/ martes 20 de abril de 2021

SETSE: razones para no regresar a aulas

Un gran dolor de cabeza para los partidos políticos, que no se quita ni con el más potente analgésico, lo genera el acomodo de candidaturas, a cargos edilicios, tomando en cuenta la equidad de género.

Lectores de asuntos políticos que en todo están nos hacen esa observación luego de que ayer, en Sumario Político, salió publicado parte de las razones por la que se tuvo que ampliar el plazo para registrar a las planillas que acompañarán a los candidatos a presidentes municipales.

Es cierto que, nos dicen, las rebanadas de los pasteles no alcanzan, pues estos son días en que todo mudo exige posiciones en sus partidos. Y menos alcanzan, nos señalan, porque quienes reparten las rebanadas tienen sus intereses, con miras al 2024, y se quieren quedar con las porciones más gruesas.

Pero independientemente de eso, nos apuntan estos lectores, está el aspecto de que hay que tomar en cuenta la equidad de género, es decir, que las mujeres deben tener aseguradas, en cada partido político, candidaturas a sindicaturas y regidurías que les permitan acceder a los cargos públicos, no en lugares de relleno en las planillas.

Y para lograr eso, nos hacen ver, se necesita una poca de gracia y otra cosita, pues hay que conciliar posiciones con los grupos políticos, con personajes que son importantes, con quienes aportan dinero y con los intereses de quienes están a cargo del corte de las rebanadas. Peroooo. Pero de un tiempo para acá, nos recuerdan, por ley deben ser incluidas mujeres en posiciones ganadoras, de lo contrario las planillas son echadas abajo por las autoridades electorales.

Ya queda muy poco tiempo para armonizar todo lo antes expuesto; el nuevo plazo vence este miércoles.

El SETSE, el aguerrido sindicato magisterial que fundó la maestra Acela Servín Murrieta y que ahora lidera Genovevo Zapot, acaba de enviar una carta al gobernador Cuitláhuac García en la que expone varios puntos:

Uno, con relación a que el próximo retorno a las aulas no será obligatorio, nos indican que el SETSE advierte que esto “…generaría una división de los grupos escolares, ya que implicaría que el docente tuviera que atender de manera presencial y virtual a sus alumnos, impactando con ello al proceso de aprendizaje grupal”.

Agrega el SETSE en su carta que “el proceso de enseñanza aprendizaje que hasta el momento las maestras y los maestros han implementado con sus alumnos, ha permitido una atención homogénea a los escolares, con el otorgamiento de facilidades para que cada alumna y alumno, pueda cumplir con sus deberes escolares”.

El Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación también anota en su carta que “todas las instalaciones educativas requieren de limpieza y de sanitización necesarias para la seguridad de la comunidad escolar; así como de la dotación de material (cloro, sanitizantes, gel antibacterial, termómetros digitales, etc)”.

Un punto más tiene que ver, dice el SETSE, con que “de acuerdo con los informes científicos, la vacuna requiere que pasen de 14 a 21 días, después de la fecha de su aplicación, para que empiece a surtir sus efectos preventivos en cada organismo” y además hace notar que “si las escuelas se reabrieran, existe la alta posibilidad de que la Autoridad Electoral local, quisiera que se utilizaran para la instalación de las casillas…lo que muy seguramente traería la molestia de los padres de familia… e “implicaría que volvieran a limpiar con sanitizantes los espacios educativos”.

Al final, le plantean al Gobernador su intervención, para que el regreso a clases presenciales sea hasta el próximo ciclo escolar de manera homogénea para todos los niveles educativos”.

Un gran dolor de cabeza para los partidos políticos, que no se quita ni con el más potente analgésico, lo genera el acomodo de candidaturas, a cargos edilicios, tomando en cuenta la equidad de género.

Lectores de asuntos políticos que en todo están nos hacen esa observación luego de que ayer, en Sumario Político, salió publicado parte de las razones por la que se tuvo que ampliar el plazo para registrar a las planillas que acompañarán a los candidatos a presidentes municipales.

Es cierto que, nos dicen, las rebanadas de los pasteles no alcanzan, pues estos son días en que todo mudo exige posiciones en sus partidos. Y menos alcanzan, nos señalan, porque quienes reparten las rebanadas tienen sus intereses, con miras al 2024, y se quieren quedar con las porciones más gruesas.

Pero independientemente de eso, nos apuntan estos lectores, está el aspecto de que hay que tomar en cuenta la equidad de género, es decir, que las mujeres deben tener aseguradas, en cada partido político, candidaturas a sindicaturas y regidurías que les permitan acceder a los cargos públicos, no en lugares de relleno en las planillas.

Y para lograr eso, nos hacen ver, se necesita una poca de gracia y otra cosita, pues hay que conciliar posiciones con los grupos políticos, con personajes que son importantes, con quienes aportan dinero y con los intereses de quienes están a cargo del corte de las rebanadas. Peroooo. Pero de un tiempo para acá, nos recuerdan, por ley deben ser incluidas mujeres en posiciones ganadoras, de lo contrario las planillas son echadas abajo por las autoridades electorales.

Ya queda muy poco tiempo para armonizar todo lo antes expuesto; el nuevo plazo vence este miércoles.

El SETSE, el aguerrido sindicato magisterial que fundó la maestra Acela Servín Murrieta y que ahora lidera Genovevo Zapot, acaba de enviar una carta al gobernador Cuitláhuac García en la que expone varios puntos:

Uno, con relación a que el próximo retorno a las aulas no será obligatorio, nos indican que el SETSE advierte que esto “…generaría una división de los grupos escolares, ya que implicaría que el docente tuviera que atender de manera presencial y virtual a sus alumnos, impactando con ello al proceso de aprendizaje grupal”.

Agrega el SETSE en su carta que “el proceso de enseñanza aprendizaje que hasta el momento las maestras y los maestros han implementado con sus alumnos, ha permitido una atención homogénea a los escolares, con el otorgamiento de facilidades para que cada alumna y alumno, pueda cumplir con sus deberes escolares”.

El Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación también anota en su carta que “todas las instalaciones educativas requieren de limpieza y de sanitización necesarias para la seguridad de la comunidad escolar; así como de la dotación de material (cloro, sanitizantes, gel antibacterial, termómetros digitales, etc)”.

Un punto más tiene que ver, dice el SETSE, con que “de acuerdo con los informes científicos, la vacuna requiere que pasen de 14 a 21 días, después de la fecha de su aplicación, para que empiece a surtir sus efectos preventivos en cada organismo” y además hace notar que “si las escuelas se reabrieran, existe la alta posibilidad de que la Autoridad Electoral local, quisiera que se utilizaran para la instalación de las casillas…lo que muy seguramente traería la molestia de los padres de familia… e “implicaría que volvieran a limpiar con sanitizantes los espacios educativos”.

Al final, le plantean al Gobernador su intervención, para que el regreso a clases presenciales sea hasta el próximo ciclo escolar de manera homogénea para todos los niveles educativos”.