzaron a aplicar las organizaciones defensoras de los derechos humanos, de las mujeres y de las personas LGTBI.

Para esas organizaciones amables lectores, la revictimización, victimización secundaria o doble victimización, es el proceso mediante el cual se produce un sufrimiento añadido por parte de instituciones y profesionales encargados de prestar atención a la víctima.

La revictimización, por irónico que pudiera parecer, proviene sobre todo de las autoridades, de los gobernantes, cuando invariablemente pretenden justificar su ineficacia y sobre todo sus errores, o peor aún, disipar las pifias de sus correligionarios.

Ejemplos hay muchos. Sobran. Pero hay uno, mucho muy reciente, que cae como anillo al dedo para ejemplificar lo anterior, el del asesinato de quien fuera la alcaldesa del municipio de Jamapa, aquí en el estado de Veracruz, Florisel Ríos Delfín, quien luego de ser interceptada por sus captores, que la ultimaron a balazos, dejaron abandonado su cuerpo sin vida en un camino vecinal.

Ella, antes de ser asesinada, había advertido que desde palacio de gobierno le estaban presionando por diversas razones; le retiraron los elementos policiacos y dejaron prácticamente sin vigilancia y protección ciudadana al municipio de Jamapa.

En tanto sus familiares velaban su cuerpo, la extinta alcaldesa del municipio de Jamapa fue revictimizada por altos funcionarios del gobierno del estado de Veracruz, quienes la señalaron práctica y burdamente de ser la responsable de su asesinato.

Sin el mínimo tacto político, lógico en alguien que nunca antes había sido servidor público, uno de los más altos funcionarios del gobierno estatal – jerárquicamente hablando- culpó a la difunta presidenta municipal de Jamapa de quedarse sin elementos de seguridad en su municipio porque no apoyó la instalación de la policía estatal en la zona, no regularizó a sus policías e incluso llegó a solicitar que se retirara la Guardia Nacional.

En el colmo de la revictimización en contra de quien sin vida ya no podía defenderse o dar su versión, ese alto funcionario del gobierno estatal expuso enérgicamente: “nos quieren echar la bolita, pero nosotros no vamos a ser cómplices de la ilegalidad, no podemos”.

Bien decía la abuela Nila, “no es lo mismo ser borracho que cantinero”. Que la historia ponga a cada quien en su lugar y que el presente obligue a los encargados de la procuración de justicia a erradicar la prevaleciente impunidad en Veracruz.

HONRA Y COMPROMETE … Desde este espacio agradecemos la distinción que nos hizo la Universidad Cristóbal Colón al otorgarnos el premio “"Torrente Viver”, por nuestra trayectoria periodística y académica, esto como parte de las Jornadas de Comunicación, Conecta 2020, de la Escuela de Comunicación, Diseño Gráfico y Publicidad de la Universidad Cristóbal Colón. Gracias por tan honroso reconocimiento, que estimula y compromete. El maestro y amigo Constantino Ventura Arrezola, jefe del área académica de Comunicación de ese plantel educativo, fue quien nos hizo entrega de este reconocimiento que firma el doctor y padre José Manuel Asun Jordán, rector de la Universidad Cristóbal Colón.

guadalupehmar@yahoo.com

No están ustedes para saberlo, pero la Real Academia Española (RAE) no reconoce aún y por ende no define la palabra “revictimización”... Aun cuando este concepto es muy utilizado desde que la comenzaron a aplicar las organizaciones defensoras de los derechos humanos, de las mujeres y de las personas LGTBI.

Para esas organizaciones amables lectores, la revictimización, victimización secundaria o doble victimización, es el proceso mediante el cual se produce un sufrimiento añadido por parte de instituciones y profesionales encargados de prestar atención a la víctima.

La revictimización, por irónico que pudiera parecer, proviene sobre todo de las autoridades, de los gobernantes, cuando invariablemente pretenden justificar su ineficacia y sobre todo sus errores, o peor aún, disipar las pifias de sus correligionarios.

Ejemplos hay muchos. Sobran. Pero hay uno, mucho muy reciente, que cae como anillo al dedo para ejemplificar lo anterior, el del asesinato de quien fuera la alcaldesa del municipio de Jamapa, aquí en el estado de Veracruz, Florisel Ríos Delfín, quien luego de ser interceptada por sus captores, que la ultimaron a balazos, dejaron abandonado su cuerpo sin vida en un camino vecinal.

Ella, antes de ser asesinada, había advertido que desde palacio de gobierno le estaban presionando por diversas razones; le retiraron los elementos policiacos y dejaron prácticamente sin vigilancia y protección ciudadana al municipio de Jamapa.

En tanto sus familiares velaban su cuerpo, la extinta alcaldesa del municipio de Jamapa fue revictimizada por altos funcionarios del gobierno del estado de Veracruz, quienes la señalaron práctica y burdamente de ser la responsable de su asesinato.

Sin el mínimo tacto político, lógico en alguien que nunca antes había sido servidor público, uno de los más altos funcionarios del gobierno estatal – jerárquicamente hablando- culpó a la difunta presidenta municipal de Jamapa de quedarse sin elementos de seguridad en su municipio porque no apoyó la instalación de la policía estatal en la zona, no regularizó a sus policías e incluso llegó a solicitar que se retirara la Guardia Nacional.

En el colmo de la revictimización en contra de quien sin vida ya no podía defenderse o dar su versión, ese alto funcionario del gobierno estatal expuso enérgicamente: “nos quieren echar la bolita, pero nosotros no vamos a ser cómplices de la ilegalidad, no podemos”.

Bien decía la abuela Nila, “no es lo mismo ser borracho que cantinero”. Que la historia ponga a cada quien en su lugar y que el presente obligue a los encargados de la procuración de justicia a erradicar la prevaleciente impunidad en Veracruz.

HONRA Y COMPROMETE … Desde este espacio agradecemos la distinción que nos hizo la Universidad Cristóbal Colón al otorgarnos el premio “"Torrente Viver”, por nuestra trayectoria periodística y académica, esto como parte de las Jornadas de Comunicación, Conecta 2020, de la Escuela de Comunicación, Diseño Gráfico y Publicidad de la Universidad Cristóbal Colón. Gracias por tan honroso reconocimiento, que estimula y compromete. El maestro y amigo Constantino Ventura Arrezola, jefe del área académica de Comunicación de ese plantel educativo, fue quien nos hizo entrega de este reconocimiento que firma el doctor y padre José Manuel Asun Jordán, rector de la Universidad Cristóbal Colón.

guadalupehmar@yahoo.com

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 13 de enero de 2021

Arrevesados

Guadalupe H

viernes 08 de enero de 2021

Feminicidios

Guadalupe H

jueves 17 de diciembre de 2020

Abatir la inmunidad

Guadalupe H

jueves 03 de diciembre de 2020

No a la necedad

Guadalupe H

jueves 26 de noviembre de 2020

Todo por encimita

Guadalupe H

viernes 20 de noviembre de 2020

Así nos ven...

Guadalupe H

viernes 13 de noviembre de 2020

Discurso oficial

Guadalupe H

viernes 06 de noviembre de 2020

Basta de tanta muerte

Guadalupe H

jueves 29 de octubre de 2020

Ver hacia Europa

Guadalupe H

viernes 23 de octubre de 2020

En bajo perfil

Guadalupe H

Cargar Más