/ jueves 27 de febrero de 2020

Robles: justicia, no venganza

No pedimos impunidad, tampoco perdón ni clemencia sino un proceso justo, imparcial, apegado estrictamente a Derecho, sin venganza", dice Mariana Moguel Robles.

Esto en defensa de su madre Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedesol y Sedatu en el sexenio anterior, quien en agosto pasado fue recluida en Santa Martha Acatitla pese a que el delito que se le imputa, "ejercicio indebido del servicio público", por su presunta omisión en la llamada "Estafa maestra" que desvió alrededor de 7 mil de millones de pesos en ambas Secretarías de Estado, legalmente no amerita prisión preventiva oficiosa.

La exdiputada local y exdirigente priista capitalina estuvo ayer en Xalapa para informar sobre el cúmulo de agravios e irregularidades que hasta ahora se siguen cometiendo burdamente, violentando las garantías individuales y derechos humanos de la exJefa de Gobierno de la Ciudad de México, cuyos abogados combaten la arbitraria reclusión para que la experredista siga el proceso penal en libertad.

Con Veracruz, ya son 13 entidades que hasta el momento Mariana Moguel visita para informar detalladamente del polémico caso de su mamá, a la que, precisó, sólo se le acusa de ser omisa, "no por otro tipo de delitos como enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, desvío de recursos."

Inclusive refiere que la propia Secretaría de la Función Pública, que violentando los derechos fundamentales de Robles decidió inhabilitarla por un periodo de 10 años para ejercer un cargo en el servicio público --cuya sanción se basó en una cuenta bancaria por 2 mil pesos que presuntamente la exsecretaria no reportó en su declaración patrimonial--, determinó en dicha resolución de 10 de septiembre de 2019, dictada en el expediente 000064/2018, que la situación económica de Rosario no tiene irregularidades.

Además, Mariana considera que "es de gran notoriedad" que el periodista Manu Ureste, de Animal Político, autor del reportaje que destapó este millonario desvío de recursos en la Sedesol y Sedatu durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, "diga que 'la Estafa Maestra no es Rosario Robles y mucho menos que fuera ella quien sustrajera 7 mil millones de pesos del erario'."

La hija de Robles argumenta a favor de su madre que en vez de evadir la acción de la justicia, ella decidió dar la cara y comparecer ante la ley para responder por lo que arbitrariamente se le imputa.

Revela que el 29 de julio de 2019, cuando vacacionaba por Florencia, Italia, se enteró a través de la prensa mexicana que había sido notificada para presentarse diez días después a una audiencia ante el Juez de Control del Reclusorio Sur, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien debió excusarse de llevar este proceso por ser sobrino de la experredista Dolores Padierna, actual diputada federal de Morena y esposa de René Bejarano, quienes "se han pronunciado abiertamente como 'enemigos'" de Robles.

No pedimos impunidad, tampoco perdón ni clemencia sino un proceso justo, imparcial, apegado estrictamente a Derecho, sin venganza", dice Mariana Moguel Robles.

Esto en defensa de su madre Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedesol y Sedatu en el sexenio anterior, quien en agosto pasado fue recluida en Santa Martha Acatitla pese a que el delito que se le imputa, "ejercicio indebido del servicio público", por su presunta omisión en la llamada "Estafa maestra" que desvió alrededor de 7 mil de millones de pesos en ambas Secretarías de Estado, legalmente no amerita prisión preventiva oficiosa.

La exdiputada local y exdirigente priista capitalina estuvo ayer en Xalapa para informar sobre el cúmulo de agravios e irregularidades que hasta ahora se siguen cometiendo burdamente, violentando las garantías individuales y derechos humanos de la exJefa de Gobierno de la Ciudad de México, cuyos abogados combaten la arbitraria reclusión para que la experredista siga el proceso penal en libertad.

Con Veracruz, ya son 13 entidades que hasta el momento Mariana Moguel visita para informar detalladamente del polémico caso de su mamá, a la que, precisó, sólo se le acusa de ser omisa, "no por otro tipo de delitos como enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, desvío de recursos."

Inclusive refiere que la propia Secretaría de la Función Pública, que violentando los derechos fundamentales de Robles decidió inhabilitarla por un periodo de 10 años para ejercer un cargo en el servicio público --cuya sanción se basó en una cuenta bancaria por 2 mil pesos que presuntamente la exsecretaria no reportó en su declaración patrimonial--, determinó en dicha resolución de 10 de septiembre de 2019, dictada en el expediente 000064/2018, que la situación económica de Rosario no tiene irregularidades.

Además, Mariana considera que "es de gran notoriedad" que el periodista Manu Ureste, de Animal Político, autor del reportaje que destapó este millonario desvío de recursos en la Sedesol y Sedatu durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, "diga que 'la Estafa Maestra no es Rosario Robles y mucho menos que fuera ella quien sustrajera 7 mil millones de pesos del erario'."

La hija de Robles argumenta a favor de su madre que en vez de evadir la acción de la justicia, ella decidió dar la cara y comparecer ante la ley para responder por lo que arbitrariamente se le imputa.

Revela que el 29 de julio de 2019, cuando vacacionaba por Florencia, Italia, se enteró a través de la prensa mexicana que había sido notificada para presentarse diez días después a una audiencia ante el Juez de Control del Reclusorio Sur, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien debió excusarse de llevar este proceso por ser sobrino de la experredista Dolores Padierna, actual diputada federal de Morena y esposa de René Bejarano, quienes "se han pronunciado abiertamente como 'enemigos'" de Robles.