/ jueves 19 de diciembre de 2019

Veracruz puerto, en la semipenumbra

PERO SEMIOSCURO... De las incongruencias que se dan en la ciudad de Veracruz, agregue usted amable lector el asunto de las más de 44 mil 500 lámparas led del alumbrado público que se asegura ya cambió la empresa Wardenclyffe Veracruz puerto, SAPI de CV, como parte de su millonario contrato por mucho más que 621 millones de pesos que le otorgó el Ayuntamiento local, con vigencia de 15 años.

Según el director de Servicios Municipales del gobierno de la ciudad de Veracruz, Juan Carlos Torres, la mencionada empresa ya cambió casi el 100% de las lámparas ubicadas en las calles del heroico puerto, sin embargo, la ciudadanía tiene otros datos basados en lo que se ve y, por ende, no se juzga.

Resulta que hay zonas del poniente de la ciudad de Veracruz que aún están a oscuras, que bueno, dirán es el “poquito” que falta para completar el 100% de la sustitución de las antiguas lámparas del alumbrado público.

Es evidente también que las ya instaladas lámparas led carecen de mantenimiento, pues muchas de ellas permanecen encendidas las 24 horas del día, restándoles tiempo de vida útil y consumiendo, aunque sea poca, energía eléctrica.

Por ello y ante la indolencia que caracteriza a la actual administración municipal de la ciudad de Veracruz que preside el yunista —que no panista— Fernando Yunes Márquez, ya va siendo tiempo de que la Legislatura veracruzana, que en su momento aprobó el millonario contrato, sin violentar lo dispuesto en el artículo 115 constitucional, intervenga para que se dé cumplimiento a un contrato que involucra recursos económicos públicos.

Recordemos que desde septiembre de 2017, Ramón Poo Gil, alcalde del municipio de Veracruz, firmó con la naciente empresa Wardenclyffe Veracruz Puerto, SAPI de CV, asociada con Edificaciones SA de CV e IMAN SA de CV, fue bendecida con un contrato por 621.8 millones de pesos, para lo cual el Ayuntamiento local empeñó por los próximos 15 años las participaciones federales que recibirá, esto para la modernización del sistema de alumbrado público de la ciudad, que consta de algo así como 45 mil luminarias.

A más de dos años de ello, insistimos, la ciudad de Veracruz sigue en la semipenumbra, con muchas lámparas apagadas y otras encendidas las 24 horas del día, porque la empresa Wardenclyffe no realiza el mantenimiento de ellas.

Claro, si no hay quién supervise es como si el gato no estuviera y los ratones hicieran de las suyas.

¿Y EL ORFIS?... La recién designada titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, mejor conocido como Orfis, Delia González Cobos, haría bien en revisar este asunto de la empresa Wardenclyffe Veracruz Puerto, SAPI de CV, pues su antecesor hizo una serie de observaciones respecto a la supuesta licitación del “Proyecto de Eficiencia Energética y Modernización del Servicio de Alumbrado Público en el municipio de Veracruz, Veracruz”, sin que informara a los veracruzanos si fueron solventadas o si se interpusieron demandas al tenerse la certeza de supuestos malos manejos en ese contrato.

Cierto, el debido proceso le impide al Orfis dar detalles de este millonario contrato, pero si podría al menos advertir que se sigue el proceso de indagación o que por el contrario ya se cerró, para no quedarnos con el pendiente.

LA ÚLTIMA Y… Por cierto, cuánto tiempo más estará cerrada al público en general la Biblioteca Pública Municipal de la ciudad de Veracruz, la cual fue cerrada en el periodo de Ramón Poo Gil para ser remodelada, sin embargo, es la hora de que el actual alcalde, Fernando Yunes Márquez, no la abre al público, pero los trabajadores están ahí, la abren solo para ingresar a su espacio laboral pero no dan servicio a los usuarios que necesitamos ese espacio para la lectura e investigación.

guadalupehmar@yahoo.com

Twitter: @guadalupehmar

PERO SEMIOSCURO... De las incongruencias que se dan en la ciudad de Veracruz, agregue usted amable lector el asunto de las más de 44 mil 500 lámparas led del alumbrado público que se asegura ya cambió la empresa Wardenclyffe Veracruz puerto, SAPI de CV, como parte de su millonario contrato por mucho más que 621 millones de pesos que le otorgó el Ayuntamiento local, con vigencia de 15 años.

Según el director de Servicios Municipales del gobierno de la ciudad de Veracruz, Juan Carlos Torres, la mencionada empresa ya cambió casi el 100% de las lámparas ubicadas en las calles del heroico puerto, sin embargo, la ciudadanía tiene otros datos basados en lo que se ve y, por ende, no se juzga.

Resulta que hay zonas del poniente de la ciudad de Veracruz que aún están a oscuras, que bueno, dirán es el “poquito” que falta para completar el 100% de la sustitución de las antiguas lámparas del alumbrado público.

Es evidente también que las ya instaladas lámparas led carecen de mantenimiento, pues muchas de ellas permanecen encendidas las 24 horas del día, restándoles tiempo de vida útil y consumiendo, aunque sea poca, energía eléctrica.

Por ello y ante la indolencia que caracteriza a la actual administración municipal de la ciudad de Veracruz que preside el yunista —que no panista— Fernando Yunes Márquez, ya va siendo tiempo de que la Legislatura veracruzana, que en su momento aprobó el millonario contrato, sin violentar lo dispuesto en el artículo 115 constitucional, intervenga para que se dé cumplimiento a un contrato que involucra recursos económicos públicos.

Recordemos que desde septiembre de 2017, Ramón Poo Gil, alcalde del municipio de Veracruz, firmó con la naciente empresa Wardenclyffe Veracruz Puerto, SAPI de CV, asociada con Edificaciones SA de CV e IMAN SA de CV, fue bendecida con un contrato por 621.8 millones de pesos, para lo cual el Ayuntamiento local empeñó por los próximos 15 años las participaciones federales que recibirá, esto para la modernización del sistema de alumbrado público de la ciudad, que consta de algo así como 45 mil luminarias.

A más de dos años de ello, insistimos, la ciudad de Veracruz sigue en la semipenumbra, con muchas lámparas apagadas y otras encendidas las 24 horas del día, porque la empresa Wardenclyffe no realiza el mantenimiento de ellas.

Claro, si no hay quién supervise es como si el gato no estuviera y los ratones hicieran de las suyas.

¿Y EL ORFIS?... La recién designada titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, mejor conocido como Orfis, Delia González Cobos, haría bien en revisar este asunto de la empresa Wardenclyffe Veracruz Puerto, SAPI de CV, pues su antecesor hizo una serie de observaciones respecto a la supuesta licitación del “Proyecto de Eficiencia Energética y Modernización del Servicio de Alumbrado Público en el municipio de Veracruz, Veracruz”, sin que informara a los veracruzanos si fueron solventadas o si se interpusieron demandas al tenerse la certeza de supuestos malos manejos en ese contrato.

Cierto, el debido proceso le impide al Orfis dar detalles de este millonario contrato, pero si podría al menos advertir que se sigue el proceso de indagación o que por el contrario ya se cerró, para no quedarnos con el pendiente.

LA ÚLTIMA Y… Por cierto, cuánto tiempo más estará cerrada al público en general la Biblioteca Pública Municipal de la ciudad de Veracruz, la cual fue cerrada en el periodo de Ramón Poo Gil para ser remodelada, sin embargo, es la hora de que el actual alcalde, Fernando Yunes Márquez, no la abre al público, pero los trabajadores están ahí, la abren solo para ingresar a su espacio laboral pero no dan servicio a los usuarios que necesitamos ese espacio para la lectura e investigación.

guadalupehmar@yahoo.com

Twitter: @guadalupehmar

viernes 14 de febrero de 2020

Ni una agresión sin respuesta

domingo 09 de febrero de 2020

Yunes y las cifras sobre delincuencia

jueves 06 de febrero de 2020

Nos la veremos negras este año

martes 04 de febrero de 2020

Desconfianza

viernes 24 de enero de 2020

La derivación y el temple

jueves 16 de enero de 2020

Los riesgos en calles de Boca del Río

martes 07 de enero de 2020

Cargado

domingo 22 de diciembre de 2019

Chambistas

jueves 19 de diciembre de 2019

Veracruz puerto, en la semipenumbra

Cargar Más